Registro gratuito

KTM no quiere bajarse del podio
KTM no quiere bajarse del podio

MOTOGP

KTM no quiere bajarse del podio

La marca naranja, tras haber creado una estructura satélite y haber fichado a Dani Pedrosa, apunta alto en este 2019, un año que consideran como punto de inflexión.

ANTóN QUINTIá - 18 FEBRERO 2019 09:56

Con el paso de las temporadas y los títulos mundiales, el aficionado medio a MotoGP ha terminado por acostumbrarse a la jerarquía que impera entre los equipos de la categoría. Así, un tridente conformado por Ducati, Yamaha y Honda se perfilan cada año como las escuadras punteras en todos los aspectos: equipo mecánico, equipo humano, presupuesto, motos en pista, capacidad de desarrollo, presupuesto, etc. El resto del mundo, siempre en inferioridad de condiciones y recursos, solo podían optar a plantarles cara de modo más bien ocasional y con una plantilla más reducida; a saber, Suzuki, Aprilia y KTM.

Sin embargo, con el apoyo de Red Bull y con la firmeza de creer en su proyecto, KTM ha decidido dar un paso adelante y comenzar a formar parte del primero de los grupos, al menos en lo que a plantilla se refiere. El equipo austriaco, cansado de ser el hazmerreír de la fábrica (en comparación con las disciplinas 'off-road', su éxito es más que discutible), entabló relaciones con otro personaje del paddock en una situación similar: Hervé Poncharal. El dueño del equipo francés Tech3, hasta 2018 estructura satélite de Yamaha, llegó al límite de su paciencia en la pasada campaña, harto de que desde Iwata no le concediesen una M1 oficial para poder optar a ganar Grandes Premios con Johann Zarco. La oferta de KTM fue jugosa, añadiendo dos RC16 idénticas a las del equipo oficial en el contrato. Poncharal no dudó en firmar, pasando a formar parte de la órbita naranja y convirtiendo a KTM en la cuarta marca del campeonato con un equipo satélite.

KTM no quiere bajarse del podio

Este aumento de infraestructura en pista será clave en el principal quebradero de la marca: evolucionar la KTM RC16 para estar a la altura de los mejores. Los austriacos llevan enfrascados en la evolución de la moto desde antes incluso de su debut en MotoGP, hace ya tres temporadas, con constantes test privados y terceros pilotos como 'wild-card'. Mika Kallio, Alex Hofmann, Randy De Puniet, Pol Espargaró y Bradley Smith, entre otros, fueron los encargados de rodar y rodar con la KTM, tratando de hacer de su chasis multitubular el elemento que les diese el 'plus' hacia la victoria. Pese al empeño puesto en dicha empresa, los resultados y avances siguen un camino más bien lento, lastrados por la falta de experiencia y datos en MotoGP. La puntilla llegó con el anuncio de la imposición de la IMU única de cara a la temporada 2019, siendo el equipo más atrasado de la parrilla en lo que a electrónica se refiere.

Pese a todo, y con Red Bull ofreciendo cheques en blanco, Mike Leitner y su equipo estuvieron rápidos para convencer a Dani Pedrosa de que se uniese a su proyecto, después de que el expiloto de Honda anunciase su retirada de la competición. El catalán aceptó con gusto, pasando a ser uno de los activos más importantes de la marca europea. Conocido por su especial sensibilidad sobre dos ruedas y avalado por su vasta experiencia en el campeonato, Dani podrá aportar infinidad de información a los ingenieros de KTM. El fichaje de Johann Zarco como compañero de Pol Espargaró en el equipo oficial completó el proceso de renovación. La llegada del francés, que pese a no ser joven sí cuenta con la frescura de un novato, seguramente sume en positivo al proyecto. Si bien necesitará un tiempo de adaptación y en el aspecto de desarrollo no será clave, sí que podrá aportar buenos resultados al casillero del equipo, entrando en un 'pique sano' con Pol. De este modo, este año KTM contará con seis pilotos de primerísimo nivel: Pol Espargaró y Johann Zarco (equipo oficial), Miguel Oliveira y Hafizh Syahrin (Tech3) y Dani Pedrosa y Mika Kallio (equipo de pruebas).

KTM no quiere bajarse del podio

Nuevas voces en las labores de desarrollo

Si bien sobre el papel todo pinta bien, lo cierto es que los hechos se prueban en pista, y en ella el equipo se está esforzando al máximo en cada sesión para tratar de mejorar el rendimiento del prototipo. "Gestionar el equipo es un reto", explicó Mike Leitner, mánager del equipo. "En el equipo tenemos personas procedentes de 11 países distintos, pero no es un problema, porque lo importante son las mentalidades y las cualidades, no la lengua que hablan. Todos ellos están trabajando para mejorar todos los componentes: motor, chasis, electrónica y aerodinámica. Todos los pilotos quieren las mismas cosas: más tracción, mayor potencia, mejor frenada y mayor velocidad en el paso por curva. Respecto a los tiempos en los distintos sectores del circuito de Sepang, no hay ninguno donde suframos más, pero perdemos en todos uniformemente". La llegada de Pedrosa al equipo, a juicio de Leitner, será clave en los trabajos de evolución. "Dani será una gran ayuda para nosotros, es cierto. Sabe cómo tiene que funcionar una moto, no es cuestión de Honda o Yamaha. Cada uno tiene su filosofía y lo importante es entender qué nos falta para hacer el próximo paso adelante".

Pol Espargaró, líder no-oficial del proyecto, coincide con Leitner, poniendo en valor el veredicto de Dani. "Al fin y al cabo esta moto la he hecho yo junto a mi compañero de equipo, al equipo de pruebas y a los ingenieros. Para mí es como un examen. Si Dani dice que la moto es un hierro, no me lo tomaré a mal porque todo es aprendizaje. Con Dani se pueden seguir dos caminos. Que te configure una puesta a punto magnífica, algo que es complicado porque él conduce de forma única, o que nos traiga mucha información de Honda para que podamos mejorar nuestra moto. Yo me inclino más por ese segundo camino. Dani es uno de los mejores en poner la moto a punto, pero KTM le exprimirá un poco más conociendo cómo trabaja Honda".

KTM no quiere bajarse del podio

En relación con la situación actual de la moto, Pol se mostró bastante preocupado tras las primeras tandas de pretemporada. "Tenemos muchísimo que mejorar. La electrónica es un tema muy importante para nosotros. Estamos un poco más atrasados que todos los demás por la experiencia en MotoGP. Sabíamos que en eso íbamos a sufrir un poco más que los demás y que necesitaríamos más tiempo. No tardamos mucho, en la primera jornada ya estábamos pensando en eso, pero por la lluvia no pudimos probarlo y en la segunda jornada ya hemos probado todo el sistema electrónico del año que viene. Es complejo, difícil, distinto, y eso nos complica la vida", concluía el dorsal #44.

"Contratamos a Johann Zarco y a Dani Pedrosa porque se supone que deberían sentarse en la moto y decirnos la verdad en pocas palabras (cosa que ya hizo Johann) porque queremos mejorar. No queremos que los pilotos nos oculten, debido a sus habilidades, que nuestra moto no es perfecta, porque queremos conseguir la mejor moto posible", declamaba Stefan Pierer (CEO de KTM) tras decir adiós al 2018. "El punto de partida con el que ahora competiríamos, si tuviéramos que correr mañana mismo, no es tan malo, pero en los test de Valencia y de Jerez probamos cosas nuevas y esenciales, que deberían ayudarnos en 2019". La variedad de opiniones será clave a la hora de mejorar la moto, máxime al tener pilotos de tan variado perfil. "Tomamos nota de todo lo que nos contaron los chicos y les ofreceremos soluciones. Seremos relativamente rápidos en responder a los deseos que nos manifiestan. Hemos estado muy centrados en Pol Espargaró en cuanto al desarrollo de las motos. Ahora hemos recibido peticiones, por parte de los tres nuevos pilotos de MotoGP, que Pol no nos había pedido, por eso estamos contentos con el aporte adicional de los nuevos. Esa fue una de las razones por las que queríamos tener un equipo satélite, después de dos años solo con el equipo oficial". Además de pilotos, KTM ha fichado a ingenieros nuevos para tratar de mejorar en su camino hacia la victoria.

KTM no quiere bajarse del podio

Adaptación lenta de los 'nuevos'

Uno de los principales focos de atención de la pretemporada fue Johann Zarco. Tras dos temporadas en la categoría, en las cuales no ha terminado de explotar, son muchos los que esperan grandes cosas del piloto galo en su nueva relación con KTM. Su adaptación a la RC16, aunque lenta, parece avanzar con paso firme. "Estoy realmente feliz porque todo lo que hemos hecho va en la dirección correcta. Todos mis comentarios fueron muy, muy claros en estos test. Pude comparar mi rendimiento con el de los demás, y esto me dejó aún más claro lo que nos falta. Estoy satisfecho con esta prueba de Sepang. El área en la que nos está costando mejorar es la tracción al salir de las curvas. No se trata del agarre, de la potencia o de la electrónica, sino que es más bien una mezcla de todo. Todas las fábricas contra las que luchamos tenían estas preocupaciones, y les llevó muchos años resolver estos problemas. Espero que este año recopilemos mucha información técnica que nos ayude la próxima temporada. No debemos perder de vista nuestro objetivo. Tenemos que mejorar en todas las áreas del motor. La primera prueba en Valencia fue la más dura. Todo era nuevo. Me caí dos veces, y eso me decepcionó. Pero eso es normal, fue el primer contacto". Zarco coincide con el resto de sus compañeros a la hora de valorar la entrada de Pedrosa en el equipo: "Dani podrá ayudarnos mucho. Él podrá decirnos qué debemos hacer para mejorar la tracción, lo necesitamos para esta área".

KTM no quiere bajarse del podio

La otra cara de la moneda la representan los pilotos del Tech3. Ambos tuvieron infinidad de complicaciones a la hora de atacar el crono, si bien todo el equipo valoró positivamente los test de Sepang. "No hemos sido tan rápidos como esperábamos", comentó Oliveira tras concluir la última jornada de pruebas en Malasia, "porque no pude igualar el mejor set up de la moto con los mejores neumáticos en el mejor momento". "En cualquier caso, estoy muy cerca de los dos pilotos de fábrica de KTM, más cerca de lo que todos esperaban. Supongo que este es el mayor punto positivo. Sin embargo, aún no hemos obtenido el máximo de nuestro potencial".

A Syahrin no le fue mucho mejor, siendo el más lento de los cuatro pilotos. El malasio acusó el cansancio físico, tras acumular más de cinco días de test (KTM cuenta con concesión del reglamento para que sus pilotos puedan participar en los 'shakedown'). "El tiempo de vuelta es significativamente más rápido que antes, pero todavía estamos un poco lejos de nuestro límite. Durante este último día me sentí muy bien con la moto, pero mi condición física no fue ideal. Los músculos de mis brazos estaban agarrotados y me faltaba algo de fuerza. Para ser honesto, estoy un poco decepcionado conmigo mismo por esto, ya que la moto fue realmente genial este último día y no pude aprovecharlo del todo".

KTM no quiere bajarse del podio

Pese a todo, Hervé Poncharal se marchó de Sepang muy satisfecho con los primeros pasos en colaboración con KTM. "Todavía hay una brecha entre los mejores, pero estoy seguro de que podemos reducirla. Queremos seguir trabajando, probando y mejorando. Por tanto, fue una gran, gran prueba. Fue importante para nosotros, como equipo de KTM, dar muchas vueltas porque tenemos muchas cosas que probar. La moto ha cambiado mucho en poco tiempo y nuestros pilotos se sienten mucho más seguros, ya que pueden dar mucha información más precisa. Claramente, creo que ambos, Miguel y Hafizh, han disfrutado con sus RC16".

Podio como principal objetivo

En el aspecto deportivo, 2018 significó un gran salto cualitativo para el equipo naranja, comenzando a dejarse ver dentro del Top10 de forma habitual. Esta mejora tuvo su recompensa en el Gran Premio de Valencia, donde Pol Espargaró consiguió el primer podio en MotoGP de su carrera y de KTM. "Para mí es algo muy bestia, muy importante, un podio después de tanto tiempo es algo muy bonito", comentó el pequeño de los Espargaró. "Pero creo que más para KTM, el esfuerzo, el dinero y las mejoras que están intentando traer a este mundo tan complicado, tan complejo y tan peleado ahora mismo. Es muy complicado hacer un buen resultado ya no sólo porque la moto no te lo permite, sino porque cuando la moto está bien lo tengo que hacer yo bien y luchar con esta gente es muy complicado. Para toda la familia de KTM después de ver cómo lo están haciendo en motocross, que lo ganan absolutamente todo, nosotros, la velocidad, somos un poco como la mancha negra, a pesar de lo que están haciendo en categorías inferiores, así que es una bombona de oxígeno para todos".

KTM no quiere bajarse del podio

Pol también valoró positivamente la llegada de Johann al box, a quien no le pierde de vista. "Después de tantos años con Bradley, tengo que acostumbrarme a Johann. Por otro lado, este cambio es una fuerte motivación para mí, porque Johann es uno de los mejores pilotos de la parrilla. Tenerlo a mi lado en el equipo es interesante. Será emocionante ver lo que puede lograr este año. Estoy convencido de que irá rápido, pero todo piloto necesita su aprendizaje, su tiempo y sus caídas".

De cara a sus objetivos para este entrante 2019, Pol apunta alto. "Intentaremos luchar por estar en el podio", afirmaba. "Este tercer año será muy importante para KTM, vamos a hacer un progreso significativo. El equipo satélite Tech3 estará allí para ayudar, al igual que el equipo de prueba reforzado con Dani Pedrosa y Mika Kallio. Todos tenemos más experiencia con este proyecto, incluyéndome a mí mismo como piloto. Siento que 2019 puede ser un punto de inflexión. Todos queremos ganar y todos queremos subir a la cima, pero tenemos que ir paso a paso".

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33