Registro gratuito

Probamos el nuevo Subaru Outback
Probamos el nuevo Subaru Outback

GRAN SALTO

Probamos el nuevo Subaru Outback

En una reciente invitación por parte de Subaru, hemos podido conocer de primera mano la nuega generación Outback, así como el lifting del Forester.

EMILIO GARCíA - 20 MARZO 2015 22:40

Probamos el nuevo Subaru Outback

Hace unas semanas, recibimos una invitación de Subaru en la que se nos ofrecía probar la nueva generación del Outback, así como el renovado Forester, que ahora ofrecía una nueva caja de cambios Lineartronic. Sin perder un segundo aceptamos la invitación y nos pusimos manos a la obra, para tratar de descubrir cada detalle de dos de los modelos más populares de la gama Subaru -con permiso del espectacular WRX STI-

Comenzamos con el Subaru Outback

Era sin duda una de las novedades del año a las que más ganas tenía de ponerme al volante, y este pequeño aperitivo ofrecido por Subaru no ha hecho más que aumentar el hambre por descubrirlo más a fondo. Estamos ante el que ya ha demostrado por méritos propios ser el mejor crossover de su categoría pero, ¿esta nueva generación ha logrado mejorar a la anterior?

Debo empezar comentando que nuestra unidad se trataba del 2.0 diésel de 150 CV, todo ello concentrado en un bloque bóxer que está asociado a una caja de cambios automática de convertidor de par Lineartronic, diseñada para enviar toda la potencia de la forma más eficiente a las cuatro ruedas, mediante su famosa AWD Simétrica.

Probamos el nuevo Subaru Outback

Tuvimos oportunidad de probarlo en ciudad, autovía, carreteras convencionales, carreteras de montaña, caminos... Sin duda una ruta excelente la que nos ha elegido Subaru para este pequeño contacto, y que nos ha permitido comprobar que da igual donde quieras buscarle las cosquillas, da igual el terreno, todo da igual, porque el Subaru Outback estará preparado para ello.

En el primer tramo de la prueba demostró tener un comportamiento dinámico sobresaliente, es un coche que se mueve con gran suavidad y que demuestra ser un auténtico viajero. En autovía ofrece un consumo ajustado, así como una excelente suavidad y una baja rumorosidad procedente del motor o las ruedas, y no solo debemos agradecer este aspecto a la excelente aislación del habitáculo, sino también al gran trabajo técnico que se esconde tras el bloque bóxer de 2 litros.

Pero la hora de las sorpresas llega cuando cambia el trazado y debemos cruzar carreteras de doble sentido con curvas reviradas, pronunciadas subidas y bajadas, curvas cerradas... Aquí el Subaru Outback destaca porque incluso sin llevar unos neumáticos adecuados para ello, permite una conducción a un ritmo bastante elevado, ofreciendo una diversión totalmente inesperada.

También nos dieron la oportunidad de poner a prueba una de las novedades más importantes del Subaru Outback: el sistema Eyesight, que a través de dos cámaras estéreos con sensores CMOS y a color, capaces de procesar imágenes y reconocer diferentes objetos, diferenciándolos de peatones, vehículos,bicicletas u obstáculos. Mediante estas cámaras, el sistema es capaz de asistir al conductor durante la conducción, mitigando las consecuencias de un posible accidente.

Probamos el nuevo Subaru Outback

Este sistema es capaz de detectar obstáculos basándose en la distancia de seguridad, si el sistema detecta una posible colisión lanzará un aviso acústico y luminoso, actuando solo en caso de que detecte que el conductor no realiza ninguna acción para evitar la colisión. Además, advertirá cuando el sistema detecte que pisamos una línea de la calzada de forma involuntaria, e incluso si detecta que no estamos concentrados en la conducción, nos recomendará un descanso.

En definitiva, es un sistema que creo muy interesante, y del que podría pasarme horas hablando. Puedo deciros que durante las pruebas efectuadas al sistema Eyesight de detección de un obstáculo, así como las diferentes alertas que surgían durante la ruta demostró en todo momento que es el conductor quien tiene el control, y que solo actuará cuando da todo por perdido, evitando situaciones más peligrosas por actuar cuando el conductor tiene todavía la posibilidad de salvar la situación. Durante los próximos días entraré más en detalle sobre este sistema, tratando de analizarlo a fondo.

Continuamos la prueba, y para finalizar con el Outback, Subaru nos tenía preparado un tramo de tierra cerrado, donde podríamos poner a prueba de la mejor forma posible el sistema AWD con reparto de par activo. Es sencillamente brillante ver como bajo situación de continuo estrés no perdía el control en ningún momento, incluso si lo forzabas conseguías sacar la cola de forma totalmente controlada, permitiéndote realizar con él un juego peligroso, en el que el miedo no existía.

Probamos el nuevo Subaru Outback

Ponemos punto y final a la prueba, dando comienzo a su análisis porque, ¿qué más nos ofrece el Subaru Outback? Y aquí encontramos mucho que apuntar en la lista: para empezar un diseño muy logrado, muy "europeo", dando un aspecto de pertenecer a una categoría superior. Le sigue su interior, donde podríamos enumerar un diseño fabuloso, una buena distribución de los mandos, una instrumentación clara, materiales de buena calidad... También podríamos incluir pequeños detalles técnicos que nos hacen más fácil el día a día, como el maletero de apertura eléctrica...

Mentiría si te dijera que el Subaru Outback no tiene nada mejorable, como ejemplos rápidos se me ocurren los asientos delanteros, los cuales son muy confortables pero se echa en falta más agarre lumbar; o el diseño del espejo interior, que pese a cumplir a la perfección su función, no parece encajar con el resto del interior, pero al final son solo detalles insignificantes que se olvidan en cuanto realizas unos pocos kilómetros tras sus mandos.

En cuanto a su tarifa oficial, comenzaremos por decirte que la unidad que tuve durante esta pequeña prueba, y que podéis ver en la mini-galería de fotos, tiene un precio de 39.900 euros, a los que debemos sumar los 500 euros de la pintura metalizada. Puede parecer un precio elevado, pero si te decimos que incluye Faros LED con autoregulación, techo solar, navegador de 5 pulgadas, Bluetooth, USB, Smart Entry, 7 airbags, sistema Eyesight asientos delanteros eléctricos, de cuero y calefactables, levas en el volante, sistema X Mode... ya no lo parece tanto.

Probamos el nuevo Subaru Outback

Pero realmente la gama comienza en 32.900 euros, precio por el que un Outback Sport 2.0 TD con cambio manual de seis velocidades puede ser tuyo, o por 2.000 euros más un 2.5i de 175 CV gasolina con cambio Lineartronic. Sin duda un precio ajustado para todo lo que tiene que ofrecerte, ya que no renuncia a elementos como los 7 airbags, los faros LED, el control de crucero, los asientos calefactables con mecanismo eléctrico para el del conductor...

Llegados a este punto, podemos decirte que Subaru ha puesto toda la carne en el asador, y frente a él se encuentra un gran chef, dispuesto a brindarte una de las mejores barbacoas que has probado en mucho tiempo, que desearás no acabar nunca y que esta dure eternamente. El Outback marca un punto y aparte dentro de la marca, lo ha demostrado a lo largo de esta prueba, y sin duda estará dispuesto a sorprenderte en cada momento que pases con él.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33