Registro gratuito

MotoGP afronta la resaca del Gran Premio de Austria
MotoGP afronta la resaca del Gran Premio de Austria

MOTOGP

MotoGP afronta la resaca del Gran Premio de Austria

La categoría reina repasa los momentos más destacables de la prueba austriaca.

ALBA MEIS - 18 AGOSTO 2020 12:24

El accidente entre Johann Zarco y Franco Morbidelli ha sido el tema estrella del Gran Premio de Austria. A pesar de abandonar la pista por su propio pie, el piloto francés Johann Zarco se verá obligado a pasar por el quirófano tras una fractura de escafoides. Ante esta situación, el de Avintia es duda para Gran Premio de Estiria, programado para el próximo domingo. "Es un procedimiento estándar, con la colocación de un tornillo para consolidar el hueso roto. Regresaré a Austria el jueves por la mañana para someterme a un chequeo médico y ver si puedo o no correr este fin de semana para la segunda carrera organizada en el Red Bull Ring. Si no puedo pilotar, me reservaré para estar en mi mejor momento a principios de septiembre cuando comience una nueva serie de tres carreras seguidas en Misano y Barcelona", avanzaba Zarco.

Tras permanecer en silencio las horas siguientes al accidente, el piloto francés se sincera sobre lo acontecido en el Red Bull Ring. "Estoy un poco disgustado por cómo se han sucedido los acontecimientos. Me expliqué el domingo por la noche con Franco y Valentino, que admitieron que mi maniobra no fue una locura. Doblé al frenar y estaba en mi trayectoria cuando Franco golpeó mi rueda trasera. Pude adelantarle en la recta porque había una gran diferencia de motor entre él y yo. Cuando estaba delante, al frenar no me abrí más que de costumbre y no lo hice a propósito. A casi 300 km/h no puedes cambiar de trazada en el último momento. Tal vez eso fue lo que sorprendió a Franco Al final, soy yo quien está lesionado y acusado. Carmelo Ezpeleta me hizo entender que para mí era importante explicarme y lo haré frente a los oficiales como hice tras la carrera con Franco y Valentino" lamenta el francés.

Asimismo, Johann Zarco admitió públicamente que mantuvo una conversación con ambos pilotos. "En el momento de las entrevistas con la televisión italiana, Franco y Valentino estaban muy enfadados conmigo. Valentino vio la moto, se asustó y pensó 'si la moto me da, se acabó'. Franco se fue, pero al menos pude hablar con Valentino para calmarlo todo y explicarle que no fue una maniobra intencionada. Creo que nuestra conversación fue muy sincera. Estuvimos solos 10 minutos. Todo está mucho mejor ahora. Hablé con Vale para hacerle entender que no estoy loco. Me dijo que cuando vio el accidente por TV, me abrí mucho para bloquear a Morbidelli. Así que le expliqué que no fue mi idea. No lo hice voluntariamente", lamentaba el francés.

Valentino Rossi y Maverick Viñales, como pilotos involucrados, también han dado su versión de los hechos y se sinceran ante la prensa tras el acontecimiento que pudo tener consecuencias irreparables en el paddock del campeonato. "Siempre hay riesgos en MotoGP, es algo a lo que estás expuesto, lo sabes y está ahí. Correr es lo que me gusta y quiero hacer, no es algo en lo que piense ni me preocupe, solo salgo a pilotar al máximo y sin pensar, nada más. Estoy contento porque no ha sucedido nada grave, todos estamos bien. La curva 3 ya se sabe, no ha pasado nada los otros años porque Dios no ha querido. Al final es un punto muy complicado, para las motos es muy difícil, sobre todo en agua. Espero que no llueva, porque en mojado ahí te puedes caer muy fácil, espero que el próximo fin de semana no suceda nada más", confirmaba Maverick.

Por otro lado, el piloto italiano asegura que afrontará el fin de semana de Estiria de la mejor manera tras ser partícipe de un acontecimiento imborrable para la categoría reina. "Esperamos que este tipo de incidente sea una lección para que los pilotos mejoren su comportamiento en un futuro. Lo que marca la diferencia en esta ocasión es que nadie resultó herido. Si hubiera ocurrido algo malo habría sido completamente diferente. Hice una buena carrera. Para nosotros, con Yamaha, no es fácil, Sufrimos en velocidad punta, por lo que es difícil luchar con las otras motos. Tenía un buen ritmo. Desafortunadamente, tuve un adelantamiento agresivo por parte de Binder en la curva 9 que me empujó fuera de la pista. Ahí perdimos mucho tiempo y contacto con el grupo delantero. A partir de ese momento pude seguir con el buen ritmo y acabar quinto", expresaba el #46 en el comunicado oficial.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS