Registro gratuito

Mortara se lleva la victoria en Zandvoort
Mortara se lleva la victoria en Zandvoort

DTM 2012

Mortara se lleva la victoria en Zandvoort

El piloto italiano finiquita un fin de semana perfencto en la pista holandesa. Roberto Merhi se quedó a las puertas de los puntos.

Mortara se lleva la victoria en Zandvoort

Edoardo Mortara ha conseguido hoy su segunda victoria de la temporada, tras completar una gran carrera en Zandvoort. La prueba se vio afectada por las cambiantes condiciones meteorológicas, que provocaron resultados inesperados para algunos favoritos.

Las sorpresas comenzaron pronto cuando el poleman Timo Scheider se quedó clavado en la salida. Milagrosamente, fue evitado por el resto del pelotón, hasta que consiguió iniciar la marcha, estando ya muy retrasado.

Miguel Molina, que partía decimotercero, tuvo un toque en frenada con Robert Wickens que le llevó a realizar un trompo, quedándose enterrado en la escapatoria de la primera curva, siendo incapaz de reanudar la marcha y viendo como su carrera se terminaba cuando apenas había empezado. Por su parte, Roberto Merhi, que también salía desde la séptima línea, perdía posiciones en la salida, quedándose muy rezagado.

Robert Wickens, con el coche muy dañado, se veía obligado a abandonar. Vietoris entraba en a boxes con daños irreparables, y Rahel Frey, la heroína de hace una semana, también se retiraba. Mike Rockenfeller era líder, seguido de Mortara, Alburquerque, Ekstrom, Gary Paffett y Jamie Green, Spengler era undécimo y Merhi era decimosexto.

La carrera se relanzaba en la cuarta vuelta, en la que Green adelantaba a Paffett y Merhi también ganaba una posición. Ekstrom superaba a Alburquerque. En la siguiente vuelta, un muy inspirado Adrien Tambay adelataba a Paffett, que veía al vigente campeón, Martin Tomczyk, acercarse peligrosamente.

Timo Scheider se veía obligado a entrar a boxes con severos daños en su capó delantero, y sus mecánicos lo reemplazaban rápidamente. Sin embargo, al llegar a la recta principal, el capó se doblaba, impidiendo la visión del piloto, que se veía obligado a abandonar, dejando su Audi A5 DTM en la salida de boxes.

Esto provocaba la segunda salida del Safety Car. Durante esta neutralización, el pelotón estaba obligado a pasar por el pitlane, ya que había una máquina limpiando el asfalto en la recta principal.

La carrera se relanzaba de forma definitiva en la vuelta 10, tiempo que Paffett aprovechaba para superar a Alburquerque.

En la undécima vuelta, se abría la ventana para las paradas obligatorias, y Mortara, Ekstrom, Paffett, Tambay y Tomczyk realizaban su primer cambio. En la siguiente vuelta, eran Green, Alburquerque y Spengler quienes pasaban por boxes, mientras que Rockenfeller, Farfus y Ralf Schumacher lo hacían en la decimotercera.

Una vuelta más tarde, Tomczyk superaba a Tambay, y Paffett hacía lo propio con Ekstrom. Cuando David Coulthard entró a realizar su cambio de ruedas, sus mecánicos tuvieron problemas con la trasera derecha, cuya tuerca se resistía a ser apretada. Aún así, tras una interminable parada, el británico lograba volver a la pista, si bien hacía lo propio estando muy retrasado.

En la decimonovena vuelta, Dirk Werner inauguraba la segunda ronda de paradas, y se veía imitado por Ekstrom. Los líderes siguieron sin problemas. Cuando Paffett volvía a la pista tras su segunda parada, veía como había perdido la posición con Ekstrom.

Cinco vueltas más tarde, Roberto Merhi quedaba como líder provisional al ser el único piloto que no había realizado su segunda parada. Mientras tanto, Paffett se veía acosado por Tomczyk, e intentaba ganarle la posición a Ekstrom con una maniobra por el exterior de la primera curva, que no tenía éxito.

Vuelve la lluvia

En la vigesimoséptima vuelta, la lluvia volvía a aparecer, si bien todos los pilotos optaron por la cautela y se quedaron con los slicks montados en la segunda parada obligatoria. Los tiempos empeoraron más de quince segundos por vuelta.

Mortara se lleva la victoria en Zandvoort

Jamie Green lograba a delantar a Bruno Spengler, y Martin Tomczyk se pasaba de frenada en la primera curva, que estaba muy mojada, y se llevaba por delante a Gary Paffett en lo que fue un incidente de carrera. Esto provocó que el británico hiciera un trompo, quedándose en el medio de la pista, y perdiendo muchas posiciones. Por su parte, el vigente campeón del mundo se veía obligado al abandono por los daños en la suspensión delantera izquierda derivados del accidente.

Alburquerque, que seguía teniendo problemas, también se salía por la grava de la primera curva.

En la vuelta trigésima Mortara iniciaba su acoso a Rockenfeller, que había visto su ventaja reducida ostensiblemente. No en vano, el italiano lograba el adelantamiento en la siguiente vuelta, haciéndose con un liderato que no perdería ya hasta el fin de la carrera.

Con el tiempo máximo de carrera acercándose peligrosamente, Paffett empezaba a recuperar posiciones, adelantando a Farfus y Werner en la trigésimonovena vuelta, y logrando superar sin problemas a Ralf Schumacher en el siguiente giro.

A final, Farfus acosaba a Ralf, duelo que se saldaba con Werner como gran beneficiado, al conseguir recuperar las dos posiciones.

Mortara se lleva la victoria en Zandvoort

La victoria era para un sólido Edoardo Mortara, seguido por Mike Rockenfeller, Mattias Ekstrom, Jamie Green, Adrien Tambay, Bruno Spengler, Gary Paffett, Dirk Wewrner, Augusto Farfus y Ralf Schumacher.

Roberto Merhi hacía su mejor carrera de la temporada para ser undécimo, a poco menos de tres décimas de segundo de su predecesor.

Tras esta prueba, Gary Paffett sigue dominando la tabla del campeonato, con 109 puntos, seguido de su compañero Jamie Green con 93. Spengler es tercero con 91 mientras que Mortara, con 74, es el primer Audi.

La siguiente carrera tendrá lugar en el circuito alemán de Oschersleben, el 15 y 16 de septiembre.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS