Registro gratuito

Las opciones de Federico Caricasulo hasta ahora
Las opciones de Federico Caricasulo hasta ahora

SUPERBIKES

Las opciones de Federico Caricasulo hasta ahora

El piloto italiano no tiene todavía el futuro asegurado, pero se conoce alguna opción que podría funcionar para él.

Están siendo aún multitud de movimientos en la parrilla 2019 de la categoría de Supersport, donde no todos los hombres cabeceros del campeonato tienen un puesto asegurado. En el caso de Sandro Cortese ha podido subir a WorldSBK; Jules Cluzel ha fichado por el GMT94 Yamaha; Raffaele De Rosa seguirá en MV Agusta (la única moto que habrá en las tres clases del campeonato), y Lucas Mahias ha cambiado al Puccetti Racing con Kawasaki, pero Federico Caricasulo no para de dar tumbos.

La primera noticia que parecía sólida era que Federico subiría a la categoría reina como compañero de Cortese, pero al saber que Marco Melandri se quedaría sin sitio, en el GRT decidieron apostar por el piloto veterano que ha pasado de Ducati a Yamaha. Después de eso, se conocía la posibilidad del piloto de Rávena para ir al GMT94 acompañando a Corentin Perolari, rumor que parecía cada vez más oficial, pero que en los últimos días se ha disipado dándose a conocer que Cluzel cogería ese asiento libre.

A la par del GMT94 resonaba que también podría ir al Bardahl Bros, equipo con el que debutó en Supersport sobre una Yamaha y que podría abrirle las puertas para su futuro. Claro está, en ese equipo tienen toda la confianza puesta sobre Randy Krummenacher, que no ha terminado de cuajar buenos resultados esta pasada temporada yendo de más a menos a medida que pasaban las carreras de este 2018 en el que el suizo ha terminado con tres podios y ni una victoria.

El equipo con montura amarilla podría ser la única posibilidad para Caricasulo de seguir en el mundial de Supersport, con una segunda moto para él y, si todo sale bien, el equipo podría recibir piezas oficiales de la firma nipona con apoyo total y con los colores naturales, por lo que lo más seguro es que la moto de Krummenacher será azul en 2019. Por otro lado, Kallio Racing pide alrededor de 150.000 euros para el piloto que quiera ocupar el asiento que ha dejado libre Sandro, por eso es una opción más difícil para el italiano, aunque se conoce que Thomas Gradinger era la carta clara para ellos.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS