Registro gratuito

Luz catarí, ¿Sombra televisiva?
Luz catarí, ¿Sombra televisiva?

OPINIÓN

Luz catarí, ¿Sombra televisiva?

El Gran Premio de Catar dejo las victorias de Márquez, Viñales y Lorenzo, pero también nos dejo un debut muy comentado.

Luz catarí, ¿Sombra televisiva?

El inicio de la temporada 2012 del Mundial de Motociclismo, dejo una sensación extraordinaria a los aficionados. Pocos podíamos soñar con la victoria en las tres categorías y más que los protagonistas de ellas fueran pilotos como Marc Márquez, que ha pasado una pretemporada muy dura. Sin embargo, Maverick, el propio Márquez y Jorge Lorenzo entregaron a los aficionados españoles el mejor inicio que se podía esperar, con tres victorias emocionantes y disputadas, demostrando que son todos ellos favoritos en sus respectivas categorías.

Lo cierto es que el dominio español fue aplastante y los datos dan prueba de ello. Triplete de victorias, cinco podios de nueve posibles, una pole de tres y tres líderes de cara a la próxima cita del Mundial en el templo español del motociclismo, en Jerez. Todo eso redondeado por el 12+1 triplete de la historia del motociclismo español, algo que solo está al alcance de los pilotos italianos, país cuna y padre de este deporte.

Con todos estos datos sobre la mesa, pocas cosas podían ensombrecer este gran inicio de la temporada, pero como nada puede ser perfecto, o algo así me enseñaron en la escuela, las luces de Losail quedaron parcialmente fundidas con otro de los estrenos de la jornada (y no hablo del espectacular Romano Fenati, que con 16 añitos dio mucha guerra) sino de la cadena que se va a encargar de hacernos llegar la emoción del Mundial de Motociclismo.

Luz catarí, ¿Sombra televisiva?

No hace falta dar nombres, todos sabemos de dónde venimos y hacia dónde vamos y sobre todo de donde proviene la cadena de Fuencarral y cuales son su métodos televisivos en la última mitad de década, pero lejos de utilizar el argumento fácil y criticar los innumerables parones para anunciar los productos que inundarán nuestra casa o nuestro garaje, voy a seguir usando la estadística, algo que pocas veces falla y que puede aclararnos muchas cosas.

Los datos

La retransmisión de Telecinco, con más de 6 horas de directo recogió de media un 4,2% menos de audiencia que la misma carrera de 2011 realizada y distribuida por RTVE (la Televisión Pública). Este dato puede parecer poco preocupante, pero si tenemos en cuenta que la temporada pasada y en la primera carrera del Mundial se recogieron muchos menos éxitos para los pilotos españoles, con tan solo una victoria para Nico Terol y con caída para Marc Márquez, empieza a serlo. Pero lo que realmente está dando que pensar en la cadena es que los datos recogidos por su primera retransmisión son peores que los de la temporada pasada a pesar de coincidir el Gran Premio de Catar con un periodo vacacional como la Semana Santa.

Como he dicho, el recurso fácil sería afirmar que estos datos son directamente proporcionales a la cantidad de veces que pudimos ver el anuncio del nuevo FIAT, pero a mí me gusta recordar que el pasado no tuvo porque ser un tiempo mejor. A muchos se nos malacostumbró la retina desde el 1 de enero de 2010, cuando el ente público decidió no emitir anuncios. Esto nos entregó dos temporadas sin interrupciones, pero los anuncios forman parte del negocio y tanto fue así que la cadena madre del motociclismo en España se vio obligada a deshacerse de su proyecto.

Luz catarí, ¿Sombra televisiva?

Una vez más me voy por las ramas, pero el mensaje es que los anuncios también estuvieron presentes en el pasado y ninguno nos alarmamos por ello, así que las desmesuradas quejas que se han podido leer las catalogo entre personas que con la emoción de la victoria de Márquez no recordaban otras épocas. Pero si los anuncios no son el problema...

¿Qué es lo que falla de todo este circo?

Para mí, el equipo propuesto por Telecinco no lo es. Es indudable que hubo problemas de juventud y que muchos de los integrantes del equipo no habían pisado una cabina de retransmisión en su vida, pero es algo que no se puede poner como alegato ante el claro partidismo de los locutores. No voy a pecar de hipócrita cuando me declaro fan de Marc Márquez, pero en ocasiones la preocupación por lo patrio es excesiva. Todos los pilotos son valientes y no solo unos pocos y en cuanto se corrijan ciertos problemas de nacimiento, todo puede funcionar bien.

Dennis Noyes, Keko Ochoa y 12+1 Nieto no son precisamente nuevos en estos de las motos y Mela Chércoles tampoco lo es, aunque sí en estas circunstancias de no usar la palabra escrita como medio de hacernos llegar las emociones del Mundial. Como suele pasar en el formato establecido para la Fórmula 1 y para el Motociclismo, el punto más flojo de la retransmisión es, una vez más, el 'pit-lane', con dos caras bonitas que pocas veces se habían acercado al mundo del Motociclismo. Nada nuevo, pero quizá lo más reprochable.

La conclusión

Nadie nace sabiendo pero hay muchas cosas que mejorar. No me quejo de los anuncios, sino de la ubicación de los mismos; no me quejo de los locutores, aunque bien es cierto que no deben caer en el error del nacionalismo barato; y por supuesto no me quejo de poder ver las motos por la Televisión Digital Terrestre, evitando un soporte de pago. Lo que está claro es que de algo nos tenemos que quejar, puesto que España es propensa a ello y haciendo gala de mi habitual pesimismo, creo que echaremos de menos a esa Televisión que no tenía anuncios, pero que siempre apostó por el Motociclismo, hasta cuando el jabón "El Lagarto" ocupaba el anuncio mejor pagado.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS