Registro gratuito

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia
Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

COCHES

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Los sistemas AEB o de frenado de emergencia autónomo han reducido el nivel de accidentes notablemente tanto dentro de las ciudades como en las autovías.

MICHAEL DI STEFANO - 26 ABRIL 2018 20:16

Estudios realizados por investigadores en varios países de Europa, al igual que en Australia y Nueva Zelanda, han dado resultados favorecedores para el sistema de frenado de emergencia autónomo o mejor conocido como sistemas AEB, debido a que estos evitan en una gran medida los accidentes por alcance, concluyendo que estos reducen un 38% los choques traseros.

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Creación de los sistemas AEB

En un principio este sistema fue creado para realizar su trabajo a velocidades bajas, en zonas urbanas, con la finalidad de evitar o reducir las colisiones dentro de las ciudades, que en su mayoría son causadas por choques traseros o por alcance. A medida que fueron creándose nuevas versiones de estos sistemas AEB, se consiguen sistemas que funcionan a altas velocidades, en distintos tipos de carreteras, que en la mayoría de los casos son conducidas en altas velocidades, es en estos casos cuando el objetivo del sistema es minimizar los posibles daños, reduciendo al máximo la velocidad.

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Función del Sistema AEB

El objetivo de este sistema se basa en estudiar la distancia existente en un coche y el coche que se encuentra antes del mismo, analizando el riesgo que existe de posibles accidente, por medio de un sistema de inteligencia artificial, basado en algoritmos que calculan en el momento que los cambios que se producen en cuanto a distancia y velocidad pueden ser causantes de una colisión y es el momento en el que aplican su función el sistema activando una frenada de emergencia sin que sea necesario la intervención del piloto. Igualmente estos algoritmos estudian cualquier tipo de obstáculo que se encuentre en la vía, por ejemplo peatones, ciclistas, arrojando un alerta y en caso de no realizarse el frenado el sistema se encargara del frenado del coche.

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Funcionamiento del sistema de frenado autónomo

Casi todos los sistemas de frenado de emergencia autónomo aplican tecnología de radares, cámaras o LIDIAR, para poder identificar los obstáculos que se encuentren frente al vehículo, esta información es procesada por el sistema, combinándola con la información de velocidad y trayectoria se podrá determinar si existe una situación crítica o posible colisión el sistema enviara señales de aviso al conductor de forma visual y acústica de que entrara en funcionamiento, mandando una señal al control de estabilización del coche para que active el sistema AEB y frene automáticamente el coche hasta su detención completa; para que el coche se detenga de forma segura el sistema se encarga de valorar la aceleración lateral, el ángulo en el que se encuentre la dirección, la presión que tenga el conductor en el pedal de aceleración y sus variaciones. Cuando la temperatura externa menor a -3° C, es decir, que exista la posibilidad de que haya hielo o nieve en la carretera, el sistema utilizara una calibración distinta para detener el coche para que el frenado sea menos brusco. Exactamente lo mismo pasa en el momento en que se aplica la marcha atrás o cuando se estén utilizando los cinturones de seguridad. Cuando el conductor continúe acelerando el vehículo, el sistema AEB anulara la orden de acelerar y detendrá el motor.

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Cuando el coche se encuentre en velocidades en los 5 y 20 kilómetros por hora, el sistema aplicara una reducción en la aceleración máxima de 10 metros por segundo cuadrado, en cambio si la velocidad es comprendida entre los 20 y 30 kilómetros por hora la deceleración será de 6 metros por segundo cuadrado, aunque la detención total del coche es la meta de este sistema, como se puede observa al tener una mayor velocidad los sistemas AEB pierden efecto para evitar colisiones, sin embargo siempre ayudan a reducir la gravedad del coche al actuar de forma independiente del conductor. En el momento en que el coche se detiene completamente el sistema lo mantendrá así durante 2 segundos aproximadamente hasta que el conductor pueda continuar con la marcha. En el supuesto que el peligro u obstáculo deje de existir por un cambio de dirección del conductor o que el ciclista salió del carril, el sistema AEB deja de aplicar sus funciones y permite que el automóvil continúe con su marcha con toda normalidad.

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Apreciación de Euro NCAP acerca de los sistemas AEB

El programa europeo de evaluación de automóviles nuevos (Euro NCAP), que es un programa de seguridad para coches con apoyo de varios gobiernos de Europa, fabricantes, importadores y organizaciones dedicadas al sector automotriz a nivel mundial; no solamente han resaltado el potencial que tienen los sistemas AEB como herramienta eficaz para evitar o disminuir accidentes, también han creado la evaluación necesaria para estos sistemas encuadrada entre la puntuación global de sus pruebas. Siendo complacidos que los AEB están incluyendo mas funciones para esquivar obstáculos por medio del control de la dirección o comunicándose por medio de los coches conectados.

Sistema de frenado autónomo en caso de emergencia

Ventajas del sistema

Con este sistema se puede obtener una reducción de casi el 38% de los accidentes por acercamiento, también gracias al sistema de frenado de emergencia autónomo que detectan peatones se puede reducir en un 30% el número de caminantes atropellados y en un 45% los ciclistas gracias a este tipo de sistemas. Estos porcentajes son obtenidos por un centro en Zaragoza que realizo un análisis de la efectividad de los sistemas de frenado de emergencia autónomos, donde también detallaron que se ha reducido en un 25% las notificaciones de siniestros con daños materiales y personales en coches que contienen estos sistemas AEB, los cuales han en un crecimiento en el mercado de un 10% en el año 2015 a un 25% que se espera para el 2020, suponiendo un gran ahorro económico en cuanto a los daños materiales que los mismo evitan, llegando a un aproximado de 350 millones de euros en daños corporales y 150 millones de euros en daños materiales para el año 2020.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33