Registro gratuito

Jolyon Palmer gana una épica carrera en Mónaco
Jolyon Palmer gana una épica carrera en Mónaco

GP2 SERIES

Jolyon Palmer gana una épica carrera en Mónaco

Una bandera roja pone patas arriba la carrera en un momento clave. Canamasas roza el podio acabando 5º.

Jolyon Palmer gana una épica carrera en Mónaco

Surrealista, emocionante y digna de los libros de historia. Va a ser difícil describir hecho por hecho lo que ha sucedido en Monte-Carlo en la primera carrera de GP2. Lo ha tenido todo. Accidentes, estrategias arriesgadas, adelantamientos, una bandera roja y, lo que nunca falta, un ganador.

Jolyon Palmer ha resistido los ataques finales de Mitch Evans y Felipe Nasr con el temple típico de los británicos. Durante toda la carrera ha tenido trabajo pese a que si sólo se miran los resultados puede parecer que haya habido más o menos tranquilidad en la parte alta de la clasificación.

La bandera roja rebelde

La salida ha sido, curiosamente, sin incidentes. Mitch Evans, quien había montado superblandos para un stint inicial demoledor. Casi le sale la jugada, pero el coche de seguridad causado por el Hilmer de Facundo Regalia le ha cortado las alas al neozelandés... momentáneamente.

En la resalida, Evans no ha podido mantener el vuelta a vuelta y Jolyon Palmer le rebasaba de forma espectacular en Mirabeau. Y se fue el británico de DAMS. Aprovechando el tapón que Evans creaba sobre Richelmi, Palmer abría un buen colchón. En esa alternancia de liderato por detrás se gestaba parte del top-10 en el día de hoy. Felipe Nasr, Arthur Pic, Sergio Canamasas, René Binder y Takuya Izawa completaban su parada reglamentaria, colocando unos neumáticos blandos que les darían vida.

Tras esas paradas la cosa por delante seguía igual hasta que los dos Arden y el Trident de Canamasas entraban en paralelo en Loews. Una locura. Negrao trompea, calando el coche y provocando un atasco monumental. Por fuera Canamasas se libra y consigue pasar, pero no el pelotón que forma un pequeño atasco provocando que se suspendiera la prueba momentáneamente. Y en el túnel pasaron cosas.

¡Richelmi se queda tirado! ¡Y De Jong, Rossi...! Sorpresa en parte, pues debido a la bandera roja mantienen las posiciones pero quedó en suspense la llegada de estos pilotos a la parrilla. Durante el periodo de bandera roja se pudo cambiar de neumáticos, pero no contaba como parada reglamentaria. Eso dejaba a Felipe Nasr, Sergio Canamasas y a René Binder en posición de luchar por la victoria. Y la carrera tenía una perspectiva totalmente diferente.

Coletti el bravo

Con Richelmi en posición de podio pero amenazada por los pilotos que ya habían realizado su parada obligatoria, Stefano Coletti era el otro piloto monegasco con opciones, aunque también con ese gran asterisco cerniéndose sobre su carrera. El de Racing Engineering quiere recuperar el buen hacer de 2013 -en las primeras carreras- y Mónaco es un buen lugar para redimirse.

En el momento de la resalida tras el coche de seguridad había dos grupos. En el delantero estaban los que necesitaban tirar del carro, como Palmer. El de DAMS encendió la mecha y unió giros explosivos que le brindaban un bonito colchón de cara a la cada vez más cercana parada en boxes... ¡Julián Leal al muro! ¡Coche de seguridad! La carrera daba otro giro inesperado. La diferencia entre Nasr (líder de los que ya habían parado) y Palmer rondaba los veintiseis segundos. El delta time ayudó al de DAMS, pues el bajón de tiempos por precaución le otorgó el liderato provisional de la prueba.

Jolyon Palmer gana una épica carrera en Mónaco

Tras el caos de las paradas Stoffel Vandoorne lideraba -sin detenerse aún- por delante de Palmer, Simon Trummer -sin parar también-, Mitch Evans y Felipe Nasr. Stefano Coletti estaba justo detrás de Canamasas. El de Racing Engineering tenía neumáticos superblandos listos para arrasar con el grupo. Y madre mía si lo hizo. Pasó a Canamasas por el interior en Mirabeau en una maniobra casi imposible, pero lo mejor estaba por llegar. ¡Pasa a Nasr en Anthony Nogues! Y seguía con un ritmo espectacular. ¡También a Evans en Anthony Nogues! ¡Arriesgada maniobra! Se pegaba entonces a Trummer, que iba con neumáticos castigadísimos. Sale mejor Coletti de la Rascasse....¡Se tira a por Trummer pero acaban los dos en el muro! ¡Se acaban las opciones de victoria para el monegasco!

El incidente sólo fue una bandera amarilla local, y por delante Stoffel Vandoorne realizó su parada obligatoria, dejando a Palmer en un pequeño y cómo liderato. Eso sí, siguiendo el loco guión que nos deparaba Mónaco, aún podía pasar cualquier cosa. En un intento de mimar las gomas, Palmer redució su ritmo y Evans y Nasr se le engancharon a la caja de cambios. ¡Última vuelta! Palmer aguanta... aguanta... ¡Evans está ahí! ¡Nasr presiona también a Evans y quizá le devuelva el adelantamiento en Anthony Nogues! ¡No lo consigue y Palmer cruza la meta con Evans y Nasr enzarzados en menos de dos décimas! El británico golpea en la mesa y amplía a más de cincuenta puntos su distancia en el campeonato. Completando el top-5 han entrado los dos Trident, con Johnny Cecotto cuarto y Sergio Canamasas quinto.

El español pudo llegar al podio, pero sus gomas no estaban en el mejor momento y tanto Coletti como Cecotto le adelantaron en Mirabeau. Mañana saldrá cuarto con la inversión de la parrilla, y el ritmo puede darle alas en busca de un podio al alcance de la mano.

Mañana a las 16:00 segunda y última carrera del fin de semana con Stéphane Richelmi en pole, seguido de Rio Haryanto y Arthur Pic. Las previsiones dan una tarde soleada, perfecta para competir sin mayores preocupaciones. ¿Podrá Palmer ampliar su ventaja en el campeonato?

Fotos: GP2 Media Service

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS