Registro gratuito

Mirada al pasado: Malasia 2010, la consagración de Toni Elías
Mirada al pasado: Malasia 2010, la consagración de Toni Elías

GP DE MALASIA

Mirada al pasado: Malasia 2010, la consagración de Toni Elías

En Sepang, y a tres carreras del final, Toni Elías sentenció el primer título de Moto2, imponiéndose sobre un desafortunado Julián Simón.

ANTóN QUINTIá - 30 OCTUBRE 2018 14:21

Toni Elías, tras haber sido uno de los pilotos españoles más veteranos del mundial de MotoGP (16 temporadas, sumando 125cc., 250cc., Moto2 y MotoGP), voló hace ya tres temporadas al otro lado del charco para volver a sentirse campeón, un sentimiento que sin duda alguna ha encontrado en América (en 2017 se alzó campeón del MotoAmerica, y este año tiene muy bien encaminado el título). Fueron muchos los logros conseguidos por Elías a lo largo de los años en el mundial, pudiendo destacar su triunfo en MotoGP con una montura satélite, sus 28 podios, sus 14 victorias o sus dos 3º en la general de 125cc. (2001) y 250cc. (2003). Pero su logro más destacado y que lo diferencia de otros muchos pilotos con su veteranía es, sin duda alguna, el campeonato del mundo de Moto2 de 2010.

Mirada al pasado: Malasia 2010, la consagración de Toni Elías

Por aquel entonces, Moto2 era la novedad. Poco se sabía de la nueva categoría que Dorna se había sacado de la manga, más allá de que sería un campeonato similar a los monomarca. Pese a que en aquella temporada los motores de 2 tiempos estaban permitidos (como antaño se había hecho en la transición de 500cc. a MotoGP), todos los equipos prefirieron comenzar su andanza con los de 4 tiempos. El motor común a todos los participantes fue así el mismo que monta la Honda CBR 600 RR (con especificaciones de competición), tetracilíndrico de 4 tiempos que cubicaba 600cc. En aquella primera temporada, las expectativas eran máximas, con una gran oferta de chasis (Kalex, Suter, Motobi, Moriwaki, Speed Up, FTR, Bimota, Tech 3, Promoharris, ADV...) y un alto número de participantes (en torno a 40 por prueba).

Toni Elías volvía a la categoría intermedia tras haber competido cinco temporadas en MotoGP, y lo hizo de la mano de Gresini, quien decidió utilizar el chasis Moriwaki. Si algo estaba claro antes del inicio de la temporada era que si Elías daba un paso atrás no era para terminar en el Top10, sino que lo hacía para volver a ganar (como así fue). Tras una temporada muy sólida, con 7 victorias, Elías llegaba a Sepang como máximo favorito para coronarse como el primer campeón de Moto2. El único piloto capaz de aguantarle el ritmo hasta aquella 15ª prueba del calendario fue Julián Simón, quien aterrizaba en Malasia con opciones muy remotas.

Mirada al pasado: Malasia 2010, la consagración de Toni Elías

Simón hizo los deberes en los días previos a la carrera, mostrándose rápido y consiguiendo la pole; Elías calificó 4º (en aquella temporada las filas de la parrilla todavía se componían de 4 unidades), a 0.3 segundos de su compatriota. Sin embargo, el domingo se torció todo para el manchego. Su mala salida, que le obligó a luchar por ganar puestos en los primeros compases, contrastó con el buen arranque de Elías, tomando el liderato de la prueba. A la estela de Toni iban Lüthi, Iannone y Redding, y poco tardó en unirse a este grupo cabecero 'Julito'.

Pero la mala suerte no había terminado de cebarse con el piloto de Aspar. En la 5ª vuelta, Simón cometió un error que le hizo perder mucho terreno respecto al cuarteto que lideraba la carrera. Pese a que todo se le estaba poniendo en contra aquel domingo, Julián Simón volvió a tirar para reengancharse a su rival por el título. En aquella cabalgada, Simón llegó a marcar la vuelta rápida de carrera. Por desgracia, impuso un ritmo demasiado elevado, y dos vueltas después acabó besando el suelo y despidiéndose del que podía haber sido su segundo título consecutivo (venía de ser campeón de 125cc. en 2009). Su aplomo, digno del máximo respeto, hizo que se volviese a subir a la moto para terminar la carrera, aún a sabiendas de que el título ya estaba perdido.

Por delante, conocedor de la suerte que había corrido su rival, Elías solo tuvo que concentrarse en terminar la carrera lo más arriba posible, pero sin jugársela. Así, dejó que Iannone y De Angelis (Lüthi y Redding se había ido al suelo previamente) se marchasen para jugarse la victoria, y no opuso demasiada resistencia cuando Roberto Rolfo llegó hasta su posición, permitiéndole continuar hacia la que sería su 4ª victoria mundialista (1ª en Moto2).

Mirada al pasado: Malasia 2010, la consagración de Toni Elías

Roberto Rolfo se alzó finalmente con la victoria, por delante de De Angelis y de Iannone. Toni Elías entró en 4ª posición, convirtiéndose en el primer campeón del mundo de Moto2 a falta de 3 pruebas para el remate de la temporada. Por detrás, Julián Simón entró en 21ª posición, fuera de los puntos, en una carrera totalmente aciaga para él. Con este título, Toni Elías acalló las voces más críticas que le acusaban de no tener el nivel suficiente para estar en el mundial (recordemos que hasta la fecha se había quedado a las puertas del título en dos ocasiones), y recobró la confianza en sí mismo y en su saber hacer sobre la moto. En las temporada siguientes alternó Moto2 con MotoGP, aunque tras muchos años ya había conseguido sacarse la espinilla del título, incrustada desde 2001.

Todos los resultados del GP de Malasia 2010 de Moto2 disponibles aquí.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS