Registro gratuito

El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto
El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto

PEQUEÑO RABIOSO

El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto

Con la llegada de la nueva gama, queríamos conocer de cerca a la versión más picante del Polo, cuyo apellido hace vibrar a miles de personas.

El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto

Hace tan solo unos días, Volkswagen nos mostraba la renovación de su exitoso Polo, un lavado de cara que llegará para seguir vigente un tiempo más en los concesionarios.

Por ello, recientemente, y gracias a la colaboración de nuestros amigos de Centrowagen, pudimos tener la oportunidad de acercarnos al Polo, pero no a un Polo cualquiera, sino a la versión más picante de la gama (sin llegar al exclusivo WRC). Ante todos vosotros, os presento al Polo GTI.

Como todo el mundo sabe, la versión más picante, divertida y juguetona del Volkswagen Polo se camufla bajo tres letras que, desde sus inicios, levantan pasiones y juntan a un gran numero de aficionados y adictos a las versiones picantes de Volkswagen.

El corazón del pequeño GTI es nada menos que un 1.4 TSI de 180 CV, capaz de revolucionarse hasta cerca de las 7.000 R.P.M para ofrecernos todo su potencial. Cuenta con un par máximo de 250 Nm constante entre las 2.000 y las 4.500 R.P.M.

Con estas cifras, y ayudado de un cambio DSG de 7 velocidades, descubrimos que es capaz de realizar un 0 a 100 (según los datos oficiales) de solo 6,9 segundos, alcanzando de máxima los 229 Km/h.

El consumo del Volkswagen Polo GTI sorprende por lo bajo que es. En un recorrido interurbano, Volkswagen habla de cifras que rondan los 5,1 litros a los 100. Para que te hagas una pequeña idea, si comparamos al 1.2 TSI de 105 CV, este consume solo 0,7 litros menos en el mismo recorrido interurbano.

Pero, dejemos las cifras y datos aparcadas a un lado, para retomarlos más adelante. Un GTI es mucho más que eso, aunque esto no quiere decir que sin su mecánica, un GTI seguiría siendo un GTI. Antes de pasar a su interior, pasemos a valorar cada detalle de su exterior.

El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto

En su carrocería, encontramos discreción, que rompen detalles como los anagramas GTI y las características llantas Detroit. Sin estos, para muchos, pasaría a su lado como si de un Polo "normal se tratase", pero para los no tan profanos del modelo, unos paragolpes específicos, un embellecedor en los estribos y un alerón le ayudarán a delatarlo.

Pasando a esta unidad en concreto, quiero destacar la perfecta combinación que, según mi opinión, hacen el techo panorámico y el llamativo Rojo Flash que baña la carrocería. El techo panorámico, por supuesto, es eléctrico, lo que ayudará a que en las soleadas rutas de carretera no echemos de menos un cabrio.

Abro la puerta y allí me espera para acogerme unos asientos deportivos forrados en una perfecta combinación de piel y alcántara. Una vez acomodado descubro un volante achatado por la parte baja, tapizado en cuero y con unas vistosas costuras rojas que lo realzan. Tras él se oculta un marcador que, a mi gusto, es demasiado sencillo, tratándose de la versión que es.

La calidad de su interior siempre se ha caracterizado por ser de las mejores dentro del segmento de los utilitarios, y en el GTI no iba a ser menos. Unos guarnecidos mullidos y de tacto agradable revisten el tablero de abordo y tablero de puerta.

Quizá uno de los detalles que le fallan al Polo para contar con un interior de 10, es que el apoyacodos necesita ser levantado para accionar el freno de mano. Es un detalle que carece de importancia, pero creo que merece ser mencionado.

Pasando a la parte posterior, encontramos con un acceso típico de cualquier tres puestas: nada ergonómico. Además, cuenta con un espacio algo justo, pese a ello, la baqueta es bastante confortable.

El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto

Una de las cosas que más me gusta valorar de cualquier coche, es la cantidad y calidad de los huecos portaobjetos de los modelos sometidos "a examen", y en el Volkswagen Polo no iba a ser menos. Además de los típicos de puertas, guantera y consola central, bajo los asientos delanteros encontramos unas amplias bandejas, además de las típicas bolsas porta-revistas situadas en la parte posterior del respaldo de los asientos delanteros.

Equipamiento muy completo

Pasamos a echar un ojo a la gran lista de equipamiento, donde el Polo más radical de todos no ha querido prescindir de absolutamente nada: Faros dobles de xenón, retrovisores exteriores con regulación eléctrica y plegado automático, diferencial XDS, cambio DSG de 7 velocidades, sensor de lluvia, tren de rodaje deportivo, que rebaja la altura d ella suspensión en -15 mm, Radio RCD 510 con 6 altavoces, indicador de presión de neumáticos, climatronic,... Mientras que, entre los opcionales, encontramos extras como el techo panorámico, asientos deportivos con acabado en alcántara, además de las llantas diseño "Detroit".

Pero todo esto tiene un precio, y sinceramente, considero que el de este Polo GTI no es demasiado elevado. Tienes la posibilidad de llevarte una sonrisa de oreja a oreja por unos 24.730 euros, precio fijado para esta unidad y con estos extras. Bien es cierto que a ese precio tenemos modelos de segmentos superiores y quizá más modernos y dando como resultado una compra más racional pero, yo te hago una pregunta, ¿en un puerto de montaña, sembrado de curvas, también te dibujará una sonrisa como lo puede hacer el Polo GTI?

Aunque si miramos modelos de su mismo segmento, e igual de picantes, podemos encontrar otros utilitarios, es más, sin salirnos de Volkswagen, podemos acceder a un Seat Ibiza SC Cupra con la misma mecánica desde 18.800 euros, el cual te hará disfrutar igual que el Polo GTI.

Llegados a este punto, solo puedo decir que la compra de un Volkswagen Polo GTI no se puede hacer desde el lado racional, sino pasional. Pero eso no es malo, porque estarás comprando con el factor emocional.

El Volkswagen Polo GTI a examen en nuestra toma de contacto

Agradecimientos al concesionario oficial Centrowagen (Don Benito, Badajoz) por permitirnos esta toma de contacto

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS