Registro gratuito

Vuelta al circuito Ricardo Tormo
Vuelta al circuito Ricardo Tormo

GP DE LA COM. VALENCIANA 2018

Vuelta al circuito Ricardo Tormo

Una vuelta al último circuito de la temporada, un año más en Valencia.

DIEGO CANTALEJO - 13 NOVIEMBRE 2018 19:05

La decimonovena y última cita de la temporada 2018 (carrera número 18 debido a la suspensión de Silverstone) es en el trazado español de Ricardo Tormo. El circuito albergará un año más el final de temporada, haciéndolo de manera ininterrumpida desde 2002, el inicio de la era MotoGP. En este caso no queda ningún título quepor disputarse, pero en el trazado valenciano se han dado lugar desenlaces de temporada, algunas de ellas in extremis.

El circuito Ricardo Tormo de Cheste tiene sentido anti horario, comenzando la parrilla desde el lado derecho de la pista. Es uno de los circuitos más cortos del calendario con apenas 4.005 metros, y una anchura que se mantiene en los 12 metros. Contiene cinco curvas de derechas y nueve de izquierdas, mientras que su recta principal tiene una longitud de 876 metros.

La cita de Cheste será algo especial para los amantes del motociclismo. Dani Pedrosa cuelga el mono, aunque seguirá como probador de KTM. La última cita del piloto español será, precisamente, en el circuito donde es el máximo vencedor con siete victorias, seguido por Jorge Lorenzo con cuatro. Marc Márquez y Valentino Rossi no tienen el circuito valenciano entre sus favoritos. El ilerdense ha ganado dos veces, la última en MotoGP durante la temporada 2014, mientras que Rossi no gana desde 2004.

El récord de la pista lo mantiene Jorge Lorenzo, que en 2016 hizo una increíble pole marcando un tiempo de 1:29.401. La vuelta rápida también es para el mallorquín. Ese mismo año hizo en carrera 1:31.171, ganado así su última carrera con Yamaha. A pesar de no tener una recta muy larga, la velocidad punta máxima lograda todavía es de Iannone en 2015 con Ducati. El italiano llegó a los 335 km/h.

Este circuito se caracteriza por ser bastante plano. Apenas existe desnivel durante todo el circuito y, de hecho, una larga tribuna rodea gran parte del circuito, haciendo posible una gran visibilidad de este. Ricardo Tormo se diferencia del resto de circuitos en no dejar una gran distancia entre curva y curva. Entre un ápice y otro apenas hay grandes rectas para poner marchas altas, por lo que da mayor importancia al pilotaje y la frenada que al motor.

Vuelta al circuito Ricardo Tormo

El primer sector está formado por las dos primeras curvas de izquierdas. La primera, llamada Aspar, nos recuerda a la reciente salvada espectacular que tuvo Marc Márquez la pasada temporada jugándose el título. Tras una pequeña recta se encuentra la segunda, muy cerrada, llamada Doohan. Allí perdió el título Valentino Rossi en 2006 al caerse y dejárselo en bandeja a Nicky Hayden.

Sin apenas respiro, el sector dos está formado por cuatro curvas: dos de izquierdas y dos de derechas. A la salida de Doohan se encuentra rápidamente la curva tres, tercera curva de izquierdas consecutiva pero esta vez bastante más rápida que su anterior. Las curvas cuatro y cinco son prácticamente seguidas, ambas de derechas. Este lugar es de los más complicados del circuito. Los neumáticos llegan a esta zona con la parte derecha más fría que la izquierda, ya que la última curva de izquierda que el neumático hizo fue la última curva del circuito, dificultando de esta forma el agarre. Una pequeña recta dirige a la curva seis, llamada Ángel nieto, esta vez de izquierdas y que endereza una de las partes más rápidas del circuito.

El sector tres es de los más rápidos. Tras la curva Ángel Nieto se llega a la Curva de la Afición, con muy poco ángulo y muchísima velocidad tras la recta anterior. La velocidad se reduce considerablemente para trazar la curva ocho, una curva cerrada y lenta de casi 180 grados. Las curvas nueve, diez y once apenas dejan posicionar en recto la moto. La nueve, de izquierdas y bastante rápida, hace llegar con velocidad a la décima y undécima, ambas de derechas y muy seguidas, siendo la última más cerrada para otra nueva recta.

El último sector es el más rápido. Saliendo de la curva once, una pequeña recta llega hasta la curva doce, un gran ápice de derechas y difícil sitio para adelantar que enlaza con la curva más rápida y especial del circuito. La curva trece y penúltima es una curva de izquierdas muy larga que propicia al derrapaje, siendo un sitio determinante para adelantar en la última curva, la decimocuarta o Adrián Campos, lugar en el que, sin llegar a enderezar la moto de la curva trece, se apura la frenada algo inclinado para una curva cerrada que enlaza con la recta de meta.

Este año no ocurrirá, pero ya se han decidido campeonatos en esta última curva del circuito. Ocurre que puede ser la última curva de la temporada y que decida la posición del piloto. Lo arriesgan todo y si no que se lo pregunten a Maverick Viñales en 2013.

texto enlace

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS