Registro gratuito

Sykes, Checa y Guintoli, campeones divergentes en Moscú
Sykes, Checa y Guintoli, campeones divergentes en Moscú

CITA DESIGUAL

Sykes, Checa y Guintoli, campeones divergentes en Moscú

Tres campeones por palmarés que llegan a Rusia en situaciones muy distintas.

Sykes, Checa y Guintoli, campeones divergentes en Moscú

Octava cita del campeonato, Moscow Raceway. El Mundial de Superbikes llega a una pista en la que tan solo se ha competido en una ocasión y esto abre sin duda la posibilidad de sorpresas tanto entre los pilotos punteros como en el resto de participantes. Si ya de por sí la incertidumbre es bastante alta, a este hecho hay que sumar el estado de forma, anímico y deportivo en el que llegan tres de los pilotos representativos de la parrilla del campeonato a Rusia. Hablamos de un Tom Sykes que está en lo mejor de su carrera, de un Sylvain Guintoli que llega tocado y de un Carlos Checa que atraviesa horas bajas.

Tom Sykes es la clara muestra de lo que es un piloto en un gran estado de forma. Por primera vez en su carrera el piloto de Kawasaki es líder del Mundial de Superbikes y ha enlazado todas las superpoles en lo que llevamos de temporada. Si a este hecho le sumamos el doblete sumado en Imola se puede decir que Sykes es sin duda el rival a batir. El equipo KRT y el británico han progresado de una manera brillante y aunque no estuvieron presentes en los últimos test, sin duda la ZX-10R Ninja y Sykes serán dos de los aspirantes claros a la victoria.

Tom Sykes presa de este momento se muestra muy confiado: "El pasado año el trazado de Moscú era nuevo para todos, pero creo que soy bastante bueno aprendiendo circuitos. Tengo mucha confianza en mi moto y en mi equipo, así que cuando llegamos aquí el año pasado sabía que disfrutaría de un buen conjunto y de hecho ésa fue la razón por la que terminamos ganando la primera manga. Ahora todos mis rivales tienen referencias de la pista, por lo que todo será un poco más difícil, pero aún así es un magnífico circuito. Mi equipo y yo hemos pasado a la historia como ganadores de la primera carrera de WSBK disputada en Moscú, algo que también nos incentiva a la hora de volver. En general, el trazado resulta técnico, revirado y reúne las condiciones necesarias para ofrecer buenas carreras".

Sykes, Checa y Guintoli, campeones divergentes en Moscú

Lesionado y tocado moralmente

El piloto que necesita Moscú para resucitar es Sylvain Guintoli, aunque no lo tendrá nada fácil. El piloto de Aprilia ha comandado el Mundial de Superbikes en las siete primeras carreras y tan solo a la salida de Imola ha perdido este liderato. Por ello, el Moscow Raceway debería ser un revulsivo para un piloto que sin embargo llega tocado, puesto que Sylvain Guintoli ha sufrido una caída en bicicleta y tiene una luxación en el hombro derecho, lo que sin duda es una complicación extra en un momento muy importante de la temporada.

Aunque físicamente está tocado, el piloto francés viajará a Moscú y se probará físicamente durante las primeras sesiones del fin de semana para ver si es apto para competir o no. Al llegar al trazado será revisado por los médicos de la Clínica Mobile del Circuito para verificar el estado de salud del piloto de Aprilia y si está preparado para ponerse a los mandos de la RSV4 Factory. Con seis puntos de desventaja sobre Sykes como hemos dicho no es el mejor momento para perderse el fin de semana, pero Guintoli hará todo lo posible por que esto no suceda.

Por su parte, el tercero de esta ecuación previa al Moscow Raceway es un Carlos Checa que llega tocado moralmente ya que el rendimiento en la Ducati Panigale 1199 R no termina de llegar. La marca italiana está sufriendo una primera mitad de temporada casi dantesca y no parecen encontrar la solución. Aunque la temporada pasada el piloto catalán consiguió la superpole en el estreno de este escenario, para esta temporada ni siquiera se espera poder luchar por tal meta y casi se centran en poder conseguir el paso a la SP3 y luchar por una buena posición en carrera.

"Durante los test que hemos llevado a cabo en Misano me sentí cómodo sobre la moto y espero que esta base nos sirva no sólo en Moscú, sino también en otros circuitos. Físicamente me encuentro bien y continúo trabajando con mi preparador en el gimnasio. Lo más positivo es que, a pesar de haber cubierto unos 1.400 km en estos entrenamientos en Imola y Misano, el hombro no me ha dado problemas. El circuito de Moscú es único, pequeño, estrecho y en el que la potencia resulta muy importante. Una vez allí, necesitamos seguir trabajando en el chasis, los neumáticos y la manejabilidad para ser competitivos en cada sección de la pista. Espero que podamos refinar la puesta a punto de la 1199 a partir de la base que tenemos y ser competitivos en carrera" comenta un Carlos Checa que intenta llegar con esperanza a la cita rusa.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33