Registro gratuito

Pol Espargaró: "Estamos muy lejos de las mejores motos"
Pol Espargaró: "Estamos muy lejos de las mejores motos"

MOTOGP

Pol Espargaró: "Estamos muy lejos de las mejores motos"

El piloto español repasa la temporada a través de su faceta más crítica.

Un mes después de certificar su undécimo puesto en el Mundial de MotoGP, Pol Espargaró se reunió con Marca para analizar algunos detalles del campeonato. "Creo que ha sido una temporada muy completa, compitiendo bien, con buenos números y cerquita del 'top 10' al final, con 100 puntos sumados, estamos satisfechos con este año. Es importante cómo hemos terminado, rozando el 'top 10' en todas las carreras. Estamos a un nivel superior que en el inicio y eso es importante para ahora descansar y empezar a encontrar esas décimas finales que son las más complicadas, las más difíciles, la próxima temporada", aclaró en la inauguración de la nueva tienda de Dainese.

Con cien puntos en la hoja clasificatoria y tras despuntar en su temporada con KTM, Pol Espargaró se ha consagrado como mejor piloto de la fábrica austriaca. "Creo que he estado bien, con buenas sensaciones, adaptándome a la moto y sumando carreras para llegar a ser mejor piloto". Sin embargo, no duda en admitir que aún queda trabajo que hacer en el garaje de KTM. "Estamos aún muy lejos de las mejores motos, esa es la realidad. Es cierto que con mas piezas estamos mejorando para luchar por los diez primeros, quizás sí estamos cerca en una vuelta, como me ocurrió en la pretemporada de Valencia, que me puse segundo casi en el mismo tiempo que Márquez durante una de las sesiones, pero en toda una carrera estamos muy lejos todavía. Ahora probaremos el nuevo chasis, aún más tubular que de viga, pero ya es un híbrido a modo de ensayo a ver qué tal nos va", expresó.

Pol Espargaró: "Estamos muy lejos de las mejores motos"

Dentro de ese objetivo es imprescindible señalar la labor de Dani Pedrosa como probador de la marca austriaca, una pieza clave en el desarrollo de la RC16. "Dani tiene mucho talento y experiencia, y es lo que necesitamos ahora mismo, alguien que marca la diferencia en la fábrica. Alguien que lidere este proyecto en el equipo de pruebas y nos ayude en las carreras para mejorar. Ahora Dani prueba todo lo importante antes de meterlo en la moto, y suele ir muy bien, cosa que antes no podíamos hacer", confesó.

Emoción y rivalidad, los mejores ingredientes

Por otro lado, la temporada 2019 se ha cobrado la salida en el campeonato de Jorge Lorenzo, uno de los pilotos más laureados del paddock. El no poder adaptarse a la moto más la presión característica de la categoría reina acabaron con la paciencia del balear, confirmando su retirada el pasado noviembre. "Es un personaje importante en MotoGP, con una trayectoria bonita en las carreras, con títulos mundiales. Todavía me acuerdo de cuando estábamos los dos peleando en otros campeonatos años atrás. Somos bastantes y siempre estamos con el pique sano, como debe ser. Alex Rins, Maverick Viñales... nos llevamos muy bien y en pista claro hay esos piques pero es lo bonito", recordó.

Sin embargo, la rivalidad es imprescindible para garantizar una temporada emocionante. Y es que, al igual que Marc Márquez, Pol Espargaró comparte asfalto con su hermano Aleix. "Tengo una buena relación con Aleix, muy buena...en pista no tanto", bromeó. "Me ayuda mucho y yo a él, es importante tener esa persona al lado que te aconseja de la manera más sana y hay veces que necesitas sentarte lejos de casa con alguien. Ahora acaba de tener gemelos y estamos siempre juntos. Es muy bonito estar juntos y creo que es un punto fuerte nuestro", amplió.

Aclarando su gusto por el fútbol, Pol Espargaró se animó a identificar 'un Leo Messi' en la parrilla de MotoGP. "Por lo que representa y por toda su carrera es sin duda Valentino Rossi, creo que es el Messi del motociclismo, calculando todo lo que suma y la marca que se ha labrado, no sólo pilotando. Ahora está Marc Márquez, es nuestro Messi, el Messi español. Es increíble, tantos años, a ese nivel, con esa jerarquía... Es un jugador que merece la pena sólo sentarse a verlo jugar al fútbol, concluyó.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS