Registro gratuito

Los entrenos con Superbikes, cada vez más comunes en la parrilla de MotoGP
Los entrenos con Superbikes, cada vez más comunes en la parrilla de MotoGP

MOTOGP

Los entrenos con Superbikes, cada vez más comunes en la parrilla de MotoGP

Pecco Bagnaia ha sido el último en sumarse a este método, comenzando a rodar en su V4R en Misano junta a Rossi y Morbidelli.

ANTóN QUINTIá - 22 MARZO 2019 11:43

Las SBK están cada vez más cerca de las MotoGP. Este hecho, que está dejando patente Ducati con su Panigale V4R en el arranque de la temporada 2019, favorece aún más un método de entreno relativamente nuevo entre los pilotos de MotoGP: entrenar con las SBK de sus respectivas marcas. Los pilotos de MotoGP tienen terminantemente prohibido realizar tandas con sus prototipos fuera del marco del campeonato, algo que propició los entrenos en disciplinas off-road durante décadas.

Sin embargo, la dura lesión sufrida por Valentino Rossi durante el transcurso del Gran Premio de Italia de 2010 (donde se fracturó la tibia y el peroné) acabó por revolucionar los entrenos en pista de los pilotos más rápidos del mundo. En la rehabilitación de aquella difícil doble fractura, Rossi comenzó a rodar con la Yamaha R1 'preparada' en Misano, con el fin de ir adaptando su cuerpo al pilotaje de una moto de carreras.

Los entrenos con Superbikes, cada vez más comunes en la parrilla de MotoGP

Si bien en un comienzo no causó demasiado revuelo, con los años se han ido sumando cada vez más pilotos a esta práctica, sustituyendo o complementando sus entrenos en supermotard o motocross con tandas en circuito con las superbikes de sus respectivas fábricas (Yamaha R1 o R1M, Ducati Panigale V4R, Honda CBR1000RR...). El problema llegó con los trazados elegidos para esta práctica, ya que mientras pilotos como Viñales o Rabat lo hacían en circuitos que se encuentran fuera del calendario de MotoGP, Rossi se decantaba por el mundialista Misano. La polémica se zanjó recurriendo al reglamento, ya que, aunque la R1M con la que Vale entrenaba por aquel entonces tenía muchas similitudes con su M1 de Gran Premio, no dejaba de ser una moto de serie.

Pese a las increíbles ventajas que esta práctica aporta (fueron muchos quienes calificaron la V4R como una MotoGP involucionada en lugar de una moto de serie evolucionada), hay pilotos punteros que todavía no se han adherido a ella (como es el caso de Dovizioso o Márquez). Al otro lado nos encontramos con la academia VR46, donde este método se ha consagrado como exitoso; con el circuito de Misano a escasos kilómetros de sus respectivos domicilios, las tandas de Rossi con sus pupilos Morbidelli y Bagnaia se han vuelto habituales. Los entrenos en motos derivadas de serie se han extrapolado a la categoría intermedia, donde se volvió muy habitual rodar con las CBR600RR (tanto los de Moto2 para mejorar como los de Moto3 para preparar su salto de cilindrada). Ahora, con los nuevos tricilíndricos de 765cc., las similitudes entre ambos propulsores se han visto reducidas, pero ello no quita que este método sea exitoso de cara a ganar carreras en el campeonato del mundo de motociclismo.

Los entrenos con Superbikes, cada vez más comunes en la parrilla de MotoGP

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS