Registro gratuito

Nos subimos a la brutal Bimota DB6 Delirio 1000DS
Nos subimos a la brutal Bimota DB6 Delirio 1000DS

EXCLUSIVIDAD

Nos subimos a la brutal Bimota DB6 Delirio 1000DS

La Delirio, como todas las Bimota, es la opción más superlativa de su correspondiente segmento.

SERGIO J. CABRERA - 31 MAYO 2014 22:59

Nos subimos a la brutal Bimota DB6 Delirio 1000DS

Ninguna Bimota es otra moto más, desde su fundación en 1973 la casa italiana siempre ha buscado la excelencia sobre las dos ruedas, en la búsqueda perpetua de efectividad y deportividad, en cualquier ámbito del vehículo.

La DB6 Delirio es buen ejemplo del saber hacer de Bimota, con una imagen espectacular y un reglaje marcadamente deportivo, la pequeña de la factoría de Rimini se distancia de la competencia, suponiendo una opción casi sin alternativas en el mercado, lo que la dota de una exclusividad aún mayor si cabe.

Como todas las Bimota, la Delirio dispone de un motor heredado de otra marca, y aunque pudiera parecer de menor valor tecnológico, lo cierto es que precisamente seso tan solo es una característica más de la firma.

Técnica

Equipada con el motor de 992 centímetros cúbicos de origen Ducati, la Delirio muestra unos elementos y ajustes que la separan del comportamiento de estas.

Nos subimos a la brutal Bimota DB6 Delirio 1000DS

Con los 90 caballos de su motor la Delirio hace algo más que moverse con soltura, el motor de doble bujía se muestra lleno de par en cualquier rango de revoluciones, permitiendo subir de vueltas con suma facilidad y rapidez, lo que nos obliga a dosificar el pedal a la hora de soltar gas.

El agarre al asfalto está asegurado gracias a la horquilla delantera invertida Marzocchi, de ajuste regulable. Mientras que en la rueda trasera se apoya en un monoamortiguador de la misma procedencia.

El equipo de frenada, de excepcional mordiente y tacto radical, se compone de discos dentados de 320 mm delante con pinzas de cuatro pistones, mientras que el trasero se conforma con otro disco dentado de 220 mm, muy efectista visualmente.

Pilotaje

Las sensaciones de conducción de la Delirio son más cercanas al pilotaje que al mero circular. Con un aplomo y agarre excepcionales, la moto se muestra tan rápida de reacciones que mantiene alerta constantemente a su conductor.

Nos subimos a la brutal Bimota DB6 Delirio 1000DS

La posición de conducción es más cómoda de lo que pudiera sugerir su naturaleza, sin disponer de una postura radical, nuestro piloto de pruebas resalta que el diseño del depósito envolvente permite fundirse con esta naked, en una postura muy cómoda y vertical.

El tacto de los frenos es tremendamente agresivo, la más leve insinuación a sus mandos provoca una fuerza de frenada brutal, con mucha mordiente, lo que obliga constantemente a dosificarlo con sumo cuidado, no perdonando errores al piloto.

Con semejantes capacidades de aceleración, agarre y frenada, las sensaciones a sus mandos son tremendamente deportivas y gratificantes, provocando una diversión y efectividad que pocos modelos poseen.

A lo que se suma la extrema belleza técnica que emana cada uno de sus elementos. Dotada de un agresivo diseño, la Delirio no pasa desapercibida, a lo que se suma la exclusividad de la marca,

lo que provoca que sea uno de esos modelos que captan la atención allá por donde va.

Imágenes: LAPIX

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS