Registro gratuito

KTM y su travesía por el tiempo
KTM y su travesía por el tiempo

MOTOS

KTM y su travesía por el tiempo

Descubra los detalles más interesantes de la historia de la marca austriaca a través de los años.

RICARDO CENICEROS - 27 JUNIO 2017 14:54

KTM es un fabricante austriaco conocido mayormente por la fabricación de motocicletas todoterreno, aunque va siempre más allá y también construye motos de calle, además de tener presencia en el mundo de la competición. Formada oficialmente en 1992, su fundación se remonta al lejano 1934, y hoy conoceremos parte de la historia de esta fábrica.

Fundación y primeros años

En 1934 un ingeniero austriaco llamado Hans Trunkenpolz construye una planta metalúrgica en la localidad de Mattighofen, para esta época su comercio tenía la denominación de Kraftfahrzeug Trunkenpolz Mattighofen. Pasados algunos años, empezaron a vender motocicletas DKW y algunos coches de Opel. Como la mayoría de los fabricantes en aquella época, llegó la Segunda Guerra Mundial y hubo cambios en la casa austriaca, pues se dedicaron a la reparación de motores diesel.

KTM y su travesía por el tiempo

Al término de la guerra, la fábrica no estaba viviendo un buen momento en vista de la disminución de la demanda en las reparaciones, por lo que el ingeniero Trunkenpolz se propuso seriamente crear sus propias motocicletas. Esto finalmente llegó en 1951, cuando fue producido el prototipo de la primera motocicleta, la llamada R100. Este producto contaba con elementos que la mayoría estaban hechos por la propia casa, aunque no era el caso de los motores Rotax, que eran obra de Fichtel y Sachs.

KTM y su travesía por el tiempo

Crecimiento e inicios en la competición

Surgieron algunos cambios en la marca austriaca, pues en 1953 aparece un empresario llamado Franco Prida que se convirtió en accionista principal, por lo que la fábrica empezó a llamarse Kronreif Trunkenpolz Mattighofen. En KTM apenas tenían 20 empleados para esa época, pero esto no fue limitación para los austriacos, que en 1954 produjeron la R100 en serie. En cuanto a su presencia en el mundo de la competición, los éxitos no tardaron demasiado en llegar, pues en 1954 ganaron la categoría 125 del Campeonato Nacional en Austria.

KTM y su travesía por el tiempo

Dos años más tarde hacen su primera aparición en el International Six Days Enduro, donde conquistaron una medalla de oro gracias a Egon Dornauer. La marca continuó ampliándose, pues llegó un modelo de turismo de 125 centímetros cúbicos, y le siguió la primera motocicleta deportiva de la fábrica que se llamó Trophy. En la década de los 60 se estrenaron las primeras bicicletas motorizadas de los austriacos, y la producción de motocicletas para la competición siguió aumentando.

Desde los años 60 en adelante

La década de los 60 fue un punto de importancia en la historia de KTM, pues en 1962 falleció Hans Trunkenpolz, el ingeniero fundador de la marca, lo que supuso que su hijo Erich se hiciera cargo de la fábrica. Los primeros cambios se vieron con la vuelta al nombre de Kraftfahrzeug Trunkenpolz Mattighofen, en un momento donde la marca tenía en sus filas a unos 180 empleados y estaba facturada en 3.5 millones de euros.

En 1963 llegó el modelo llamado The Comet, que fue seguido por el modelo The Comet edición 10.000 en 1966. Llega la década de los 70 y KTM da un salto al empezar con la producción de sus propios motores, pues desde sus inicios estaban utilizando motores de Sachs. En el propio 1970, los austriacos crean su primera motocicleta para el motocross, una de 250 centímetros cúbicos. Ya en 1971 contaban con 400 empleados bajo sus filas, lo que significó que la fábrica ya ofrecía 42 modelos diferentes.

KTM y su travesía por el tiempo

Ya con un mayor número de empleados, los austriacos aprovecharon para iniciar con una producción masiva de motos cross y enduro. En 1974 presentaron el modelo llamado Hobby III, un año después sale el Comet Grand Prix 125 RS, y en 1976 se destacó el primer motor de 125cc. La expansión a nivel de KTM era un hecho inminente, y llegó de forma que en 1978 se estableció la filial KTM North America Inc, con sede en Ohio. En 1981 se construyeron las primeras motos para motocross de 125 centímetros cúbicos refrigeradas por agua, y en 1972 se destacaron con una nueva suspensión trasera.

El éxito de KTM ya era considerable, y siguieron innovando hasta convertirse en 1986 en la primera fábrica que ofreció unos frenos de disco delanteros y traseros para las motocicletas comerciales. Al año siguiente construyeron motores de cuatro tiempos y un solo cilindro. Pero llegó 1988 y la casa austriaca se vió obligada a cerrar la producción de scooters.

KTM y su travesía por el tiempo

Quiebra y posterior resurrección

Todo transcurría con tranquilidad para KTM, pero en 1989 fallece el dueño Erich Trunkenpolz, lo que significó que en 1991 la marca austriaca se declarase en quiebra. Afortunadamente la fábrica no tardó demasiado en reaparecer, pues apenas al año siguiente de caer en la quiebra, fue recuperada por los bancos. Eso sí, estos hicieron cambios importantes, pues dividieron la empresa en cuatro partes, llamadas KTM Sportmotorcycle GmbH; KTM Fahrrad GmbH, KTM Kühler GmbH y KTM Werkzeugbau GmbH.

La primera fue designada como la división encargada de las motocicletas, la segunda se ocuparía de las bicicletas, la tercera estaría a cargo de los radiadores y la última de las herramientas. KTM Sportmotorcycle GmbH empezó a funcionar en 1992 y unos años después se hizo con KTM Werkzeugbau GmbH, antes de ser renombrada a KTM-Sportmotorcycle AG.

KTM y su travesía por el tiempo

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33