Registro gratuito

Marco Simoncelli, siete años sin el 58
Marco Simoncelli, siete años sin el 58

MOTOGP | ANIVERSARIO

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

Se cumple hoy el séptimo aniversario del trágico accidente que le costó la vida al piloto italiano mientras disputaba el Gran Premio de Malasia.

SANTIAGO ÁLVAREZ - 22 OCTUBRE 2018 15:18

Si hablamos de Marco Simoncelli como piloto de la categoría reina del motociclismo, MotoGP, nos viene una imagen a la cabeza: un piloto con los codos por fuera de la cúpula de su montura. Esa era su "marca", su distintivo para saber que aquella Honda satélite con el dorsal 58 del equipo de Fausto Gresini, era la que pilotaba el italiano. Hoy, cumpliéndose el séptimo aniversario de su trágico accidente y el décimo tras conseguir la corona en 250cc, repasamos la vida dentro de la competición de uno de los pilotos italianos con más talento que ha pasado por el paddock, incluso siendo llamado a ser el relevo de Valentino Rossi.

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

Marco Simoncelli, natural de Católica, Italia, hacía sus primeros kilómetros sobre una montura de dos ruedas con nueve años de edad a lomos de una mini moto. Estos campeonatos han sido muy conocidos ya que muchos pilotos mundialistas han pasado por ahí cuando eran niños, en este caso Marco había coincidido sobre estas monturas pequeñas con nombres como Simone Corsi o Andrea Dovizioso. El talento de marco le llevó a ganar el Campeonato Europeo de 125cc. en 2002. Este año también hizo presencia en el campeonato del mundo, participando hasta en seis grandes premios.

Dio el salto a la categoría pequeña del mundial en 2003, siendo una cuarta posición lograda en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana su mejor resultado en aquella campaña. Continuó dos temporadas más en esta categoría siendo el Gran Premio de España en el Circuito de Jerez de la Frontera ambos años - 2004 y 2005 - donde el italiano cosecharía victorias antes de dar el salto a la categoría intermedia de 250cc. Año de cambios para el de Católica, había fichado por por Gilera para su nuevo reto, equipo con el que se mantuvo durante dos temporadas; acabando en décima posición de la general en ambos años.

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

Llegaba la temporada 2008, una temporada fantástica para el italiano. Se lograba hacer con la victoria en "casa", ganando el Gran Premio de Italia en el Circuito de Mugello. Una victoria que fue también polémica ya que en la lucha por lo más alto del cajón estaba también Héctor Barberá. El español acabó por los suelos tras un toque con el italiano en la última curva. Un total de seis victorias cosechaba Simoncelli, lo que le ayudaba a llegar al Gran Premio de Malasia, en el Circuito de Sepang, con la posibilidad de hacerse con el título. Finalmente acabó en tercera posición en dicho gran premio y se coronaría campeón del mundo de 250cc.

Fue algo inesperado. En aquellos años las Aprilia eran las monturas que se llevaban las victorias y los títulos, pero Marco supo dar lo mejor de sí y llevarse la corona. Hubo muchas polémicas eso sí, Simoncelli fue recriminado muchas veces por sus actuaciones en carrera. Tras su título se mantuvo un año más en la categoría, terminando en tercera posición con seis victorias y diez podios. Este mismo año se anunciaba su fichaje, con el que daría el salto a MotoGP, como piloto oficial de Honda dentro de la estructura satélite de Fausto Gresini; el San Carlo Honda Gresini.

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

Daba inicio en 2010 un nuevo reto para el piloto de Católica. Era una temporada de adaptación a la Honda y a la categoría de MotoGP. Finalizó en la octava posición de la clasificación general de pilotos, cosechando un cuarto puesto en el Circuito de Estoril, Gran Premio de Portugal, como mejor resultado.

Al año siguiente, 2011, sería su segunda campaña dentro de MotoGP y la décima como piloto mundialista. No empezó muy bien ya que mientras lideraba la carrera en el Circuito de Jerez se fue al suelo. Pasó lo mismo en el Circuito de Estoril mientras iba en tercera posición. Llegados a Francia, y como todos recordaremos, Marco se vio envuelto en una polémica acción con Dani Pedrosa. El español acabó con su clavícula fracturada. Dirección de Carrera mantuvo una reunión con el italiano el fin de semana del Gran Premio de Catalunya, donde se informó que debía cambiar su pilotaje agresivo.

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

La primera pole de su trayectoria en la categoría reina la conseguiría en el Circuito de Montmeló, el mismo fin de semana que le llamaban la atención por su pilotaje. Sic ya había mantenido un intercambio de palabras con algunos pilotos como Jorge Lorenzo debido a ese pilotaje. Ironías de la vida, el italiano se vio envuelto de nuevo en una caída y esta vez fue con Jorge Lorenzo. Simoncelli se había hecho con la segunda pole de su carrera en el Circuito de Assen pero tras la salida y pocas curvas después se iba al suelo llevándose al mallorquín por delante.

Marco maduró y tuvo que cambiar tras las polémicas y las llamadas de atención. Un duro trabajo que empezó a dar sus frutos. El Circuito de Brno veía como se haría con su primer podio mundialista. Australia vería también como Sic se subía al podio por segunda vez esa temporada. En esa ocasión estaba en el podio Casey Stoner, con quien mantuvo también en el pasado un cruce de palabras por su pilotaje. El de Católica felicitó al australiano deportivamente dejando ver que ya todo eso era agua pasada, que no era ese piloto polémico sino había madurado, era un nuevo piloto.

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

La fortuna tenía guardada un revés al piloto italiano. Marco Simoncelli perdía la vida tras un accidente cuando tan sólo habían pasado dos vueltas del Gran Premio de Malasia. Marco perdía el control de su Honda y se iría al suelo, con tal mala fortuna que tanto él como la montura se volvían a meter en la trazada y pilotos que venían detrás - entre ellos Valentino Rossi- impactarían directamente con él. Ese mismo día horas después se confirmó el fallecimiento de Simoncelli. El pupilo de Fausto Gresini no superó las heridas que tenía tras el accidente.

El Circuito Internacional de Sepang veía tres temporadas antes de cómo se coronaba campeón del mundo de 250 cc y también sería testigo del adiós a un grande del motociclismo. Un piloto llamado a ser el sustituto italiano de Valentino Rossi. Al finalizar la temporada, todos querían rendir homenaje a Sic. Una de las más emotivas imágenes fue la de Fausto Gresini llorando tras la victoria de Michele Pirro en Moto2; quien dedicaba la victoria a su compañero de equipo.

En el trazado malayo se puso un recuerdo al piloto italiano. Este recuerdo es siempre visitado por aficionados o cualquier miembro del paddock, quienes siempre tienen en recuerdo a "SuperSic".

Marco Simoncelli, siete años sin el 58

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS