Registro gratuito

Reportaje: Hans Corvers, pasión y ética de trabajo
Reportaje: Hans Corvers, pasión y ética de trabajo

MXGP

Reportaje: Hans Corvers, pasión y ética de trabajo

Hans Corvers repasa para MXGP.com sus valores y principios en el motocross.

ALBA MEIS - 07 ABRIL 2020 12:38

Antes de las consecuencias que desencadenaron la crisis sanitaria de COVID-19, 2020 se presentaba como una temporada cargada de incertidumbre y éxitos. Para ello, los equipos del paddock de MXGP habían trabajado duro para jugar sus mejores cartas durante el campeonato. En esta línea, el empresario belga Hans Corvers ha demostrado que, con su equipo Monster Energy Yamaha Factory en MX2, puede llegar a batir récords.

Hans Corvers inició su trayectoria deportiva a muy temprana edad, permitiéndose el lujo de poder conocer los entresijos del campeonato a un nivel nacional e internacional. "Estuve compitiendo con aficionados en 1979 hasta 1980 y luego en 1981 fui a la federación belga, e hice 1981 junior en 125cc, luego 1982 y 1983 en nacional 125cc, luego en 1984 hice 125cc en Bélgica, y también el primer Gran Premio en 125cc. Viajaba con pilotos como Dave Strijbos, John Van Den Berg y muchos otros. En 1985, 86, 87 corrí GPs y luego solo 125cc, luego comencé mi empresa y volví a competir con los aficionados. Estuve unos años así", rememora en el comunicado oficial.

"Yamaha me quería en una 125 y querían formar un equipo a mi alrededor"

Asimismo, el empresario belga explica y recuerda a MXGP.com la razones por las que quiso dedicar su vida entera al motocross. "Está en tu sangre. Tenía siete años cuando comencé a montar un Italjet. Además, donde crecí, era el pie de la montaña en Paal, de hecho, Marnicq Bervoets (director del equipo) vivía al otro lado de la montaña. En esa montaña en la década de 1970 había una pista muy bonita. Todos los mejores pilotos rodaron allí: Joel Robert, Heikki Mikkola y Sylvain Geboers. Tan pronto como escuchamos las motos que viajaban allí, tomamos las nuestras y fuimos allí para mirar. Siempre monté con Suzuki, y después de mis últimas dos temporadas en 1997, Yamaha me quería en una 125 y querían formar un equipo a mi alrededor. Empecé el equipo y le di el nombre de Kemea, que en holandés es Kom er maar achter mij aan (ven y trata de atraparme)", explicó.

Y, así las cosas, Corvers se comprometió en una formación íntegra cuyo objeto reside en diversas oportunidades para jóvenes pilotos. Para ello, el belga se compromete a aportar confianza, apoyo y las herramientas necesarias para que los pilotos hagan su trabajo. "Si solo están unos meses con nosotros, qué hacemos todos nosotros, todo el equipo, qué estamos haciendo por estos muchachos. Ellos tienen una mentalidad diferente y crecen a partir de eso. Tienen que saberlo, lo están haciendo ellos mismos, pero todos los días todos trabajan duro dentro del equipo. Los pilotos también deben trabajar igual que los otros miembros del equipo", aseguró.

Según la página web oficial, 'no se trata de estar en el centro de atención de Corvers, sino de producir una combinación ganadora, y con sus dos pilotos Jago Geerts y Ben Watson, tienen la oportunidad de darle a Yamaha su primer éxito en la categoría MX2 desde 2007, cuando Antonio Cairoli ganó el campeonato MX2 por el esfuerzo de De Carli Yamaha'. A día de hoy, cuenta con Geerts como eslabón clave en el huracán.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS