Registro gratuito

Suzuki: el espíritu de Oda Nobunaga
Suzuki: el espíritu de Oda Nobunaga

ANÁLISIS SUZUKI

Suzuki: el espíritu de Oda Nobunaga

El equipo de Suzuki comienza un año plagado de ilusiones renovadas, pero con la misma filosofía de siempre. El objetivo sigue siendo el mismo: estar cada vez más cerca de sus hermanas mayores.

JAIME EGüEN - 22 MARZO 2017 13:20

Esta historia comienza en el Japón de los Samuráis del Siglo XVI. Su protagonista no es otro que Oda Nobunaga, un personaje en principio secundario que se hizo famoso por introducir y entrenar soldados Ashigaru o "pies ligeros". Estas fuerzas, que eran expertas en el manejo de las incipientes armas de fuego y con una rapidez de despliegue desconocida para la época, obtuvieron sonoras victorias. Además, dichos triunfos se produjeron contra fuerzas muy superiores en número y recursos, hasta llegar a Kioto y derrotar al Shogun, iniciando lo he se conoció como el Período Azuchi-Momoyama de la Historia del Japón.

Suzuki: el espíritu de Oda Nobunaga

De este mismo modo, Suzuki formó un equipo de técnicos expertos en el manejo de la incipiente tecnología de motores de 2 tiempos que crearon unas monturas muy ligeras y manejables para irrumpir en el Campeonato del Mundo de 500cc en 1974. Su pupilo no fue otro que un joven llamado Barry Sheene, que pronto empezaría a encadenar victorias hasta derrotar en 1976 y 1977 a la todopoderosa escuadra de MV Agusta encabezada por Phil Read, acabando de paso con el dominio de los motores de 4 tiempos y abriendo un periodo conocido como el "Reinado de los 2 Tiempos" inaugurado por Suzuki con los 2 títulos del malogrado inglés que tuvieron continuidad en los Títulos de Marco Lucchinelli (1981) y Franco Uncini (1982); para que luego llegasen los solitarios Mundiales de Kevin Schwantz (1993) y Kenny Roberts Jr (2000).

Nuevo proyecto, misma ilusión

Suzuki tiene motivos para sonreír. Bueno... al menos para tener esperanza. Porque como se dice popularmente: "la esperanza es lo último que se pierde". Los datos, sobre el papel al menos, invitan a eso. La marca japonesa, cuenta con la mayor esperanza del motociclismo italiano (a día de hoy) para obtener un Campeonato de MotoGP. Sin embargo, también cuentan con un piloto joven y con mucho que decir, que se crió en la cuna del motociclismo español, Álex Rins. En la técnica cuentan con un siempre experimentado y curtido en más de mil batallas, Davide Brivio, que es el sólido puntal de este proyecto que decidió encabezar, abandonando Yamaha. Un proyecto que tiene hambre de más victorias y que viene de demostrar que son capaces de obtenerlas.

Suzuki: el espíritu de Oda Nobunaga

Pese a eso, en la hoja de ruta de este año, también hay aspectos negativos. El primero de todos es que no cuentan con Maverick Viñales. La pieza en la que pudo girar durante mucho tiempo la fábrica de Suzuki, pero que puso rumbo a los brazos de su hermana mayor, Yamaha. Otro aspecto a tener en cuenta es que es la moto menos potente de las punteras y también la más pequeña (pies ligeros). Las medidas no mienten y es que Suzuki es una moto bastante pequeña comparada con sus rivales y cuentan con dos de los pilotos más altos de toda la parrilla de MotoGP. Pilotos, que pese a su talento innato, tendrán que adaptarse a su nueva montura puesto a que los dos son nuevos en la fábrica.

Por otra parte, hay una serie de dudas. La cabeza de Iannone es una de ellas. Un piloto capaz de lo mejor y de lo peor, que perdió su batalla personal con Dovizioso y que se encuentra en una situación nueva en su carrera deportiva.Otra interrogación es si funcionará la nueva aerodinámica de la moto, que en apariencia es una de las menos desarrolladas y de las que menos detalles ofrece visualmente. Por no hablar de un hecho más que necesario a la hora de mejorar: el sistema de cambio seamless. Una innovación que sacó Honda hace unos cuatro años que ofrece la posibilidad de cambiar de marcha incluso cuando estás completamente tumbado y que Suzuki no ha conseguido manejar a la perfección.

Suzuki: el espíritu de Oda Nobunaga

Con esta hoja de ruta, la marca Suzuki comienza otro año de retos y con un objetivo fijo: molestar lo máximo posible a sus dos hermanas japonesas. En los test de invierno se han mostrado bastante irregulares y han mezclado buenos resultados con otros no tan buenos. Desde su vuelta a la categoría reina en la temporada 2015, Suzuki ha firmado este año sus mejores test en el circuito de Sepang. El rendimiento de la moto fue muy positivo, y desde la marca japonesa están muy contentos con los pasos que se han dado, al igual que sus pilotos: Andrea Iannone y Alex Rins. Una arma con la que cuenta Suzuki respecto a Honda y a Yamaha es la presión. Las dos potencias principales de Japón están obligadas a ganar y todo lo que no sea obtener en Valencia el título de Campeón del Mundo sería un fracaso para ellas. Mientras tanto, la marca Suzuki, piensa más a largo plazo y tiene como única presión, mejorar cada día y estar cada vez más cerca de las grandes marcas.

La historia cuenta que en todas estas gestas se seguía un mismo patrón. Un equipo llamado Suzuki que con menos medios que sus hermanas japonesas, mayores que ella, consiguió derrotar a sus rivales gracias al espíritu de Oda Nobunaga. Usando como principal arma, la ligereza y la y manejabilidad de sus máquinas, contra el poder y el número de sus rivales.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS