Registro gratuito

Matt Kenseth arriesga y gana en Kentucky
Matt Kenseth arriesga y gana en Kentucky

NASCAR SPRINT CUP

Matt Kenseth arriesga y gana en Kentucky

El #20 de JGR se lleva una Quaker State 400 aplazada por lluvia. Jimmie Johnson, tira por la borda una carrera que dominaba con autoridad.

Matt Kenseth arriesga y gana en Kentucky

Muchas veces se habla de la NASCAR con desprecio y con una ceja levantada. Uno de los argumentos que se usa es que odian el agua, que deberían correr bajo el líquido elemento. Pero ese argumento queda totalmente como un cero a la izquierda cuando aplazan la carrera de un día para otro.

Me refiero claro está, a la predisposición de celebrar una carrera en lunes e incluso en martes si se alinean los planetas. Pasó en su momento en Atlanta, pasó en la Daytona 500 de 2012. Y aquí en Kentucky más de lo mismo. El sábado de madrugada, hora española, se conocía que la Quaker State 400 iba a ser el domingo por la tarde. Vamos, como muchas otras. A parte, las condiciones fueron un tanto apocalípticas. Caía el agua como si saliera de una manguera, de la boca oscura que era el cielo. Los coches cerraron los ojos por unas horas.

Despiertos y nerviosos

Amanece en Kentucky. Llueve ligeramente, pero para el mediodía se espera una ventana de sol bastante importante. Ahí quedaban las posibilidades de correr, colgadas de una nube que puede ser tu mayor pesadilla. Amaina. El cielo se abre y el sol incide sobre el trazado. Momento de quitarle las legañas a los Gen6.

Debido al diferente comportamiento de la meteorología a lo largo del fin de semana, la carrera tuvo una competition caution en la vuelta treinta. La prueba despertaba lentamente, pues en esas primeras vueltas todo era muy estable. El circuito estaba menos verde de los esperado y la amarilla sacada ayudó a entender el desgaste de los neumáticos. Una bofetada de gasolina y neumáticos nuevos en el pase por el pit-lane, y por fin despertaron.

Unas ganas de correr que precisamente prohibieron durante más de veinte vueltas una carrera fluida y sin cortes: un pinchazo de Denny Hamlin, un trompo de Kyle Busch y finalmente, un incidente múltiple. La lista de la compra de las carreras NASCAR. Estos tres elementos - más allá de los implicados, claro está - suelen estar presentes, en mayor o menor medida. La diferencia es que esta melé de neutralizaciones se produjo en la parte inicial de la prueba.

En uno de los accidentes más duros del día se verían implicados varios favoritos al título. El más importante de ellos fue Brad Keselowski. El de Penske vio como el negro Chevrolet de Kurt Busch se iba por el apron y se dirigió sin control contra la trasera del Ford. Entonces el campeón actual de la NASCAR intentó recuperar el coche... ¡Ojo que vuelve al peralte! ¡Biffle se lo encuentra! ¡Strike entre los Ford al que se une Blaney! ¡Vaya montonera y no se llevan ni cincuenta vueltas!

En las repeticiones se aprecia ese momento de duda de Kurt Busch. Un momento que le llevó a cabalgar un bache importante en el apron , y que fue la causa por la que el #78 se fue recto contra el de Michigan. "Es mi culpa. Me fui por la parte baja y perdí el control, golpeando a Brad [Keselowski]" declaraba el de Furniture Row Racing. Bandera roja en pista y un tiempo para pensar. Las ganas se calmaban y todo volvía a su cauce tras el coche de seguridad. Por suerte, nadie herido físicamente, aunque Keselowski desaparece del Chase tras este incidente.

Matt Kenseth arriesga y gana en Kentucky

Hamlin y Johnson, perjudicados

A partir de ese momento, la carrera tomó las riendas de la estabilidad. Banderas amarillas las justas y ritmo demoledor del #48. A final de carrera los números hablaron, manifestando que el pentacampeón de la especialidad se volvía a llevar el punto extra de liderar más vueltas que nadie. Pero no todo fue tan color de rosa para Johnson. Bueno, ni para él ni para Denny Hamlin.

El de Joe Gibbs Racing, quien había recuperado posición en pista tras el pinchazo en las primeras vuelta, volvía a sufrir otro pinchazo. En esta ocasión no fue de los lentos, si no de los que te encuentras de sopetón. Recto y contra la barrera SAFER. Un golpe duro que, teniendo en cuenta el historial de Hamlin en 2013, podía dar más de un disgusto. Renqueante y cojo, el Toyota regresaba a los garajes. El día se había acabado para él.

No sólo se trata de una carrera más bajando del top-20, si no que también es una carrera menos hasta el Chase. Hamlin era candidato al título antes de su accidente en Fontana, pero esa lesión de la columna dejó en coma repentino a casi todas las opciones de entrar en la fase final por la Sprint Cup. Era posible clasificarse tras el accidente, y lo sigue siendo de hecho. Lo que necesita Hamlin es una estocada monumental.

"Creo que Denny [Hamlin] quiere seguir peleando. Una victoria le daría alas, y él sabe que es capaz." - comentaba Joe Gibbs el domingo -" Sabe que es el favorito en muchos de los próximos trazados, así que la motivación ayudará mucho."

Hamlin, más allá del accidente, se le han hecho varias pruebas de salud y ha sido declarado apto para correr en Daytona este fin de semana. Una cita en la catedral de la NASCAR y bajo los focos. Si gana, sus opciones de Chase aumentan considerablemente.

Volviendo con el #48, queda claro que este no es su año en las resalidas. Pasó en Dover, cuando perdió la carrera por adelantarse a la bandera verde y estar por delante de Montoya en el momento que la ondeaban. En este caso, Johnson salió bien detrás de Matt Kenseth. El Toyota #20 había decidido una estrategia arriesgada de sólo poner carburante, de forma qu eganaba la posición en pista en la resalida. En ella, Johnson salió bastante lento por la linea interior...¡Johnson trompea! ¡Entra demasiado fuerte en curva 1! Eso si, las manos de Johnson quedaron patentes. Se marcó un desliz a lo largo de curva 1 y curva 2 digno del tan de moda Drifting. Pero ya se sabe, aquí no cuenta la espectacularidad si no el resultado en meta.

Matt Kenseth arriesga y gana en Kentucky

Pese a ese percance, Johnson consiguió acabar en el top-10. Habiendo causado la última amarilla, Johnson se reenganchó al grupo como último en la vuelta del líder. Por delante, Matt Kenseth hacía magia y resalía como un cohete. El resto, se envolvían en un manto de peleas y de remontadas, dejando al #20 con el camino libre... momentáneamente. Jamie McMurray, quien había estado muy calladito durante las 400 millas de la prueba, se situaba en segunda posición y su ritmo era demoledor. Se acercaba más y más a Kenseth, pero quedaban pocas vueltas. El de Earnhardt Ganassi no lo pensaba así, no se iba a rendir tan pronto. A cada vuelta las décimas bajaban y, entrando bajo la bandera blanca, estaba a poco más de un segundo. Metro a metro, Kenseth lo veía más cerca en su retrovisor... pero se queda sin tiempo. ¡Joe Gibbs y Matt Kenseth ganan por cuarta vez este año!

Matt Kenseth se sitúa ahora líder provisional en el Chase -que no en la general- gracias a este cuarto triunfo. Las reglas son fáciles si no estáis al corriente como funciona esa fase final: cada victoria que consigas se transforma en cinco puntos en el Chase, siempre que entres dentro del top-10. En este caso, el #20 de Toyota tendría 2020 puntos tras la carrera veintiséis - el Chase consta de diez pruebas - del año, por 2015 de Jimmie Johnson.

Rozamos la mitad del campeonato y empezamos la cuenta atrás hacia el momento de decidir los contendientes al título. El dominio de Jimmie Johnson en carrera no se plasma en los resultados, y la próxima parada vuelve a ser Daytona. Un circuito donde la NASCAR brilla, y más en la cita bajo los focos del próximo fin de semana. Las placas restrictoras están preparadas para la cita en honor a la independencia americana. Nunca ha sido más emocionante eso de dar vueltas en circulos, mirando con ambas cejas levantadas el mayor espectáculo del motor en Estados Unidos.

Resultados Quaker State 400

1. Matt Kenseth - Joe Gibbs Racing / Toyota 267 vueltas

2. Jamie McMurray - Earnhardt Ganassi Racing/ Chevrolet +0.699s

3. Clint Bowyer - Michael Waltrip Racing / Toyota +1.651s

4. Joey Logano - Penske Racing / Ford +2.559s

5. Kyle Busch - Joe Gibbs Racing / Toyota +3.235s

6. Kurt Busch - Furniture Row Racing / Chevrolet +4.826s

7. Martin Truex Jr - Michael Waltrip Racing / Toyota +5.300s

8. Jeff Gordon - Hendrick Motorsports / Chevrolet +5.784s

9. Jimmie Johnson - Hendrick Motorsports / Chevrolet +5.995s

10. Kevin Harvick - Richard Childress Racing / Chevrolet +7.763s

11. Kasey Kahne - Hendrick Motorsports / Chevrolet +8.014s

12. Dale Earnhardt Jr - Hendrick Motorsports / Chevrolet +9.272s

13. Marcos Ambrose - Richard Petty Motorsports / Ford +10.719s

14. Ryan Newman - Stewart-Haas Racing / Chevrolet +11.663s

15. Aric Almirola - Richard Petty Motorsports / Ford +12.020s

16. Juan Pablo Montoya - Earnhardt Ganassi Racing / Chevrolet +15.841s

17. Ricky Stenhouse Jr - Roush Fenway Racing / Ford +16.011s

18. Casey Mears - Germain Racing / Ford +16.105s

19. Jeff Burton - Richard Childress Racing / Chevrolet +16.999s

20. Tony Stewart - Stewart-Haas Racing / Chevrolet +17.371s

...

23. Danica Patrick - Stewart-Haas Racing / Chevrolet +19.090s

...

33. Brad Keselowski - Penske Racing / Ford a 114 vueltas

Chase provisional tras 17 pruebas

1. (--) Jimmie Johnson 610pts

2. (--) Carl Edwards (-38pts)

3. (--) Clint Bowyer (-41pts)

4. (--) Kevin Harvick (-66pts)

5. (--) Matt Kenseth (-82pts)

6. (+1) Dale Earnhardt Jr. (-98pts)

7. (+1) Kyle Busch (-110pts)

8. (+2) Martin Truex Jr. (-120pts)

9. (-3) Greg Biffle (-121pts)

10. (+4) Joey Logano (-131pts)

11. (--) Kasey Kahne* (-132pts)

...

16. (-1) Tony Stewart* (-153pts)

*Entran en el Chase como invitados. Del undécimo al vigésimo están bajo posibilidad de clasificarse para el Chase dependiendo del número de victorias.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33