Registro gratuito

Opinión: Marc Márquez, debut, podio y brillante futuro
Opinión: Marc Márquez, debut, podio y brillante futuro

BRUTAL COMIENZO

Opinión: Marc Márquez, debut, podio y brillante futuro

El de Cervera ha ido alimentado unos pronósticos durante la pretemporada que se han confirmado en Catar.

Opinión: Marc Márquez, debut, podio y brillante futuro

Ver a Marc Márquez en el podio de MotoGP no es producto de la casualidad y solo es un subproducto de un largo camino. Doble campeón de Catalunya de 125cc y Campeón del Mundo de en esta categoría en 2010, tan solo necesito tres temporadas -y fueron más que suficientes- para que un joven piloto de 17 años recién cumplidos pudiera cuajar una insultante victoria en la categoría del octavo de litro, con diez triunfos en diecisiete carreras. Como es lógico tal triunfo no pasó desapercibo para nadie cuando con 18 años dio el salto a Moto2.

Con el título bajo el brazo de 125cc pocos podían dudar del talento del "Pequeño Gran Genio", que sin embargo no comenzó de la mejor manera en la nueva categoría. Con la mayoría de edad recién estrenada, Marc Márquez por desgracia arrancó 2011 alimentado las bocas de aquellos que veían precipitado su paso a una categoría tan difícil como en ese momento era -y todavía es- Moto2. Dos abandonos en Catar y España y un 21º puesto en Portugal pronto se fueron lejos de la memoria cuando al igual que hizo en 2010, comenzó a arrollar a sus rivales, recortando un margen respecto al alemán Stefan Bradl de más de ochenta puntos que termino como todos sabemos en una caída en Malasia que le privó de sumar ese título.

Un daño colateral que lejos de dañar la trayectoria de Marc Márquez sirvió al piloto catalán para convertirse en humano después de ser un extraterrestre, para volver siendo más marciano que nunca. 2012 fue una versión macabra de 2010 con un total de 9 victorias, regadas por cinco podios y un quinto puesto, con un solo abandono en el Gran Premio de Malasia. Con esos datos, como es lógico el título fue suyo, un título que mucho antes ya venía acompañado con un contrato que Repsol Honda había puesto en sus manos tras la marcha de Casey Stoner, y que incluso antes de que el australiano confirmase su marcha, ya había estado en manos del de Cervera poniendo en peligro la montura de Dani Pedrosa, su actual compañero.

Opinión: Marc Márquez, debut, podio y brillante futuro

A nadie sorprende y es extraordinario

Visto el talento natural que Marc Márquez posee, a pocos sorprendió la progresión que ha ido haciendo durante la pretemporada. Con el test de Valencia al margen puesto que apenas se subió la moto, su gap con la cabeza ha ido cayendo exponencialmente. En su primer test privado en Sepang rodó por encima del medio segundo respecto a los tiempos teóricos, algo que ya no se volvió a repetir. Con el primer test oficial comenzó su aprendizaje y con el segundo test en tierras malayas empezó a demostrar de lo que era capaz, rematado por un extraordinario ritmo tanto en el test privado de Austin como en el de Jerez.

Sin embargo esto que apenas he resumido en un parrafo es un hecho extraordinario al alcance de muy pocos a pesar de tener una de las mejores monturas de la parrilla. Todavía tiene mil cosas por aprender y sin embargo el joven piloto catalán como han confesado sus ingenieros resuelve a base de manos y en pista lo que todavía no sabe corregir con la electrónica o otros aspectos del set up de la moto, algo que sin duda deriva de su estancia en Moto2 donde la electrónica es casi nula. Esto implica que se está forjando un piloto todo-terreno, que es capaz de adaptarse a casi lo que le echen y eso en los últimos años solo tiene un nombre, Casey Stoner, sin duda un gran precedente.

En Catar solo ha dado una muestra de que los que llevamos siguiéndole durante años no nos equivocábamos. Pecó de inocentón en la clasificación y este hecho que podría haber desconcentrado a cualquier piloto, sobre todo por la imagen que quedó en el seno del Repsol Honda con el momento "No quiero darte rueda", ni le afectó. Márquez desarrollo su trabajo todo lo mejor que pudo a pesar de los problemas que todavía atesora al conseguir el tiempo en un solo intento y bajo presión, para crecerse en carrera y sumar una gran remontada que terminó en tercera posición pero que perfectamente podía haber sido un segundo puesto.

Un segundo puesto que se escapó en una dura y bonita pelea con Valentino Rossi donde posiblemente Márquez aprendiese más que en todo lo que lleva de pretemporada. Al fin y al cabo, en ese duelo se concentró lo que poco a poco y aunque nos duela es el pasado exitoso de MotoGP con Valentino Rossi y lo que puede ser el futuro con el permiso de Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa, por supuesto. Sin embargo, a lo que voy es que el piloto catalán debutó con un podio en su primera carrera, es tercero del campeonato y tiene todo un año por delante para aprender y posiblemente para algo más.

Opinión: Marc Márquez, debut, podio y brillante futuro

Aprender no es el objetivo

Lo sencillo en su primera temporada en MotoGP sería afirmar que el objetivo es aprender y no marcarse grandes metas, pero lo que diferencia a un piloto ganador de un superclase son este tipo de afirmaciones. Marc Márquez aunque de cara a la galería se venda lo contrario tiene un objetivo más grande que aprender y este comienza por superar a su compañero de equipo -al cual por otra parte podría asestar una cornada mortal- y luchar por todo lo que se ponga por delante.

Marc Márquez ya es el tercer piloto más joven de la historia en conseguir un podio en la categoría reina y aunque no ha podido ser uno de los tres hombres que ha conseguido una victoria en su debut, creo con toda seguridad que Marc Márquez conseguirá su primera victoria en MotoGP más pronto que tarde y seguramente lo consiga como el piloto más joven en la historia, algo que tiene en su mano hasta mitad de temporada bajo la sombra del Gran Premio de Inglaterra, prueba hasta la que está el límite para alzarse con este récord.

Sin embargo, el que avisa no es traidor y Marc Márquez tiene en mente de manera intrínseca superar dos récords más, siendo estos complementarios y a la vez suplementarios. Para ello Marc Márquez tiene que ganar el Mundial de MotoGP 2013 con lo que conseguiría ser el campeón más joven de la historia, algo que también podría hacer en 2014 si gana de forma prematura el campeonato y esto podría ir acompañado del mejor debut de la historia, ya que Márquez tendría que conseguir cinco victorias en este 2013. Sea como fuere y consiga o no estos récords, lo que parece claro es que tenemos Marc Márquez para rato y veremos en Austin, donde llega con experiencia sobre una Honda RC213V sobre la que está dispuesto a dar mucha guerra en MotoGP.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS