Registro gratuito

Prueba: Analizamos en detalle el Opel Cabrio
Prueba: Analizamos en detalle el Opel Cabrio

DESCUBRELO

Prueba: Analizamos en detalle el Opel Cabrio

Tras descubrir su gama al detalle, analizamos nuestra unidad para conocer ante que nos enfrentamos, antes de pasar tras su volante.

EMILIO GARCíA - 20 NOVIEMBRE 2014 22:06

Prueba: Analizamos en detalle el Opel Cabrio

Ayer analizamos en detalle la oferta completa del Opel Cabrio en nuestro país, y ahora nos toca conocer a fondo los entresijos de nuestra unidad. Antes de pasar tras el volante y probarlo en diferentes situaciones, debemos conocerlo en parado y así saber que nos encontraremos, ¿no crees?

Lo primero que debes saber es que estamos ante un Opel Cabrio Excellence 1.6 Turbo de 170 CV, bañado de un bonito color verde esmeralda, combinando con la capota de color Mokka y con un interior revestido de cuero perforado "Premium" de tono marrón.

Empezamos por el exterior, y es que ya desde fuera el Opel Cabrio tiene mucho que decirnos. Las líneas marcadas del Opel Cabrio destacan por toda la carrocería, con un aspecto fuerte y musculado,siendo el centro de todas las miradas, ya que es un diseño que puede gustar o no, pero sencillamente impresiona al verlo en vivo.

Nuestra unidad cuenta con combinaciones que, pese a ser discretas (el color verde esmeralda junto a la capota de tono Mokka), que no evitan que la gente se pare a verlo cuando pasa a su lado, de hecho, sorprende la cantidad de gente que se para, lo observa en detalle e incluso lo fotografía.

Esto es solo una pequeña muestra de lo que ha conseguido Opel con este espectacular diseño, que usemos la combinación de colores que usemos, el Opel Cabrio siempre llamará la atención.

Pero si con capota puesta el Opel Cabrio destaca del resto, cuando guardamos su capota se convierte en todo un espectáculo. Sencillamente ideal la combinación de colores del exterior e interior seleccionada, que elevan sin duda al Opel Cabrio a una categoría superior, hablando de tú a tú a modelos premium.

Observando en detalle la carrocería, destaca el diseño interno de las ópticas, donde la iluminación diurna LED se ha dispuesto en la parte superior con forma de boomerang, de forma que es inmediatamente reconocible cuando nos alcanza.

Su lateral nos sorprende con líneas suaves y pronunciadas, que aumentan la musculatura de la zaga, donde podemos ver unos pilotos traseros integrados en la tapa de maletero y que a su vez vuelve a mostrarnos un diseño tipo boomerang, esta vez en la luz de posición.

Observando el paragolpes, encontramos la cámara de visión trasera, que nos ofrecerá una gran y valiosa ayuda a maniobrar, debido a que como en todos los cabrios, la visibilidad a través de la pequeña ventana de la capota es algo escasa.

Descubre un interior sorprendente

Ya hace frio, por lo que es hora de pasar a su interior. Abrir la puerta es respirar la calidad que transmite el cuero, cuero que encontraremos de diversos colores y formas. Su tablero de abordo se reviste de este material en la parte superior que, combinado con unos pespuntes marrones consiguen ofrecer una muy buena imagen.

Prueba: Analizamos en detalle el Opel Cabrio

Sus asientos cuentan con cuero marrón, mismo material y color que también encontraremos en las puertas y paneles. Estos asientos adquieren unas formas deportivas que nos aseguran una buena sujeción lateral. Los asientos delanteros disponen de múltiples ajustes que nos permiten adaptar al asiento a nosotros, y no al revés, y por si fuera poco, en cuanto actives la calefacción de los asientos no querrás bajarte del coche en horas, y más con este tiempo que llega para acompañarnos unos meses.

Antes de pasar a la parte posterior, sigamos observando en detalle su interior, el cual guarda muchas sorpresas. A primera vista algo que me ha llamado la atención a mí y a los acompañantes que han tenido la oportunidad de acompañarme durante la prueba son los numerosos botones que encontramos en el tablero de abordo, incluso alguno duplicado, como es el de la calefacción del asiento (lo encontramos en el propio asiento y en el tablero), que muestran unos gráficos simples con los que es cuestión de minutos adaptarse a ellos, y podrás comprobar que incuso son realmente útiles para no navegar entre distintas funciones hasta encontrar la que realmente quieres usar.

El sistema de infoentretenimiento iLink nos permite interactuar con el coche, ofreciéndonos la posibilidad de conectar nuestro Smartphone y disponer de total acceso a él. Para realizar la prueba de conectividad he usado mi Nokia Lumia 520 (sistema operativo Windows Phone 8) y un Samsung Galaxy S4 (sistema operativo Android), descubriendo que no existen limitaciones de ninguna clase usando uno de estos dos sistemas operativos.

Por otra parte, si es cierto que se echa en falta una pantalla táctil para acceder a las distintas funciones del sistema iLink, aunque no es algo esencial, puesto que la adaptación es rápida, si considero que permitiría una navegación más rápida.

Del sistema de infoentretenimiento iLink al ordenador de a bordo del Opel Cabrio. Nos recibe una pantalla con iluminación anaranjada que muestra de un solo vistazo y a golpe de botón información tan valiosa como es la velocidad actual, el consumo medio e instantáneo, la velocidad a la que debemos circular por la vía, kilometraje total y parcia, alertas,... Además, a través de él podemos realizar distintas configuraciones, como es pasar la información a kilómetros o millas, decidir si queremos recibir información de las señales de tráfico,...

De los asientos delanteros a las plazas traseras, el sistema Easy Entry del Opel Cabrio nos ayuda a entrar con relativa facilidad, encontrando dos auténticas plazas traseras que, acostumbrado a coches que no son descapotables, llaman la atención que los respaldos se encuentren algo más inclinado de lo habitual, llegando casi a los 90 grados. Con el asiento delantero configurado para una persona de 175 centímetros, el espacio que queda para las piernas es algo justo, mientras que la altura al techo es idónea para mi estatura.

Seguimos percibiendo la misma sensación de calidad de la parte delantera del habitáculo, y encontramos detalles que harán más amenos los viajes, como son los dos portavasos situados entre asiento y asiento.

Prueba: Analizamos en detalle el Opel Cabrio

Antes de salir del Opel Cabrio me gustaría destacar el gran trabajo de aislamiento acústico. Disminuye de forma muy notable todos los sonidos procedentes del exterior, siempre que tengamos la capota puesta claro, y además contrarresta parte de los efectos del frio del exterior.

Antes de finalizar este exhaustivo análisis, paremos un momento en su maletero. Con la capota desplegada encontramos 380 litros de capacidad, que se reducen a 280 si decidimos ir descapotados. La boca de carga es algo estrecha, por lo que al cargar objetos voluminosos debemos jugar con los ángulos, pero una vez hayamos conseguido introducir el objeto, si tenemos la capota puesta, no tendremos problemas respecto a la altura del piso maletero a la parte más alta, ya que es muy similar a la de un sedán.

Mañana continuamos esta prueba, y pasaremos por fin a los mandos, descubriendo en detalle el comportamiento del Opel Cabrio ante cualquier situación.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33