Registro gratuito

Un repaso a la historia del Malibú
Un repaso a la historia del Malibú

OTRO BUEN CLÁSICO

Un repaso a la historia del Malibú

Donde y como inició la era del Chevrolet Malibú, otro modelo que no pasa de moda.

MARIO TIXCE - 17 OCTUBRE 2016 09:28

Algunos tuvimos la dicha de decir "mi papa tuvo uno" y otros pudieron comprar algunos, exhibirlo y disfrutarlo al máximo por su vecindario o exprimir esos extra de caballos de potencia con los que contaba un SS con motor ocho cilindros, descapotable, en camioneta o simplemente en versión cupé; muchas generaciones han conocido los famosos Malibú e incluso muchos crearon clubes alegóricos a este simpático vehículo familiar y deportivo en muchas ocasiones.

Todo comenzó en el seno de Chevrolet, por aquella famosa década hippy que marcó el principio de los años 60. ¿Quién no recuerda el famoso Chevelle Malibú? Este vehículo fue el primero que dio paso a la creación del famoso modelo americano. La división de Chevrolet, a saber General Motors se encargó de construir y sacar al mercado el Chevelle Malibú, y es importante destacar que su nombre precisamente se baso por las famosas playas de Malibú ubicadas en California, Estados Unidos.

El 26 de septiembre de 1963 la General Motors anunció el lanzamiento del Malibú que luego fue bautizado por todos sus simpatizantes como Chevelle Malibú. Este vehículo fue uno de los más elegantes para la época y además fue uno de los modelos medianos de la Chevrolet ya que antes de él predominaban los modelos Impala. Chevy Nova, Corvette entre otros. El Chevelle Malibú inmediatamente si hizo muy popular entre la gente, y llamaban la atención algunas novedades como la suspensión delantera con muelle helicoidal, sus acabados de lujo, su carrocería resistente y su nivel de potencia.

En su primer año de creación, este modelo alcanzo un aproximado de 76.800 unidades producidas y un año después alcanzo la increíble cantidad de 72.500 unidades. Definitivamente Chevrolet la saco de Home Run con la creación de este simpático modelo muy aceptado por la mayoría de quienes vivieron en esa gloriosa época.

Un repaso a la historia del Malibú

Cambio de imagen, más agresivo

Para el año 1966 Chevrolet decidió que era el momento de realizar un cambio de look en el conocido Malibú con el interés de aumentar sus ventas. El público del momento se dejaba llevar por los vehículos deportivos, y precisamente Ford con el modelo Mustang estaba un paso adelante. Es por ello que General Motors decidió diseñar el modelo denominado Malibú SS y el Malibú SS 396 cuyo aspecto era agresivo, juvenil, revolucionario y muy aventurero. Entre los aspectos más importantes de este cambio profundo encontramos que se rediseñaron ciertas piezas en la carrocería, como el techo, los parachoques, las tomas de aire en el capó, sus ventanillas y algunos detalles en el interior del coche. De nuevo, Chevrolet dio otro gran golpe de suerte al vender un número muy importante de carros de aproximadamente 72.272 unidades, nada mal para un modelo que prometía continuar escalando posiciones y ganando espacios entre las personas de aquellos días, sobre todo por su precio accesible.

Un repaso a la historia del Malibú

En 1970 el modelo Chevelle dio otro cambió radical, pasando a ser mucho mas potente y sobre todo más deportivo. Entre los cambios más radicales encontramos el techo y la figura del nuevo modelo, tipo "FastBack" con la trompa mas estirada y con la maleta recortada. Por detrás se definió como curvilíneo, y salieron modelos de dos y cuatro puertas. Sin embargo, a pesar de este magnifico rediseño, las ventas del Malibú cayeron drásticamente y solo se lograron vender unos 57.600 modelos en el mundo. Un año después las ventas continuaron en picada al registrarse ventas de 53.600 unidades, el peor registro desde que nació el sedan, a principios de la década de los sesenta. Esto obligó a General Motors a detener la producción de SS en el año 1972.

Inicio de otra era

Luego de la debacle provocada por las pérdidas del SS, el 1973 la automotriz americana decidió sacar al mercado una nueva línea llamada "Laguna". En esta oportunidad se dio libertad a los inversionistas para contar con res modelos distintos de esta línea, el tope de gama, el gama media y la versión más básica. En el año 1974 fue presentado oficialmente el Malibú Classic que llegó para sustituir definitivamente a la línea Laguna. El año de 1978 fue muy importante para Chevrolet y para este modelo que venía desarrollándose desde la década de los sesenta ya que se decidió quitar de todos los vehículos el nombre "Chevelle" y sustituirlo finalmente por el único nombre de Malibú.

Un repaso a la historia del Malibú

Desde 1978 a 1983 la versión SS no estaba disponible, salvo en un modelo extraño que estrenaron con forma de Pickup, el Malibú El Camino. Para la década de los 80 el Malibú versión sedan tomo fuerza y vino a ser una versión rejuvenecida de este modelo, incluso se prepararon algunos vehículos para la policía nacional y el propio gobierno iraquí solicitó algunos modelos para usarlos en las fuerzas del orden público. Un año después, el modelo Malibú Classic dejó de producirse dejando solamente las versiones de cuatro puertas y la rural. Luego de este incidente, en 1983 Malibú dejó de producirse y dio paso a un nuevo vehículo, el Chevrolet Celebrity. Con todo, la versión más extraña, "El Camino" continuó hasta finales de 1987.

Un repaso a la historia del Malibú

La pausa prolongada del Malibú llego hasta 1997 cuando chevrolet lanzo un nuevo modelo con dos versiones de motores diferentes, de 2.4 litros y de V6, 3.1 litros de cilindrada, ambos con tracción delantera y llevándose el galardón del vehículo de año por la Motor Trend Magazine; este coche daba inicio a la quinta generación de estos modelos. En el 2000 se introdujeron algunas mejoras en el motor, ya que se presentó uno nuevo de 170 caballos de fuerza que sustituyo al antiguo V6 e incluso se elimino aquella versión 2.4 litros, pero por poco tiempo ya que regresaría para el 2004.

Un repaso a la historia del Malibú

Sexta era y actualidad

El año 2004 dio inicio a la sexta era del Malibú con dos nuevos modelos, el Malibú Maxx y el Malibú a secas. Estos cerros contaron con una nueva plataforma tecnológica, una alianza entre Chevrolet y el grupo Fiat llamada Épsilon. Hay Que destacar que estos modelos se vendían por un buen precio en el mercado y contaban con algunas comodidades, sobre todo para realizar viajes de larga distancia, por lo que los futuros compradores se decidían sin pensarlo mucho. En el 2008 Chevrolet presentó una versión totalmente renovada, de acorde a modelos como el Cruze. Los nuevos modelos contaron con dos versiones de motores distintas, el V6 LZ9 de 3. Litros, y la versión de 2.4 litros pero con tecnología Ecotec.

Un repaso a la historia del Malibú

Desde el 2013 hasta la actualidad, Malibú nos sorprendió con un último modelo que contó con una gran cantidad de características técnicas, para hace más llevadero el conducir diario. El interior del último modelo es refinado y confortable; entre sus características más renombradas nos presentó una columna central con pantalla táctil a todo color de siete pulgadas. El panel de instrumentos sigue una línea hasta integrarse en las puertas, mientras que las cubiertas de los indicadores son similares a los del Camaro. Este último modelo ofrece un metro de espacio a la altura de la cabeza y 1,07 para piernas. El maletero tiene una capacidad de 545 litros que se amplían al abatir los asientos traseros.

Un repaso a la historia del Malibú

El último modelo hasta la actualidad cuenta con climatizador, faros halógenos, equipo de sonido con mandos en el volante y nueve altavoces, navegador con pantalla táctil a color, llantas Aleación de 17 pulgadas, retrovisores eléctricos, térmicos y plegables, bluetooth, luces diurnas, elevalunas en las cuatro puertas, asiento del conductor con ajustes electrónicos, faros antiniebla delanteros e indicador de la presión de los neumáticos. Para culminar es bueno recalcar que el Malibú está presente en casi cien países de Latinoamérica y del mundo gracias a su aceptación y simpatía.

Un repaso a la historia del Malibú

Por lo visto, los clásicos nunca mueren, al contrario, con el pasar de los años se revalorizan y toman un segundo aire que les obliga a evolucionar y a mejorar todos sus servicios. La historia no miente, el Malibú es otro de aquellos modelos que se negó morir con el pasar de los años.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS