Registro gratuito

Epsilon Euskadi desaparece
Epsilon Euskadi desaparece

CIERRAN SUS PUERTAS

Epsilon Euskadi desaparece

La empresa vasca se ve obligada a cerrar sus puertas debido a las cuantiosas deudas que tiene con las cajas de ahorro que financiaron su proyecto.

Epsilon Euskadi desaparece

Epsilon Euskadi, la gran apuesta por situar al País Vasco en la vanguardia tecnológica del automovilismo deportivo, ya es pasado.

Joan Villadelprat, responsable de la empresa, se ha visto obligado a solicitar el concurso de acreedores y en consecuencia la suspensión de pagos a sus empleados, al no poder hacer frente a las deudas millonarias que tiene con las cajas de ahorros que le hicieron préstamos para sacar adelante el proyecto.

El veredicto es claro: "Ha llegado la hora de que los propietarios afronten una salida ordenada". La empresa ha solicitado un ERE de extinción colectiva de los contratos de trabajo de la totalidad de los integrantes de la plantilla de la sociedad, una treintena de personas.

Buscaron ser los mejores en todo

Recordemos que la empresa recibió desde su nacimiento ingresos por valor de unos 50 millones de euros en ayudas institucionales para hacer frente a un proyecto de tal magnitud.

El equipo Epsilon llevó a Robert Kubica al título en las World Series by Renault de 2005, y consiguieron el de Formula Renault 2.0 de 2009 a cargo de Albert Costa. Ambos acompañados de los respectivos Campeonatos de Constructores.

En 2011, la escudería terminó cuarta en el campeonato de escuderías, casi todos sus puntos los logró Albert Costa, quien logró la única victoria de la temporada en la última carrera de la temporada.

Uno de los logros que también quedarán para siempre es el del primer coche cien por cien español en las 24 Horas de Le Mans de 2008 con un LMP1 bautizado como EE1.

Epsilon Euskadi desaparece

Una inversión tan grande, sustentada sólo por dinero público y sin tener un apoyo por parte de algún patrocinador detrás, fueron probablemente el inicio de este desastre que ahora vive la empresa.

En 2008 se marcharon al Parque Tecnológico de Miñano a unas instalaciones que ya quisieran tener muchos equipos de Fórmula 1 y que cuentan con un túnel del viento envidiable. Se buscaba dar un salto para seguir mejorando y ese era el camino. La inversión fue potente y llegó de nuevo gracias a capital público y a varios créditos bancarios.

Se esfumó el sueño de la Fórmula 1

Aunque la realidad fue otra, en 2010 estuvieron a punto de entrar en la máxima categoría, la Fórmula 1; y es que lo tenían todo: el dinero necesario y el proyecto avanzado, pero ganaron la partida equipos como: Lotus Racing, Virgin o Campos Meta (Ahora HRT).

En 2011 volvieron a intentarlo, pero esta vez no tenían el capital necesario, por lo que tampoco afectó demasiado, aunque sí que quedó esa espina de que quizás haber entrado en el Gran Circo hubiese podido cambiar el rumbo de las cosas.

Epsilon Euskadi desaparece

La gran inversión para desarrollar monoplazas competitivos, participar en su día en Le Mans y diseñar un monoplaza de Fórmula 1 de cara a 2010 y 2011 han arruinado a la empresa.

El resultado ha sido una deuda muy importante, sobre todo con Caja Vital y Kutxa, que hicieron frente a muchos de los créditos para sostener el proyecto y que en un principio consiguieron salvar gracias a un grupo de socios inversores: Phil Payne, Imanol Zubikarai y Claudio Corradini. Las siglas de estos salvadores, unidas a la E de Euskadi, han dado como resultado EPIC.

En 2011, con Albert Costa, se hicieron las cosas bien en las World Series, pero la cruda realidad es que las deudas de la empresa vasca y el consecuente cierre, hacen que desaparezca el equipo EPIC al completo y un sueño con mucho esfuerzo detrás.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS