Registro gratuito

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen
Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

GRAN PREMIO DE HOLANDA 2017

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

El italiano, tras una carrera apoteósica en la que se volvió a vestir de líder, consiguió su quinta victoria del año y se marcha de "La Catedral" aún más líder del Mundial.

CARMEN RUIZ - 26 JUNIO 2017 19:39

En un fin de semana que ha sido siempre muy de mantener las tradiciones, esta temporada, por segunda consecutiva, la de repartir los puntos en sábado se volvía a romper y además, como excepción, eran los hombres de la categoría intermedia los encargados de poner el broche final a un Gran Premio en el que de nuevo, se desarrolló en torno a una atmósfera excepcional.

Sin embargo, hubo un hombre que volvió a recuperar costumbres y que también, interpretó el papel de protagonista: Franco Morbidelli. El italiano se reencontró con la victoria ante los fieles de una "Catedral", que le vieron dominar desde el viernes hasta el domingo, demostrando porque su salto a la categoría reina ya es una realidad.

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

MotoGP, una realidad

Tras conocer el paso a la categoría intermedia del actual líder de Moto3, Joan Mir, junto al Estrella Galicia 0'0 Marc VDS, la incógnita pasaba por saber quién de los dos hombres que forman el dueto del equipo belga en Moto2 dejaría su asiento libre y finalmente, en Assen, se hizo oficial.

El italiano, que es el primer piloto de la academia VR46 en llegar a la clase reina, lo hará de la mano de su actual equipo y pilotando una Honda dentro de un box, en el que falta saber quién será su compañero. Aunque el australiano Jack Miller lleva todos los puntos.

Una vez conocida la noticia, tocaba volver a la realidad y Morbidelli, lo hizo a la perfección. El italiano fue el más rápido de la primera jornada, celebró su salto a MotoGP con la pole del sábado, y terminó de sentenciar el fin de semana con la victoria tras una prueba, que superó cualquier expectativa.

Los medianos cumplieron el papel de mayores a la perfección y en lo que fue un carrusel de adelantamientos, ofrecieron una de las mejores carreras que se han visto hasta el momento en la categoría intermedia, cerrando el fin de semana por todo lo alto.

La prueba fue de tu a tu. Pero no entre dos. Hasta seis, fueron los hombres ?finalmente cuatro cuando Oliveira y Márquez perdieron comba- los que se sucedieron en numerosas ocasiones y es que ninguno, estaba dispuesto a ceder terreno. Querían luchar por todo.

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

Morbidelli mete la quinta

Ante esta situación, Morbidelli, que llegaba al trazado holandés con tan solo un podio en las últimas cuatro carreras y también en sus horas más bajas, se volvió a colocar el traje de líder y supo resurgir presentando de nuevo esa faceta de intratable que al inicio del año, le permitió encadenar tres triunfos consecutivos.

Tras una carrera excepcional en la que fue el más inteligente, fue el primero en ver la bandera a cuadros y saboreó de nuevo la victoria, consiguiendo la quinta de la temporada en la que ha sido, también, la más disputada hasta el momento.

El piloto del Estrella Galicia 0'0 Marc VDS demostró estar a la altura cuando más lo necesitaba. Pilotó al límite y sin cometer ningún error. Esperó su oportunidad, tiró de inteligencia y sumó 25 puntos más a su casillero los cuales, le permiten coger aire en la lucha por el título justo cuando sus rivales directos -Luthi y Márquez-, le respiraban más cerca que nunca.

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

Alex Márquez, el damnificado

Su compañero de box, Alex Márquez, ya le enseñó los dientes en Montmeló demostrando que él también era capaz de dominar de semáforo a bandera y llegaba al trazado holandés, con una gran motivación y dispuesto a volver a dar guerra en una carrera de la que "esperaba más". Sin embargo, se mantuvo a la sombra de Morbidelli durante todo el Gran Premio.

El español, en cuanto a la lucha por la corona de la categoría intermedia, ha sido el gran damnificado tras sumar tan solo 10 puntos, que en estos momentos, lo colocan a 35 de la cabeza. De nuevo, el ilerdense no fue capaz de sentenciar en carrera y, tras un fin de semana en el que en el arranque ya le costó un poco encontrar el ritmo de cabeza, reconoció que no tuvo "las sensaciones necesarias para seguir en la batalla por el podio hasta el final".

Quien si lo hizo fue Thomas Luthi. El suizo aguantó el ritmo del italiano hasta el último momento y se tuvo que conformar con el segundo escalón del podio en un nuevo fin de semana, en el que volvió a demostrar que "el abuelo", no lo es tanto.

El piloto del Carxpert Interwetten, que por el momento es el único hombre de los de cabeza que ha puntuado en todas las pruebas y además, solo ha bajado del podio en el Gran Premio de Francia, tan solo perdió cinco puntos respecto a Morbidelli y sigue tirando de regularidad, para mantener la segunda plaza de la general.

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

Si bien Luthi es la cara de la regularidad, la cruz es para Takaaki Nakagami. El japonés, fue el encargado de acompañar a Luthi y Morbidelli en un podio, al que volvió cinco Grandes Premios después haciéndolo además, en el trazado que le vio ganar por última vez en la edición del año pasado.

El japonés, a quien parece que la posibilidad de dar el salto también a la máxima cilindrada le está pasando factura, volvió a reencontrar sensaciones y consiguió su tercer podio de una temporada, en la que venía de sumar tan solo 14 puntos en las cuatro últimas pruebas.

Otro que volvió también a dar guerra después de estar algo más desaparecido de lo habitual, fue Miguel Oliveira. A pesar de que en los últimos compases de la prueba perdió fuerza y se quedó de nuevo fuera de un podio que se le está resistiendo más de lo que se esperaba teniendo en cuenta su actuación a principio de año, cuando sorprendió a todos colando a la KTM entre el dominio abrumador de Kalex, el portugués volvió a luchar junto a los más rápidos y cruzó meta en la quinta posición.

Morbidelli, oportunidad y sentencia en Assen

Finalmente, uno de los que ya estaba, Mattia Pasini, fue cuarto y se volvió a mostrar agresivo y ambicioso en una nueva batalla en la que trató de volver a lo más alto. Sin embargo, el italiano, tras dos carreras consecutivas en el podio, se tuvo que conformar con la cuarta posición y en Sachsenring, intentará atacar de nuevo.

El trazado alemán, acogerá del 30 de junio al 2 de julio la última prueba previa al parón del verano, en un fin de semana donde el Mundial, llegará a su ecuador y con Franco Morbidelli una vez más, como el hombre a batir.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS