Registro gratuito

El negro futuro para el Althea y Marco Melandri
El negro futuro para el Althea y Marco Melandri

SUPERBIKES

El negro futuro para el Althea y Marco Melandri

El equipo privado va imposible competir en 2020, y Marco habla sobre sus dos últimos años en el mundial.

ALBERTO CAMELLO - 21 ABRIL 2020 19:52

La días van pasando y el mundial de Superbike cada vez lo tiene más complicado para competir en este 2020. Mientras que en MotoGP ven la luz al final del túnel, con varias propuestas que pueden salir adelante, en las motos de serie Dorna no lo tiene tan claro. Ya habló Carmelo Ezpeleta de lo imposible que es correr sin publico en el WSBK, y ahora se le suma otro problema.

El Althea Racing, casi descartado

Así lo hace saber a su propietario Genesio Bevilacqua, en una entrevista a GPOne.com, donde es bastante pesimista para la celebración de carreras este año. "Mira, te lo diré con pocas palabras: no veremos más carreras esta temporada. Puede que sea demasiado pesimista y que vaya a contracorriente pero es lo que pienso. Entiendo que Dorna, Ezpeleta y Lavilla están haciendo todo lo posible por arrancar el circo, pero creo que este 2020 no habrá carreras", argumenta el italiano.

Para los equipos privados, la crisis del coronavirus les golpea mucho más fuerte que a las fábricas, y tendrán que lidiar con unos patrocinadores que escasean cada vez más. "Lo equipos privados dependen de compañías más pequeñas como forma de apoyo. Cuando todo comience de nuevo, estas empresas tendrán que lidiar con prioridades como pagos atrasados, proveedores, personal, electricidad, gas, la planta de producción... Como ves, hay muchos aspectos que tienen prioridad. ¿Crees que una empresa colocará los patrocinios de Superbike entre sus prioridades? ¿Estás de broma?", declara.

El negro futuro para el Althea y Marco Melandri

Lo ve muy negro, pero afirma poder tener una solución si las fábricas se comprometen a duplicar sus monturas. "En el reinicio tendremos que lidiar con una economía basada en el rigor y las limitaciones, donde más que invertir será fundamental sobrevivir porque enfrentamos un problema de salud. Es por todo eso que cree que no veremos carreras este año. Ya que las carreras interesan a todas las fábricas, se podrían comprometer a duplicar sus esfuerzos. Quizás equipos como Honda, Ducati o Yamaha, por poner un ejemplo, podrían trabajar para poner cuatro motos en pista, duplicando su número", comenta Bevilacqua. Y prosigue, si eso no se lleva a cabo, habrá más problemas. "Si se espera, los equipos privados, además de encarar grandes problemas, corren el riesgo de desaparecer de la parrilla el próximo año", zanja Genesio.

Melandri: "Cuando un piloto carece de confianza, no puede ser rápido"

El Campeón del Mundo de 250cc en 2002 asegura entre otras cosas para Motorsport-total.com que no hubiera sido tan rápido como su sustituto, Álvaro Bautista, o ya creían de antemano la dificultad que Chaz Davies tendría con la Panigale V4, además de sus problemas en su último año en Yamaha. "Dije al comienzo de la temporada que Chaz tendría problemas. Después de tantos años con la V2 y sus características especiales del motor, no se ha armonizado con la V4. Digamos que tengo suficiente experiencia para entender ciertas situaciones", explica el #33, donde cree que se hubiera adaptado mejor que el galés. "Esta moto habría sido perfecta para mi estilo de conducción. Necesitas un estilo limpio y preciso, no un estilo agresivo como el de Davies", agrega.

El negro futuro para el Althea y Marco Melandri

Y explica porqué no tuvo un buen final en su carrera deportiva con la Yamaha. "El motor de la Yamaha es más o menos el mismo. Pero esto no se aplica al chasis. La Yamaha armoniza perfectamente con un piloto alto y pesado. Mi problema era poner peso en la rueda delantera. El marco de la moto es muy rígido. Soy pequeño y tampoco pude poner suficiente peso en la rueda trasera", asegura, donde tampoco era competitivo sobre mojado. "En las curvas, siempre me faltaba confianza en mí mismo. Todavía estaba en problemas y sentí que la moto no estaba bien equilibrada. Además, incluso en los años más difíciles, siempre fui rápido bajo la lluvia, pero con la Yamaha, realmente tuve problemas el año pasado. No sentí lo que hacían los neumáticos. Incluso bajo la lluvia, estaba lejos del límite. Cuando un piloto carece de confianza, no puede ser rápido", zanja el italiano, que como todos, está confinado con su familia, en Rímini.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS