Registro gratuito

Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama
Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama

ESPECIAL ROYAL ENFIELD

Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama

La Classic 500 es la base de la que deriva la mayor familia de modelos que conforma la gama de Royal Enfield.

SERGIO J. CABRERA - 15 OCTUBRE 2015 22:25

Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama

La pasada semana abría sus puertas en la madrileña calle Agustín de Foxá la primera tienda oficial de Royal Enfield en nuestro país. Cuya inauguración nos brindó la oportunidad no solo de acercarnos a esta curiosa marca, sino poder analizar en primera persona la práctica totalidad de su llamativa gama de motocicletas, que como iremos viendo, son algo más que simples modelos dotados de estética vintage.

Uno de los modelos probablemente más llamativos y en el que se basa buena parte de los modelos de la gama del fabricante indio es la Classic 500, de la cual podemos encontrar hasta tres versiones especiales más, además de la recién estrenada serie limitada Limited Edition Despatch, que dispone de una tirada de tan solo 200 unidades, todas ellas debidamente numeradas.

La Classic 500 encarna a la perfección la historia de la marca y la gama internacional de este curioso fabricante, que nacido originalmente en Gran Bretaña, hace más de 100 años, una vez cerrado en Europa continuó su singladura en la India, hasta que hace unos pocos años y gracias a la explosión de las corrientes vintage y retro se decidió a dar el salto comercial a nivel internacional.

Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama

Características

La Classic 500, aunque en su última evolución técnica fue presentada en 2009, deriva directamente de las primeras Royal Enfield que fueron exportadas a la India como las Bullet 350 y 500 en la década de los cincuenta. Las descripciones sobran, ya que de un solo vistazo se aprecia claramente como la arquitectura del modelo se corresponde al completo a las monocilíndricas británicas de la época.

Su bastidor de tubo, suspensión por doble amortiguador trasero de gas y el asiento con muelles vistos nos transportan directamente a otra época.

La decoración y los detalles de la familia Classic por supuesto van acordes con la estética del modelo. El emblema con las clásicas gráficas de la marca, cromados por doquier, llantas de radios, protectores para los muslos de goma en el redondeado depósito y escape tipo años cincuenta.

Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama

Técnica

Es en este aspecto en el que más destacan los productos de la marca, porque si bien cuentan con elementos actuales, su configuración y diseño son básicamente de otra época.

El motor sigue siendo el monocilíndrico de 499 c.c. que lleva empleando la marca desde hace décadas, inalterado mayormente pero que hoy día cuenta con inyección Keihin y encendido electrónicos. Homologa en nuestro país poco más de 27 CV y un par motor de 41 Nm.

Si bien algunos de sus elementos menores son plástico cromado, realmente la montura está fabricada casi al completo de metal, como se hacía antiguamente, por lo que el peso no puede considerarse ligero. Según la firma india, con un 90 por ciento del depósito de combustible lleno y todo el aceite deja en la báscula unos 190 kilos. Lo cual tampoco está mal para una moto que mide 2.160 milímetros de largo por 800 de ancho y poco más de un metro de alto con profusión en materiales metálicos.

Royal Enfield Classic 500: Análisis de la más característica de la gama

Su parte ciclo también parece sacada de otra época, llantas de radios de 19 pulgadas delante y 18 detrás, con unas gomas 90/90 19 en la llanta delantera y 120/80 18 en la trasera. Mientras en la rueda delantera encontramos un disco de 280 mm de diámetro, en la trasera se recurre a un freno de tambor de 153 mm.

Las prestaciones y las cifras de consumo no entran dentro de las especificaciones técnicas de un modelo de estas características. Se le suponen suficientes, como a los modelos de Rolls Royce durante décadas hasta que fue absorbida por BMW, aunque la personalidad, sabor y sensaciones a sus mandos se estiman casi infinitos.

Ya que si una motocicleta suele ser una compra más pasional que racional, un modelo de Royal Einfeld solo se pude comprar con el corazón tras haber jurado amor eterno al motociclismo clásico, fuera de cualquier moda aunque pueda parecer lo contrario dadas la fuerza que tienen las corrientes vintage actuales.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS