Registro gratuito

Jorge Lorenzo se reinventa
Jorge Lorenzo se reinventa

MOTOGP

Jorge Lorenzo se reinventa

El piloto mallorquín debutará en Qatar con su tercera moto diferente en cuatro años, pasando a competir para el Repsol Honda Team como compañero de Marc Márquez.

ANTóN QUINTIá - 29 ENERO 2019 21:11

Con la temporada 2019 cada vez más cerca, la impaciencia y el deseo de volver a ver a las MotoGP en pista crecen día tras día. Este habitual nerviosismo entre los aficionados al mundial de motociclismo se ve incrementado más si cabe por la introducción de numerosos cambios en la categoría: la introducción de una categoría totalmente nueva (MotoE), la llegada de prometedores rookies a MotoGP (Quartararo, Baganaia u Oliveira) o la creación de nuevos equipos (Petronas Yamaha SRT). A todas estas novedades se suma un elemento clave: Jorge Lorenzo.

El piloto mallorquín afrontará su 12ª temporada en la categoría reina (17ª en el campeonato) a lomos de una Honda RC213V, entrando así a formar parte del Repsol Honda Team en sustitución del recién retirado Dani Pedrosa. Esta será la tercera montura diferente a la que Lorenzo se suba en apenas cuatro temporadas, en las cuales ha competido con los tres equipos punteros del campeonato (Yamaha, Ducati y Honda). El pentacampeón del mundo, a sus 31 años de edad, se vio obligado a buscarse un asiento fuera de Ducati debido a las fricciones existentes dentro del box italiano, recabando en un equipo donde el paddock no le esperaba ver.

Jorge Lorenzo se reinventa

Lorenzo, cuya seña de identidad es la dulzura y la suavidad con la cual pilota, está hecho para Yamaha, o eso parecía. Su fichaje por Ducati fue igual de sorprendente que su cambio a Honda, pasando a pilotar una moto 'indomable' y, posiblemente, la más agresiva de toda la parrilla. Su primer año con los motores desmodrómicos fue complicado, pero en 2018 se reivindicó como "campeón", consiguiendo victorias para la marca transalpina y llegando a luchar momentáneamente por el subcampeonato.

La situación actual se presenta, al igual que hace dos años, imprevisible. A primera vista, la Honda resulta ser una moto complicada que le pide al piloto una notoria agresividad para entrar en curva, incompatible con el estilo 'mantequilla' de Jorge. Sin embargo, a lo largo de la última temporada el español pudo demostrar su capacidad de adaptación a motos 'salvajes', lo que hace difícil saber si el tándem Honda-Lorenzo será igual de fructífero que el formado con Yamaha años atrás.

Un comienzo prometedor

La primera toma de contacto fue, sin lugar a dudas, prometedora, consiguiendo el quinto mejor registro de la combinada en los Test de Jerez de finales de noviembre. Su tiempo, a 0.160 segundos del más rápido, puso en valor su buena adaptación a su nueva moto, si bien no puede considerarse un resultado conclusivo por haber sido conseguido en los segundos test de la pretemporada.

Sus primeras impresiones al bajarse de la RC213V fueron buenas, deshaciéndose en halagos a su nuevo equipo. "Es una moto más compacta, más pequeña y baja que la Ducati, con la que llego mejor al suelo. Me sentí un poco más seguro a la hora de entrar en las curvas, porque cuanto más cerca del suelo estás, más confianza tienes. La primera impresión fue positiva y vi mucho potencial. Mi sensación es que no es tan física como la Ducati".

Jorge Lorenzo se reinventa

"Una de las cosas que más me impresionó fue esa capacidad de reacción que tiene el equipo Repsol Honda. Honda tomó nota de todas mis indicaciones y en pocos días lo tuvieron todo preparado. Estoy muy orgulloso de pertenecer a esta familia y poder aportar mi granito de arena para que el equipo sea todavía más potente; posiblemente sea el equipo más laureado de la historia".

Su relación con el equipo, clave

Uno de los temas más delicados en este cambio es, una vez más, la relación con su compañero de box y los posibles problemas que les puedan enfrentar. Esta conflictividad con su compañero de equipo fue uno de los motivos que le llevó a marcharse de Yamaha y, dos años después, de Ducati. Lorenzo y Márquez, si bien a la hora de pilotar son como el aceite y el agua, nunca llegaron a tener un gran enfrentamiento, limitándose al enfado momentáneo de Jorge tras la última curva del GP de España de 2013.

"Yo intentaré aprender de sus fortalezas como él también supongo que intentará aprender de las mías", comentó Lorenzo a la prensa. "De esta forma nos empujaremos el uno al otro. Hemos coincidido en fiestas celebrando resultados y nos hemos llevado bien, si bien es normal que haya roces, y más llevando la misma moto, pero son muchas más cosas positivas las que este dúo puede aportar y el equipo está por encima de los pilotos, por lo que intentaremos que haya los menos problemas posibles".

Jorge Lorenzo se reinventa

El vigente campeón del mundo de MotoGP y actual compañero de Jorge, Marc Márquez, tampoco le quiso dar mayor dramatismo al tema, apelando a su buena relación previa y a la capacidad de Honda de seguir dos líneas diferentes de trabajo de forma simultánea. "Con Jorge me llevo muy bien desde 2014. Siempre hemos tenido buena relación, estuvimos juntos en la presentación del equipo y creo que está claro que cada uno mira para su lado. En pista todos somos ambiciosos, pero fuera somos un equipo y eso es lo más importante. Creo que para Honda no es un gran problema. Ya cuando estaba Dani en el box teníamos estilos de pilotaje completamente diferentes y Honda tiene suficiente potencial, especialmente HRC, para tener dos vías para mejorar la moto".

"Tanto yo como Lorenzo y Crutchlow tenemos más cosas en común de lo que a priori pueda parecer, lo que ayuda con la línea de trabajo a seguir", declaró Marc. "Al final, cuando vas rápido en esa última décima, todos los pilotos piden lo mismo. Lo más importante es que Jorge, Cal y yo tenemos más o menos los mismos problemas en las mismas áreas.

Debut truncado

Pese al empeño de Jorge en llegar al 2019 (el 6 de febrero darán comienzo los test de Sepang) en una excelente forma física, una vez más se verá aquejado por una lesión. El piloto mallorquín asistió a la presentación del equipo, el pasado miércoles en Madrid, con su muñeca izquierda escayolada tras haber sufrido una caída mientras entrenaba. "Fue en moto, en mi primer día montando, haciendo 'dirt track' en Italia. Iba muy rápido y cometí el error de no chequear el circuito y había algo de barro sin que se viera. Parecía seco, pero al entrar en esa zona se me cerró de delante y tuve una caída estúpida, que unida a la lesión de Tailandia metió presión en el escafoides, que no aguantó y ha obligado a la operación. Lo perfecto sería poder hacer el test de Sepang, pero entendemos la situación y es mejor no ir allí y sí al test de Qatar, al que llegaré al 80%, con la esperanza de llegar a la carrera al 90%, pero tuvimos muy mala suerte al sufrir esta caída, aunque paso a paso me recuperaré".

En esta situación, el hecho de que la Honda resulte menos física que la Ducati beneficiará a Jorge, quien hbaitúa a obtener meritorios resultados cuando compite lesionado. Su debut con Honda no podrá ser considerado como algo 'real', puesto que su condición física dificultará una prueba ya de por si complicada (al tratarse del primer Gran Premio con la Honda RC213V). De este modo, y teniendo en cuenta su lenta adaptación a la Desmosedici en el pasado, sus resultados deberán ser valorados por afición y equipo a largo plazo.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS