Registro gratuito

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK
La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

SUPERBIKES

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

El Campeonato del Mundo de Superbikes empieza a completar su parrilla de cara a la próxima temporada, que puede sufrir cambios importantes como la llegada del piloto español desde MotoGP al equipo oficial de Ducati

RUBéN CARBALLO - 30 AGOSTO 2018 18:43

El Mundial de las motos de serie está viviendo un parón veraniego más movido de lo normal. El motivo no es otro que el futuro, tanto de pilotos como de equipos, cuyo objetivo desde hace algunas semanas, y probablemente hasta el final de este año, es el de asegurar una plaza en la temporada 2019 del campeonato. Solo unos pocos afortunados saben que estarán presentes en Phillip Island, a finales del próximo mes de febrero, mientras que otros desconocen aún dónde recalarán.

Precisamente, las plazas que ya tienen dueño de cara al año que viene son las de los equipos oficiales de las fábricas punteras, aquellas que se han adjudicado las victorias en los últimos tiempos. La primera marca en confirmar su dupla de pilotos fue la gran dominadora de las Superbikes: Kawasaki.

Como no podía ser de otra manera, el Racing Team de la fábrica con sede en Akashi seguirá contando con los servicios de Jonathan Rea. El campeón de los tres últimos títulos, que pueden ser cuatro más pronto que tarde, se ha sobrepuesto de manera excelente a todos sus rivales en pista... y también en los despachos, puesto que, desde Dorna, promotora del campeonato, y la FIM han impuesto varias medidas, como la parrilla invertida y el cambio de reglamento de este año, para intentar pararle a él y al equipo.

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

Sin embargo, el norirlandés ha mantenido el gran nivel que ha ofrecido desde que llegó a Kawasaki, por lo que esta fructífera unión continuará hasta, como mínimo, 2020, pese a que el piloto coqueteó con el Mundial de MotoGP, ofreciéndose a varios equipos, entre ellos el Repsol Honda. Lo que sí cambiará será su compañero en la segunda ZX-10RR.

Y es que, tras 9 temporadas vistiendo de verde, en las que ha sido campeón del mundo en 2013 y subcampeón hasta en 3 ocasiones, Tom Sykes abandonará KRT al término de este año. Sus batallas, perdidas tanto en la pista como dentro del equipo, con alguien tan excepcional como Rea le han perjudicado enormemente y este 2018, que está resultando bastante complicado en términos deportivos y anímicos, han significado la puntilla para el británico. Su sustituto será un compatriota y viejo conocido de WSBK, Leon Haslam, que a sus 35 años se encuentra en un muy buen momento de forma, ya que va camino de alzarse con el complicado título del British Superbike, también a bordo de una Kawasaki. Además, cuenta con buenos resultados en los momentos en los que ha regresado al Mundial en calidad de wildcard. Además, cabe resaltar que también sonó Toprak Razgatlioglu para sustituir al piloto de Huddersfield, pero el turco continuará en la estructura de Manuel Puccetti.

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

Donde también va a haber un cambio de cromos va a ser en el equipo oficial de Ducati, el Aruba.it Racing, y no poco importante. La fábrica de Borgo Panigale, que en 2019 afrontará la llegada y el desarrollo de la nueva V4, montará en sus máquinas a Chaz Davies, cuya continuidad tras un 2018 difícil para él se puso en duda por una presunta apatía en lo referente a asumir la puesta a punto de la próxima moto; y a Álvaro Bautista, quien, tras quedarse a las puertas de entrar en el nuevo proyecto del Circuito Internacional de Sepang y Yamaha en MotoGP y, en definitiva, sin sitio después de estar en la categoría reina desde 2010, llegará a SBK en detrimento de Marco Melandri una vez que el español descartó la opción de bajar a Moto 2 o de quedarse como probador de la marca italiana.

Este movimiento de Bautista tiene muchas lecturas. En primer lugar, la expectativa del español, que si ha elegido WSBK es por la posibilidad que tendrá de volver a ganar y, como él ha dicho, de luchar por el título. Además, resalta también la salida de Melandri, a quien ya se le preveía un futuro incierto en la categoría y alejado de la misma, a pesar de la sorpresa que el propio #33 ha expresado tras confirmarse su salida. Su regreso a la WSBK en 2017 tras su fallida aventura con Aprilia en MotoGP albergaba esperanzas de verle a un buen nivel, pero la realidad es que no ha estado a la altura ni siquiera de su compañero galés, que le ha superado con claridad. Y ello contando con que el italiano empezó mejor esta temporada, aprovechando el buen nivel de la Panigale R, pero, al igual que la moto, su buen estado ha ido decreciendo con el paso de las carreras.

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

Por último, destaca en esta decisión la preferencia de Ducati por un piloto 'caído' de MotoGP antes que por su propia cantera. Y es que tanto Xavi Forés, que ya destacó por su rendimiento a finales de 2017 y que acabó maravillando a comienzos de este año en el equipo satélite de la marca, el Barni Racing, como Michael Rubén Rinaldi, quien, corriendo en el Junior Team del Aruba, está cuadrando una gran temporada de debut en la categoría reina tras proclamarse campeón de Superstock 1000, opositaban a esa segunda moto oficial. Sin embargo, ambos tendrán que conformarse con mantenerse en un escalón por debajo. Afortunadamente para ellos no debería haber muchas dudas en cuanto a su renovación, lo cual no quita para que, al menos uno de ellos, haya mostrado su enfado por ver las puertas del Aruba cerradas.

Una vez que se empezó a rumorear con fuerza que el futuro de Bautista estaría ligado a las motos de serie, Forés quiso desahogarse en su cuenta de Twitter. El español comentó lo siguiente: "Parece divertido cuando algunos pilotos dicen que "WSBK es un campeonato de segunda", pero cuando no tienen más opciones, todo el mundo llama a la puerta aquí... Afronté un largo camino para llegar a SBK y odio ese sentimiento, porque yo estoy donde soñé". Toda una declaración de intenciones que no puede ser más clara.

Dejando de lado Ducati, toca hablar de la tercera en discordia: Yamaha. La fábrica de los tres diapasones apostará por la continuidad en 2019 y mantendrá en sus YZF R1 a Michael Van der Mark y a Alex Lowes para intentar asaltar la posición de Ducati y convertirse en la máxima oposición a Kawasaki en las próximas temporadas. El neerlandés volvió a ganar para la marca en Donington Park con un doblete tras 7 años de sequía y, en la siguiente ronda, en Brno, Alex Lowes se apuntó su primer triunfo mundialista. La evolución del equipo Pata y de la moto construida por los hombres de Iwata no ha podido ser mejor, por lo que esta unión ya se plantea nuevos retos.

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

Uno de los que más suena como posible es la creación de un equipo satélite fuerte, al estilo del Barni Racing con Ducati, para 2019. Este movimiento recaería sobre GRT, la escuadra oficial de la marca en la categoría de Supersport 600, donde Yamaha domina con mano de hierro. Por lo que se ha filtrado, el plan incluiría la llegada a WSBK de Lucas Mahias, campeón del mundo de SSP en 2017 con dicho equipo, y una segunda moto que podría ser para Sykes, lo que aseguraría su permanencia en el campeonato. También ha salido a la palestra la posibilidad de contar con Melandri, pero la prensa italiana y estadounidense le sitúan cada vez más cerca del campeonato nacional de EE.UU., el MotoAmerica. El futuro de este nuevo equipo podría tardar en esclarecerse.

Por otra parte, toca hablar del resto de equipos del Mundial, que parecen tener por delante unos meses nada tranquilos. El equipo que puede tener su futuro más claro es el Red Bull Honda, puesto que la continuidad de Leon Camier se da por hecha. El británico firmó por un año con opción a otro, y dados sus buenos resultados teniendo en cuenta la escasa implicación desde Japón en el desarrollo de la CBR1000RR Fireblade SP2, el anuncio de su renovación es cuestión de poco tiempo. La duda está en saber quién será su compañero. En el seno de la escuadra no lo tienen claro con Jake Gagne y están tras la pista de un piloto para suplirle. Una de las opciones que ha salido a la palestra para ello es la de Dominique Aegerter, procedente del Mundial de Moto 2.

Además, BMW es la otra marca que apunta a tener unos meses futuros más tranquilos que los que van a afrontar el resto de integrantes de la parrilla, al menos en cuanto a su piloto se refiere. El Gulf Althea Racing Team, equipo oficial de la moto alemana, cuenta desde este año con Loris Baz en sus filas. El piloto francés ha firmado como mejor resultado en carrera dos séptimas posiciones, en Gran Bretaña y en Países Bajos, y actualmente marcha en la duodécima posición de la general. Las posibilidades de la moto no son para nada más... pero eso puede cambiar próximamente. Así lo dejó entrever Genesio Bevilacqua, el jefe del equipo, al confirmar que en 2019 contarán con una nueva S 1000 RR con la que BMW quiere volver a ganar. Ante tan alto objetivo, es de esperar que sigan confiando en un piloto talentoso como Baz, que está exprimiendo al máximo todo el material con el que cuenta.

Más allá de estos protagonistas del Mundial, todo es incertidumbre. Especialmente, los signos de interrogación se concentran sobre dos boxes: los de MV Agusta y los de Aprilia. En el primer caso, hay que recordar que la fábrica en la que milita Jordi Torres volverá al Mundial de velocidad tras 42 años de ausencia, más concretamente a la categoría de Moto 2 y suministrando al equipo Forward Racing. Esta concentración de recursos en la categoría intermedia de MotoGP ha dejado vendido al proyecto de WSBK, ya que es prácticamente un hecho que no va a poder compaginar ambos campeonatos... ni tampoco el desarrollo de la F3 675 con la que Raffaele de Rosa planta cara a las Yamaha en WSSP. Por tanto, es de esperar que MV no esté presente en la parrilla de 2019. Tanto es así que incluso se ha llegado a comentar la posibilidad de que la fábrica no termine 2018. Sea como sea, el gran perjudicado de esta situación va a ser Torres, que tendrá que buscar una nueva plaza.

La llegada de Álvaro Bautista agita aún más el mercado de WSBK

Por otra parte, tenemos a Aprilia y al Milwaukee Team. Gracias a esta asociación han destacado dos buenos pilotos como Michael Laverty y Lorenzo Savadori, pero podría tener los días contados. Desde el equipo de Shaun Muir han comunicado su intención de buscar un nuevo compañero de viaje porque la prioridad de la fábrica es MotoGP y el desarrollo de la RSV4 RF no es lo que espera el equipo. En palabras de Muir, "nos gustaría seguir, queremos ganar, pero tenemos que renegociar las condiciones porque las actuales no son aceptables". A día de hoy, las negociaciones entre ambas partes, que ya han dejado claras sus condiciones, continúan. El dinero sigue siendo un obstáculo importante para que se llegue a buen puerto. Teniendo esto en cuenta, el equipo de Muir ha empezado a valorar las opciones de Ducati y BMW como suministradores para 2019, una vez que la de Suzuki quedó descartada, mientras que Aprilia quedaría en tierra de nadie, tal vez a la espera de que Dorna les convenza para no abandonar la categoría.

Finalmente, quedan el resto de equipos y pilotos, que prácticamente viven en una duda continua. Es el caso del Guandalini Racing (Yamaha), que comunicó ayer que Jakub Smrz terminará con ellos la temporada como sustituto de Karel Hanika, inmerso en el Mundial de Resistencia; del Orelac Racing VerdNatura, del GoEleven y del Pedercini Racing (Kawasaki), que para este año cuentan con Leandro Mercado, Román Ramos y Yonny Hernández respectivamente, pero solo el colombiano tiene su continuidad asegurada para 2019 junto al italiano Gabriele Ruiu, procedente de STK 1000; y del TripleM World Superbike Team (Honda), quien cuenta con PJ Jacobsen... por poco tiempo, ya que el norteamericano ha declarado que está listo para dar el salto a Moto 2 o al BSB, puesto que "con una moto no competitiva es inútil continuar".

Las próximas semanas e incluso meses serán decisivas para determinar qué parrilla nos encontraremos el próximo invierno, cuando den comienzo los test de pretemporada de cara a la primera cita del año en la categoría reina de WSBK.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33