Registro gratuito

Toyota Mirai, con motor de hidrógeno
Toyota Mirai, con motor de hidrógeno

TECNOLOGÍA DEL FUTURO

Toyota Mirai, con motor de hidrógeno

Los japoneses siguen avanzando con la tecnología híbrida que claramente promete de cara al futuro.

RENATO GONCALVES - 13 NOVIEMBRE 2016 17:31

A continuación hablaremos de un coche sin precedente, un coche que se destaca por su alta tecnología, gran comodidad al conducir, no produce daños al medio ambiente, sin contar que el cuenta con un combustible asequible. El Toyota Mirai es el coche eléctrico más rápido en recargarse, ya que tardarás solo 3 minutos en repostar sus dos depósitos de hidrógeno. Con su pila de combustible, el Toyota Mirai no contamina, tampoco emite CO2, solo agua por el escape.

Esta es la tecnología del futuro, no solo por ser híbrido sino también por su rápida recarga en comparación a los coches eléctricos que duran mucho más. La batería del Toyota Mirai es relativamente pequeña, la misma que utiliza el Toyota Camry Hybrid que está hecha de tecnología NiMH (níquel metal hidruro), pero la fuente constante de electricidad para la propulsión la proporciona una pila de combustible.

Toyota Mirai, con motor de hidrógeno

De acuerdo con el padre del proyecto Mirai, Yoshikazu Tanaka, la pila de combustible del Mirai tarda poco en despertar, porque en unos 0,7 segundos el compresor la suministra el aire a presión con el oxígeno necesario para recombinarse con el hidrógeno. La pila de combustible es capaz de proporcionar en su funcionamiento 114 kW de potencia eléctrica, suficiente para alimentar el motor eléctrico de 113 kW que acciona las ruedas delanteras del Toyota Mirai. Si abres el capó, no verás este motor eléctrico procedente del Lexus RX 450h, oculto por la electrónica. No lleva cambio de marchas, lo que limita su velocidad máxima a 178 km/h, debido a que las pérdidas energéticas serían mucho más elevadas, por lo que su repostaje sería mucho más continuo, algo que en cuestiones económicas no sería positivo. La salvedad es que el hidrógeno cuesta cerca de 10 euros por kilogramo. Esta es la finalidad del Toyota Mirai, poner varios miles de coches en circulación, demostrar que el coche eléctrico de hidrógeno es viable y animar a los estados a impulsar la instalación de "hidrogeneras".

Con este mismo objetivo Toyota ha liberado 5.680 patentes hasta finales de 2020, para que otros fabricantes se puedan sumar al proyecto. Según cálculos de Toyota, en el mundo se produce hidrógeno como para hacer circular 250 millones de Mirai.

Toyota Mirai, con motor de hidrógeno

Un Alto confort

Al volante del Mirai te sentirás increíblemente cómodo durante cualquier desplazamiento. El bastidor del coche es del Toyota Prius, reforzado en todo lo que se ha creído conveniente. Luce una cubierta de fibra de carbono para proteger la pila de combustible, además, las suspensiones buscan filtrarlo todo. Este coche ofrece una dirección eléctrica suave, de buen tacto, mientras que el pedal de freno no da la sensación de frenada en dos tiempos habitual de la mayoría de eléctricos e híbridos.

Silencio y fuerza

El Toyota Mirai es capaz de bajar oficialmente de los 10 segundos en aceleración, notablemente es más rápido que un VW e-Golf. Eso, a pesar de que el Mirai podría parecer pesado, con sus 1.850 kilos y que empuja tan suave que parece no correr tanto. Cabe destacar que han conseguido rebajar en 100 kilos el objetivo de peso fijado para el proyecto, por lo que ha sido un gran logro en un coche que es relativamente grande, pues mide 4,89 metros de longitud, algo menos que un Audi A6, por ejemplo, aunque con una distancia entre ejes menor. Del poderío mecánico hablamos de unos 335 Nm de par máximo, que aparecen en el momento en que el motor inicia el movimiento. Esto significa que sobre piso mojado, el sistema de control de tracción tiene bastante trabajo, para evitar que las ruedas patinen. Pero nada inquietante, ya que como conductor del Toyota Mirai solo percibirás suavidad y facilidad.

El silencio preside el rodar del Toyota Mirai, un silencio tan increíble que rodando a 100 km/h tienes la sensación de circular a 80 km/h o menos. Todo en este coche es especial, desde la aerodinámica a los cristales laterales dobles o el redoble de aislamiento. A diferencia de otros eléctricos, no percibirás ese pitido agudo propio del ondulador, para alimentar el motor. En el Toyota Mirai no escucharás ni el ventilador del aire acondicionado.

Toyota Mirai, con motor de hidrógeno

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS