Registro gratuito

Legendarios: Wayne Rainey
Legendarios: Wayne Rainey

MOTOGP LEGENDS

Legendarios: Wayne Rainey

Repasamos la carrera deportiva del 3 veces Campeón del Mundo de la categoría reina (500cc).

DANIEL FERNáNDEZ - 20 FEBRERO 2017 21:14

Ser leyenda en el motociclismo no es fácil aunque hoy en día parezca un título que se regala, los aficionad@s alrededor del planeta saben muy bien qué pilotos merecen ese status. La lista es bastante grande la verdad, pero en las siguientes líneas repasaremos la carrera deportiva del legendario Waine Rainey, en su día "buque insignia" de Yamaha, marca con la que consiguió 3 títulos mundiales de 500cc tras arduas batallas con el Tejano Kevin Schwantz antes del accidente que dejó al de California en silla de ruedas.

Rainey empezó compitiendo en Dirt Track, pero su amigo Eddie Lawson le recomendó probar la velocidad y fue Kawasaki la marca que confió en él para disputar el AMA Superbikes. No tardó en adaptarse y al poco tiempo ya ganaba carreras, de hecho en 1983 consiguió alzarse campeón tras el año anterior haber acabado 3º, unos resultados que le llevaron al mundial de velocidad de 250cc al año siguiente junto a Kenny Roberts. Lamentablemente para el californiano los resultados no fueron los esperados y volvió al AMA Superbikes, donde en 1987 de nuevo se coronó campeón y una vez más Roberts se lo llevó al mundial en 1988, aunque en esta ocasión el objetivo eran los 500cc.

Si algo marcó la estancia de Wayne Rainey en el mundial de motociclismo, fue que sus colores siempre fueron los del Team Roberts con Yamaha, esto incluye el ya mencionado año 1984, donde disputó la categoría de 250cc. Sin embargo, fue la YZR 500 la moto con la cual alcanzó la gloria y se convirtió en leyenda. Una moto que no era la más rápida puesto que la potencia era cosa de Honda, ni tampoco la más ágil puesto que el mejor chasis era el de Suzuki, pero Kenny Roberts dijo en su día "Nuestra moto es la combinación perfecta". El chasis y el basculante de la YZR 500 eran regulables y el motor empujaba con unos 165CV aproximados a unas 12.500RPM.

En la categoría reina todo fue distinto a su anterior paso por el campeonato en el cuarto de litro. No tardaría en mostrar buenas maneras y en apuntar al título desde su llegada. En su primer año ('88) fue 3º y en el '89 2º, en 1990 no falló y se proclamó Campeón del Mundo de 500cc. No le bastaba con aquel logro, Wayne demostró junto a su Yamaha formar un binomio perfecto, ambos se cuidaban, ambos "danzaban" sobre el asfalto tanto en seco como en mojado (algo nada fácil en la era 2 tiempos), ambos plasmaron sus nombres en los libros de historia al dominar también en el '91 y el '92, consiguiendo 3 campeonatos consecutivos en el medio litro.

Legendarios: Wayne Rainey

El no eterno rival

El piloto estadounidense no corría solo, dominar como él lo hacía no era una tarea fácil, pues tuvo que medirse con pilotos como Wayne Gardner, Eddie Lawson, Mick Doohan, etc. Entre todos sus rivales es necesario destacar a uno, Kevin Schwantz, compatriota aunque de Texas y pilotando una Suzuki, fue sin duda alguna el piloto que puso contra las cuerdas a Rainey y le hizo sudar en más de una ocasión puesto que su rivalidad empezó desde la segunda etapa en el AMA Superbikes hasta el final de su carrera deportiva.

A día de hoy, las batallas entre ambos todavía son recordadas y las imágenes se pasan de generación a generación. Entre todas ellas me gusta recordar 2, Donington Park en 1991 y Japón 1989, siendo la primera espectacular mente bonita en mi opinión personal. En cuanto a Suzuka '89, es probablemente la más recordada por todos y no es para menos, en aquella carrera se pasaban hasta dos veces en una misma curva, las apuradas de frenada eran bestiales y no hubo ni un segundo para el descanso. Aquel día el circuito japonés tuvo 2 trazadas buenas y menos mal que las cámaras pudieron grabar semejante espectáculo.

En 1993 Rainey pretendía hacerse de nuevo con el título y no iba mal encaminado, en su llegada a Misano era líder provisional del campeonato. Pero todo se fue al traste en una curva a derechas, Wayne se fue al suelo y no se levantaría por su propio pie. El mundo del motociclismo recibió una pésima noticia, el piloto a partir de entonces debería de ir en silla de ruedas. Pero nos quedamos con sus palabras cuando 18 años después volvió a Misano: "Claro que he pensado en lo que hubiera podido hacer diferente. Hay muchas situaciones que cambiaría, pero al final, no puedes hacer nada. Así que estoy bien".

Wayne Rainey es leyenda por sus títulos, ni que decir tiene que por su estilo de pilotaje y su afán dominador por querer ser el 1º desde la primera curva y escaparse, pero los números son importantes y en este aspecto, los del de California no engañan: 65 podios, 24 victorias y 3 títulos de Campeón del Mundo de 500cc son el balance final de su carrera deportiva en el mundial de velocidad.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33