Registro gratuito

Phillip Island y su particular quiniela
Phillip Island y su particular quiniela

GRAN PREMIO DE AUSTRALIA 2016

Phillip Island y su particular quiniela

El mítico trazado australiano deja en evidencia lo que puede dar de sí la temporada 2017.

ALEJANDRO DELGADO - 26 OCTUBRE 2016 09:28

La gira asiática normalmente marca un antes y un después en el devenir del Mundial. Suele decidir el campeón de cada categoría o dejar las cosas más clara de cara a ese título. La fatiga de los pilotos y equipos comienza a notare y de alguna forma los que están mejor preparados sobreviven. Si a todo esto le sumamos el hecho de que siempre la caprichosa meteorología está presente en el instante menos adecuado haciendo acto de presencia la lluvia, provocando que se cometieran más errores de los esperados, en una pista muy fría y sobre todo, sin agarre, para acabar disputando una carrera a ciegas al ser en seco.

Márquez y sus inicios

Cerró los ojos, mentalizó la bandera a cuadros y se imaginó una calculadora llena de premisas que le permitiría conseguir su tercer título. Él se mantenía incrédulo, se imaginaba en el jardín que se metería y empezó a ir con calma y empleando al cabeza, más vale puntos en mano que cero en el casillero pensaba. Se intentó tranquilizar y en Motegi lo consiguió, en una situación jamás vista donde sus máximos rivales pasaron de jugarse el campeonato quien se queda con el segundo cajón de la general.

Desde que tiene el título bajo el brazo Marc Márquez vuelve a ser el que era en sus inicios, no le teme a nada y disfruta más incluso sobre la moto, sabe donde está el límite, por lo que en Phillip Island solo se dedicó a "jugar", a volver a ser un niño pequeño que le gusta ser el más rápido del mundo. La esencia de su pilotaje regresó de la mano de unas derrapadas imposibles y de un error humano reconocido en la curva 4 del trazado. Pero toca quedarse con lo positivo, el tercer título de MotoGP y quinto de su trayectoria no hace otra cosa que dejarnos ver que la próxima temporada y lo que resta de esta el de Cervera dará un recital en la pista.

Phillip Island y su particular quiniela

En el equipo Movistar Yamaha MotoGP están rezando para que en Sepang y Cheste no llueva y si lo hace que sea por la noche con la sesión acabada. Han hecho una montura que no funciona básicamente en condiciones de baja temperatura en pista y en lluvia, por lo que Australia fue un fin de semana via crucis para la fábrica de los diapasones. Valentino Rossi pudo intentar evitar el desastre con un podio pero Jorge Lorenzo, con el pánico que le tiene al agua, empezó cruzado el Gran Premio y no hubo quien le enderezara, viendo peligrar el subcampeonato, poniéndoselo en bandeja a su compañero de garaje.

Por su parte, Cal Crutchlow, está dando al Mundial de Motociclismo un verdadero espectáculo. No parece ni su sombra. Tras un inicio de temporada para hacer borrón y cuenta nueva, tras la cita de Brno el británico volvió a sonreír, como si fuera un niño con su juguete nuevo tan deseado y ansiado (y es que en parte es una comparación bastante real), puesto que los cambios introducidos en su montura hizo que recuperara la confianza perdida y sacara a la luz su mejor versión, de la que veo muy complicada que se baje la próxima temporada y lo que resta de esta.

Por último antes de dejar la categoría reina, hay que hacer especial mención al regalo envenenado que le ha dado Maverick Viñales a Suzuki. Los de Hanamatsu han visto como un tercer puesto puede ser un pedrusco en su camino, puesto que el tercer puesto de Viñales supone el fin de la era las concesiones. El equipo dejará de contar con test ilimitados para cada piloto a tenerlos contados y sobre todo, pasará de tener 9 motores por temporada a siete, cosa que significa que se medirá en igualdad de condiciones a Ducati, Yamaha y Honda.

Phillip Island y su particular quiniela

Moto2

Phillip Island supuso ver de nuevo que Alex Rins sigue en sus mundos. Mientras que en carrera se vio una lucha realmente ajustada entre Johann Zarco y Thomas Lüthi, el del equipo de Sito Pons parece que la presión le puede. Tras intentar remontar desde la parte trasera de la parrilla, Rins volvió a hacer de las suyas y se fue al suelo en el momento menos indicado, viendo peligrar sus opciones al campeonato. Si quiere seguir teniendo opciones en Cheste, tiene que quedar por delante de Zarco y Luthi en Sepang.

Por su parte, Alex Márquez sigue en un ritmo 'in crescendo'. Lejos queda ese chico que no se adaptaba a la moto y aguantaba las críticas como podía. Es otra persona, más seguro pero sobre todo, más confiado consigo mismo. Sus últimos resultados lo avalan, ha tenido una evolución realmente positiva y sin duda, lo mejor está por llegar.

Moto3

La categoría pequeña volvió a evidenciar que es cada vez más semejante a una ruleta rusa. Brad Binder sigue en su particular lucha consigo mismo para conseguir el mayor número de puntos posibles, Jorge Navarro vuelve a las andadas y no se muestra confiado con su montura, cometiendo muchos errores. Pero lo realmente importante es que el próximo año tenemos Mundial. Gabriel Rodrigo, Joan Mir, Nicolò Bulega y Aron Canet entre otros, están demostrando que tienen un ritmo realmente arrollador y no dejarán que el próximo año el título se les escape. Están mostrando que son capaces de estar continuamente batallando en las plazas de cabeza.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS