Registro gratuito

La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros
La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros

VIAJE SEGURO

La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros

Quizá no sea la Ruta 66, pero en Europa los moteros también tienen opciones para completar impresionantes viajes.

SERGIO J. CABRERA - 12 NOVIEMBRE 2014 20:31

La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros

Salir de ruta es una de las formas preferidas de viajar para cualquier motero que se precie de serio. El mero placer de recorrer kilómetros hasta lugares alejados y conocer nuevos paisajes en su propia montura subraya el placer intrínseco de disfrutar la sensación de libertad que solo pueden ofrecer las dos ruedas.

En Europa gozamos de muchas y variadas rutas, de costa, interior e incluso de abruptos puertos de montaña, como el paso de San Bernardino, en los Alpes suizos. Pero si hay una ruta indispensable para cualquier motero en Europa no es otra que la ruta del Cabo Norte.

Al contrario que otras rutas, la mayor parte de esta no discurre por un mismo camino, es decir, en función del país de procedencia o de salida, recorreremos varios países de Europa antes de llegar a la península escandinava, último tramo y el verdadero sentido de esta ruta. Al final, es llegar al que es considerado el punto más septentrional de Europa por carretera, el Cabo Norte o Nordkapp.

Cabo Norte

Nordkapp es el nombre de un municipio situado en el norte de Noruega, anteriormente conocido como Kjelvik, que era tal y como se conocía una antigua aldea allí situada. Tras ser destruida por los nazis en la Segunda Guerra Mundial nunca fue reconstruida, por lo que en 1950 a la zona se le cambio el nombre a Nordkapp, adaptación al noruego del término, North Cape (Cabo Norte).

La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros

El lugar más célebre de la zona y del que recibe precisamente su nombre es el Cabo Norte, un promontorio situado en la isla de Mageroya que linda con el océano por un acantilado de poco más de 300 metros, lugar considerado oficialmente como el punto que se encuentra más al norte de Europa, aunque otra zona cercana realmente es más septentrional, aunque solo se es accesible a pie.

Allí encontraremos la escultura de metal que representa un globo terráqueo, y que supone la imagen más icónica del lugar, la foto que como trofeo realmente vamos a buscar.

Ruta

Para los que tenemos la salida desde la Península Ibérica, más de la mitad de la ruta consiste en llegar precisamente a la península escandinava, por lo que los primeros días de ruta, en función del tiempo que dispongamos y aunque solo sea de paso atravesaremos la práctica totalidad de Europa occidental.

Aunque lo más común es recorrer la primera parte del camino lo más rápido posible, hasta la llegada a la península escandinava vía Dinamarca, que es donde realmente se considera que comienza la parte interesante del viaje.

La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros

Esto nos hará recorrer Francia, Bélgica en función de la ruta escogida, Alemania y la propia Dinamarca. Y eso antes de desembarcar en Noruega o Suecia, en función de la ruta que prefiramos hacer. La magnitud del viaje y la complejidad de atravesar tantos y tan dispares territorios hace que sea indispensable ir bien pertrechados y convenientemente preparados.

Es importante tener toda la ruta diaria a recorrer, así como los puntos de llegada y estancia bien fijados, los correspondientes teléfonos de emergencia y por supuesto un buen seguro, como los que ofrece Mutua Madrileña indispensable para garantizar la seguridad y solventar los posibles incidentes que puedan acontecer en una salida de este tipo, tanto en nuestro país como en el extranjero.

Una vez llegados a los países nórdicos los caminos a seguir son varios, aunque el más recomendable generalmente es la ruta que atraviesa Noruega, más lenta pero con paisajes más llamativos. Programar una ruta que recorra ambos países y de paso visitar los célebres fiordos tampoco es desdeñable, pero siempre y cuando el tiempo disponible lo permita, ya que el camino hasta el norte de Noruega es arduo.

Una vez llegados a Cabo Norte, lo que nos vamos a encontrar no es precisamente un paraíso paisajístico, su ubicación tan al norte provoca que los paisajes sean más propios de la tundra siberiana, sin apenas vegetación y sin más adorno que la propia estampa del océano.

La ruta de Cabo Norte, un sueño para los moteros

A pesar de ello, en la isla donde se encuentra el célebre Nordkapp nos aguarda un centro de visitantes, dotado de los servicios básicos, restauración, tienda de recuerdos y una zona donde se proyecta un vídeo sobre la historia de la zona. A través del gran acristalamiento de esta edificación se puede observar el sol de medianoche, visible entre mayo y julio, precisamente la mejor época para visitar esta zona de Europa.

Como decía la famosa cita lo importante del viaje no es llegar sino el viaje en sí mismo, y la ruta del Cabo Norte encaja a la perfección en esa descripción, ya que aparte de lo reseñable que es la ubicación misma del lugar, es durante el camino cuando realmente disfrutaremos de la experiencia y multiculturalidad que nos depara atravesar Europa.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS