Registro gratuito

Yamaha, a contracorriente
Yamaha, a contracorriente

MotoGP

Yamaha, a contracorriente

No está siendo el mejor año para los pilotos Yamaha, pero y ¿si esto no es cierto y van en linea ascendente?

FRANCISCO RAMóN MARTíNEZ - 28 JULIO 2018 19:25

La marca de los tres diapasones arrancaron el mundial de la misma forma que acabaron la temporada pasada. Es decir, las dos motos oficiales sufriendo desde los tests de pretemporada, de las dos satélites, Johann Zarco, con la moto de 2016 por delante de las dos motos del equipo Movistar.

En esta primera parte de la temporada, Yamaha era el fiel reflejo del equipo que acabó la temporada pasada, sin encontrarse cómodo ninguno de los pilotos encima de la moto. Y todo ello a pesar de que Valentino Rossi subió al podio en el Gran Premio inaugural en Qatar. Un espejismo en el desierto y nunca mejor dicho.

Del GP de Argentina y su esperpento desde antes que se apagase el semáforo, con una parrilla desplazada, los diferentes errores de Márquez antes y durante la carrera en la que pasó de todo y nada bueno para los intereses de la marca de Iwata, ya que Valentino Rossi sumó su primer 0 en el campeonato y Maverick, que anunció su renovación por dos años con Yamaha en la presentación del equipo, no logró pasar del quinto puesto. Por su lado el piloto francés Johann Zarco, con la moto del equipo Tech3 terminó segundo, de nuevo y una vez más por delante de las motos oficiales.

En el GP de las Américas con el sheriff haciendo una muesca más en su cinturón, la sorpresa positiva del fin de semana fue una Yamaha, en concreto la de Maverick Viñales. El piloto catalán logró estar cerca de Marc Márquez, durante todo el fin de semana, con un ritmo constante y tiempos muy cercanos a los del piloto de Honda. Pero cuando se apagó el semáforo, nadie pudo seguir al de Cervera, eso si Maverick gestionó muy bien la carrera y supo que más allá del segundo puesto era una utopía. Aun así en Yamaha sonreían ya que el podio conseguido por el de Roses era el primero del año y hacía creer que con la llegada del mundial a Europa los de Iwata recuperarían sus posiciones habituales. Nada más lejos de la realidad si vemos en que posición cruzaron la meta Valentino Rossi y Johann Zarco, cuarto y sexto respectivamente.

Yamaha, a contracorriente

Como ya es costumbre, el mundial entra en Europa por Jerez, uno de los que los clásicos denominan circuito Yamaha. Y de nuevo, vuelta a la realidad, concretamente a la realidad de 2017. De nuevo, la moto de Johann Zarco terminaba por delante de los dos pilotos de fábrica, y para hurgar más en la herida si cabe, el piloto francés, se subía al segundo cajón del podio. Por su lado el mejor de los dos pilotos oficiales en Jerez fue Valentino Rossi que cruzó la meta en quinta posición y Maverick Viñales que no se encontró en todo el fin de semana, acabó séptimo. Y por si todo esto fuera poco, el lunes post GP de España los rumores se convertían en realidad y se hacía realidad lo que todo el mundo en el paddock daba por hecho, que no era otra cosa, que la confirmación oficial del fichaje de Johann Zarco por KTM.

En LeMans volvió a salir el sol, y eso en LeMans es mucho decir, para el equipo oficial de los de Iwata. Tras un fin de semana insuperable para el piloto local, Johann Zarco, el de Tech3 se fue al suelo. Pero volviendo al equipo oficial, gallìna vieja hace buen caldo y de nuevo Valentino Rossi, alcanzó posiciones de privilegio cuando cayó la bandera a cuadros en el trazado francés, logrando subir a la tercera posición del podio, siendo de nuevo la única Yamaha en el top5 ya que su compañero de equipo, no logró superar el séptimo puesto conseguido en el trazado gaditano.

Con todo esto en la mochila de Yamaha, y por rizar un poco más el rizo, el mundial aterrizaba en la casa de Ducati, marca que junto a Dovizioso, les estaba comiendo la tostada al equipo de los diapasones cruzados. Y de nuevo una de cal y otra de arena para el equipo oficial. Maverick Viñales seguía en caída libre, de nuevo el piloto español estaba fuera del top5 como en las dos carreras anteriores, pero esta vez todavía un peldaño por debajo, ya que cruzó la meta en octava posición.

Yamaha, a contracorriente

De nuevo era Valentino Rossi el que lograba meter a Yamaha en las posiciones que se supone que les corresponde, consiguiendo su segundo podio consecutivo, subiendo otra vez a la tercera posición y demostrando una regularidad para poder pelear por el campeonato del mundo. Al piloto francés, Johann Zarco, tampoco le fue mucho mejor que a Maverick Viñales en territorio italiano. El de Tech3 tan solo fue capaz de cruzar la meta en décima posición y generando así comentarios que nunca se confirmarán.

El campeonato del mundo de MotoGP volvía a territorio español, esta vez al Circuit de Barcelona-Catalunya, con su nuevo asfalto, con el beneplácito de los pilotos y con su trazado clásico que tantas buenas carreras ha regalado a los aficionados de las dos ruedas. Y de nuevo el fin de semana para los pilotos oficiales se desarrolló cómo los tres últimos tres fines de semana de competición. Valentino Rossi de subía de nuevo al tercer cajón del podio, por tercera vez consecutiva y a pesar de que Maverick Viñales corría en casa, y de que el piloto español consiguió dar un pasito adelante, no logró pasar del sexto puesto.

La siguiente batalla fue en Assen y sin lugar duda, no hay mejor palabra para describir lo que allí aconteció, y es que sin lugar a duda, la del GP de los Países Bajos ha sido la mejor carrera del año. Y por tanto no se pueden sacar conclusiones, ya que tal como se desarrolló la carrera podía haber ganado cualquiera, pero en lo que a Yamaha se refiere, de nuevo una bocanada de aire fresco, ésta vez por parte del 9 veces campeón del mundo, Valentino Rossi, que terminó segundo, en una carrera loca y en grupo en la que Maverick, de nuevo, acabó en la sexta plaza. Y si viajamos hacia el box del equipo satélite, a Johann Zarco tampoco es que las cosas le estuviesen saliendo las cosas demasiado bien. Tras su caída en el GP de casa, el piloto galo no ha levantado cabeza, ya que desde entonces no ha logrado colarse en el top5 ni en las posiciones de cabeza.

Yamaha, a contracorriente

Llegamos a Sachsenring, territorio Marc Márquez, con 9 victorias de 9 posibles, pero volviendo a la fábrica de Iwata, al fin parece que ha conseguido dar un pasito adelante. Y esto parece ser consecuencia de haber encontrado algo en el test post GP de Catalunya, dónde al fin lograron tocar alguna tecla de la electrónica que era lo que les traía de cabeza a los dos pilotos de la marca de los diapasones.

De nuevo Valentino Rossi era el mejor de los dos pilotos del equipo de fábrica cuándo acabó la carrera el domingo, pero ésta vez Maverick si que logró subir al podio con una tercera posición más que merecida y en consecuencia al buen ritmo demostrado durante todo el fin de semana. Parece que poco a poco la fábrica de Iwata les está dando lo que pide a sus pilotos oficiales. Sólo les falta dar un paso adelante en cuanto a las salidas y las primeras vueltas de carrera se refiere, ya que éste, está siendo el talón de Aquiles, de las motos de los diapasones, ya que ambos pilotos están haciendo unas muye buenas carreras de mitad de carrera en adelante.

Lo que llama mucho la atención los últimos resultados del piloto francés Johann Zarco, que desde que el 7 de mayo anunció de forma oficial su fichaje por dos temporadas por la marca austríaca KTM, sus resultados han ido en caída libre.

Yamaha, a contracorriente

¿Será casualidad, o cómo dicen las malas lenguas, Yamaha le ha cortado el grifo para que no se pueda llevar información útil a la competencia? Esto es debido a los posibles problemas personales que se comenta que están perjudicando al galo. A todo ello, habría que tener en cuenta que a Yamaha no le interesa que el resto de equipos tengan información confidencial de sus monturas de cara a la próxima temporada.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS