Registro gratuito

Livio Suppo: "Si se cancela el campeonato, los patrocinadores no están obligados a pagar"
Livio Suppo: "Si se cancela el campeonato, los patrocinadores no están obligados a pagar"

MOTOGP

Livio Suppo: "Si se cancela el campeonato, los patrocinadores no están obligados a pagar"

El mundial de MotoGP está viéndose especialmente afectado por la crisis del coronavirus.

ANDREA MANZANO - 15 MARZO 2020 19:57

Cuando arrancó la temporada 2020, nadie se esperaba que el desarrollo del mundial diese un giro tan fuerte. El COVID19, un virus proveniente de China, ha puesto a todos los países, así como a sus dirigentes, contra las cuerdas. La rápida propagación ha exigido de medidas muy restrictivas en los diferentes países que, inevitablemente ha afectado a los eventos deportivos, en especial a MotoGP.

La pasada temporada de MotoGP vivió varios momentos importantes. En primer lugar, vimos como, durante el primer tramo de 2019, alguien le plantaba cara a Marc Márquez. Se trataba de Álex Rins, quien le disputó las cuatro primeras citas del año. Luego, el dominio del piloto ilerdense se hizo absoluto, y se encaminó hacia su sexto título en la categoría, que consiguió de forma matemática en Tailandia. Pero durante el último tramo del campeonato, le surgió un duro rival: Fabio Quartararo. El francés, rookie en la categoría con Petronas Yamaha, logró acumular seis poles y siete podios a partir del GP de Jerez. Pese a estos números, y que durante las carreras le peleara las victorias a Márquez, 'El Diablo' no ha conseguido aún su primera victoria.

La temporada 2020 se planteaba interesante

Para 2020, el horizonte se planteaba interesante. Junto al inesperado adiós de Jorge Lorenzo, que realizaría un wildcard en Montmeló con Yamaha, veremos cómo, entre otros pilotos, debutará en MotoGP Álex Márquez. El ya flamante campeón de Moto2 ocupará el asiento que deja el piloto mallorquín en Repsol Honda, como compañero de su hermano Marc Márquez.

No obstante, la nueva temporada ha sido muy inestable, y, para MotoGP, aún no ha podido arrancar. El COVID19, que se expandió rápidamente por China, llegó a Italia, siendo el foco de infección más grande de Europa. Los países, en un intento de frenar esta expansión, aprobaron normativas muy restrictivas, que afectaban a la vida normal de la población. Inevitablemente, las actividades deportivas y, especialmente, el mundial de MotoGP se vio afectado.

La cuarentena impuesta a los vuelos procedentes de Italia por parte de Qatar provocó la suspensión de la categoría de MotoGP, que, a diferencia de Moto3 y Moto2, se encontraban preparando el arranque de la temporada en sus casas. No sería el único Gran Premio que sufriría cambios, pues Austin se vería pospuesto hasta noviembre. Situación similar Tailandia, que pasaría a principios de octubre, y Termas de Río Hondo se disputará, finalmente, el fin de semana del 20 al 22 de noviembre.

Ya se han aplazado cuatro Grandes Premios

No obstante, la situación está muy lejos de estabilizarse. En España, las autoridades han decretado el Estado de Alarma durante quince días, susceptible de ser prolongable durante quince días más. Además, han suspendido eventos de gran afluencia en el país, y la Ronda de WorldSBK, que debería celebrarse en Jerez del 27 al 29 de marzo, ha sido pospuesta hasta finales de octubre. Esto tiene especial relevancia para MotoGP, cuya primera cita de la temporada debería celebrarse en el primer fin de semana de mayo, en Jerez.

Este parón de MotoGP no solo tiene efectos en los pilotos, que acusan físicamente el largo parón, sino también en el aspecto financiero. A este respecto, Livio Suppo, exgerente del HRC, se ha pronunciado:

"Los contratos para patrocinadores y pilotos contienen varias cláusulas en caso de emergencias o razones de fuerza mayor. Si se cancela el campeonato, los patrocinadores no están obligados a pagar y, en este punto, incluso los corredores no reciben sus cheques de pago. El salario de un piloto se divide en dos partes: una está relacionada con el rendimiento deportivo y la otra con los derechos de imagen. En el caso de un punto muerto, el primero no se puede implementar, por lo que, dependiendo de los acuerdos, los pagos se interrumpen, como cuando un piloto se lesiona".

Cada contrato es diferente

Pero, a juicio de Suppo, cada caso es muy concreto:

"Depende de la fuerza de negociación de las partes en el momento del acuerdo. Por ejemplo, hay multas previstas para ciertos comportamientos. La única vez que multé a alguien fue con Jack Miller, que siempre causaba problemas porque solía beber. Era como un padre para él, recordándole cuánto le habría costado la última cerveza, y funcionó. En cambio, otro ejemplo fue Casey Stoner, a quien le pagaron su salario en 2009, incluso si se había perdido 3 carreras".

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS