Registro gratuito

Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV
Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV

CONCLUSIONES

Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV

Continuamos con esta segunda y última parte de la prueba del Alfa Romeo Giulietta, donde lo sacamos a pasear para conocer a este compacto italiano al detalle.

EMILIO GARCíA - 24 ABRIL 2015 22:36

Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV

Comenzamos nuestra segunda cita con Giulietta, con quien daremos un paso más en nuestra particular "cita", conociéndonos más a fondo. En esta ocasión, daremos un largo paseo para así conocer sus detalles, y descubrir así las fortalezas y debilidades de este interesante compacto.

Como siempre antes de arrancar repasaremos su mecánica, y es que en esta ocasión estamos acompañados del 2.0 JTDm de 175 CV, asociado a una caja de cambios automática de doble embrague TCT, con la que promete cifras como un 0 a 100 en 7,8 segundos y una velocidad máxima de 219 kilómetros hora.

Comenzamos la prueba por ciudad, donde el Alfa Romeo Giulietta nos brinda las primeras sensaciones. Aquí es donde el modo de conducción "Natural" se muestra más cómodo, ofreciéndonos una buena maniobrabilidad gracias a detalles como una buena asistencia en la dirección, facilitándonos las maniobras.

Obtendremos además una buena visibilidad, ya que Alfa Romeo ha optado por unos espejos de gran tamaño, mientras que el diseño y ángulo de los pilares A no entorpecen la visión en ningún momento. Por su parte el chasis no puede contener su tinte deportivo, con una suspensión dura que se notará sobretodo en baches y resaltos.

Por otro lado la caja de cambios trabaja muy bien por ciudad, sí que es cierto que en ocasiones espera más de lo que debería en retirar la segunda velocidad reduciendo en semáforos, stops,... obteniendo ligeras vibraciones, pero es algo que no nos afectará durante la conducción diaria.

Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV

En cuanto al sistema Stop&Start debo admitir que en ocasiones me sacaba de quicio, debido a que entraba en funcionamiento a la mínima que me detenía (daba igual que fuese un semáforo o parar en una intersección para asegurarnos de que no viene nadie) y daba igual a la presión que pisásemos el pedal del freno (por ejemplo, el Mazda 3 solo entra en funcionamiento si presionamos fuerte el pedal del freno). Durante ciudad la mayor parte del tiempo lo llevé desconectado, y solo lo volvía a activar cuando preveía que me acercaba a un semáforo que tarda más de un tiempo determinado en saltar al verde.

Durante todo el tiempo que circulé en ciudad, y con el sistema Stop&Start gran parte del tiempo desconectado, logré un consumo entorno a los 6,5 - 7 litros a los 100, que pese a ser superior a los 5,2 litros a los 100 homologados no deja de ser un buen dato.

Pasamos a carretera y autovía, donde el Alfa Romeo nos llevará con gran confort a nuestro destino, muestra un gran aplomo en curvas y en general ofrece un buen comportamiento. El cambio automático busca llevar el motor lo más relajado posible, lo que nos brinda consumos realmente ajustados. Aquí la suspensión seguirá mostrando su parte deportiva, pese a ello realizar numerosos kilómetros en firmes en baja forma no es nada agotador para sus ocupantes.

Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV

Aquí probamos a activar el modo Sport, donde notamos como el coche cambia bastante sus reacciones. Para empezar la dirección se endurece, ofreciendo una ligera resistencia en sus giros, por otra parte el control de estabilidad se vuelve más permisivo mientras que el diferencial Q2 se activa y además reduciremos la distancia de frenado, algo muy útil cuando vamos buscando las cosquillas al Alfa Romeo Giulietta.

En general el Alfa Romeo Giulietta puede ofrecernos tanto viajes confortables como rutas divertidas, gracias a su gran polivalencia durante la conducción, sin duda es un "todo en uno" nuestro Giulietta, siendo apto tanto para el día a día como para divertirnos en nuestros ratos libres. Además su consumo se mantendrá a raya, con una media que se situará en torno a 5,5 litros a los 100.

En conclusión

Si quieres un compacto atractivo, llamativo, conocido en el mercado, con aspecto deportivo, una mecánica que mantenga equilibradas las prestaciones con los bajos consumos, además de mantener un gran confort para los ocupantes, sin duda este Alfa Romeo Giulietta debe ser para ti. Durante la prueba ha demostrado seguir en forma pese a su veteranía, teniendo cuerda para rato.

Prueba - Alfa Romeo Giulietta QV Line 2.0 JTDm 175 CV

En cuanto a su precio, debemos comenzar diciendo que el Alfa Romeo Giulietta con el acabado Distinctive y la misma mecánica empleada durante la prueba está disponible según configurador desde 30.950 euros, un precio que incrementa añadiendo packs como el QV Line que dispone nuestra unidad (desde 1.200 euros), el color Blanco Ghiaccio (525 euros) o el techo eléctrico panorámico (1.231 euros).

Personalmente considero que este es un precio elevado, más teniendo en cuenta que sus rivales de gama ofrecen potencia similar con estéticas deportivas a un precio ligeramente más bajo, pero probablemente no contarán con el encanto de Giulietta, un extra que solo "ella" puede ofrecer.

- Parte 1

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS