Registro gratuito

La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR
La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR

TCR SERIES 2017

La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR

Gran rendimiento el de los Hyundai i30 N TCR el que han demostrado hasta ahora. En diciembre estarán a la venta.

JAVIER MARTíNEZ - 02 NOVIEMBRE 2017 21:37

Simulan a Goliath cada vez que entran a la pista y convierten en David a todo aquel que intenta hacerle frente. Parecen imposibles de derrotar y únicamente los grandes equipos son capaces de mínimamente hacerles frente, siempre, eso sí, con el más habilidoso de sus pilotos. No están de manera, digámoslo así, oficial, compitiendo y es por ello que no anotan puntos en los campeonatos. De hacerlo, habrían cambiado algunas cosas y tendríamos que tirar mucho de calculadora para ver hasta qué punto exacto, sus actuaciones han sido relevantes para las carreras, y clasificaciones, en las que hemos visto competir a los Hyundai i30 N TCR.

No es ningún cuento de Hallowen, y no porque ya haya pasado esa fecha, pero sí es verdad que dan algo de miedo. Actualmente solo son dos pero una vez se pongan a la venta de manera oficial, se espera que sean al menos 25 repartidos en cualquiera de las competiciones dentro de las TCR Series. Imponen, quizá demasiado. En las pocas participaciones en las que han estado, sobran dedos en una manera para contabilizar los pilotos capaces de quedar por delante de alguno de esos dos compactos que con gran maestría hemos visto llevar a dos veteranos tan ilustres dentro del mundo de los turismos como lo son Gabriele Tarquini y Alain Menu.

No son cualesquiera. Suman entre ambos 109 años (55 del ítalo; 54 del suizo) y aún más carreras completadas entre distintas competiciones entre las que hay que destacar el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y el Campeonato del Mundo de Turismos. De la primera no podemos decir que saliese campeón (ya que en él solo participó Gabriele Tarquini) pero sí de la segunda, en la que el más veterano de los dos logró en 2009 un importante título para entrar en la historia de la competición. Alain Menu fue subcampeón en 2012 y finalizó así su carrera en esa competición con 23 victorias, el cuarto que más en la historia con una más que el propio Gabriele Tarquini.

La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR

Ese es un buen resumen de lo que han sido las carreras de ambos pilotos. Títulos, a los que hay que añadir el Campeonato Británico de Turismos para ambos, victorias y muchos podios que les han hecho ganarse un nombre y por supuesto la oportunidad de que Hyundai, mediante su apartado dedicado 100% a la competición, les ofreciese un asiento para el desarrollo de su Hyundai i30 N TCR que se uniría a otros coches como debutante en las TCR Series, siendo el Kia Cee'd TCR el último en apuntarse a la lista. Este otro vehículo asiático no ha tenido tanta suerte en sus apariciones aunque ya ha sumado algún punto a los mandos de Ferenc Ficza y el equipo Zengö Motorsport, de los que no sabemos nada desde hace varias rondas.

Su debut, ya oficial dentro de lo que son las competiciones organizadas por las TCR Series, fue en China el pasado mes de octubre, siendo el fin de semana del 7 y 8 la fecha escogida para verles en acción. El escenario parecía perfecto para todos. Tanto BRC Racing como Hyundai Motorsport buscaban mostrar su creación, fuese cual fuese el resultado que ofreciese, y esos días se acogían en el trazado chino tanto las TCR International Series en las que participaba este equipo como las TCR China y TCR Asia, por lo que el volumen de equipos presentes era más que notable.

Todos los ojos estaban puestos en los coches con los colores gris y naranja, los números 30 y 33 en el parabrisas y el logo de la marca surcoreana en el capó, ocupando el centro de este con su diseño en color blanco. Los ojeadores acabaron abriendo los ojos como si de un milagro se tratase. Volaron. Nadie pudo hacerles frente desde el primer instante. Solo un inspiradísimo Jean Karl Vernay pudo superarles en los Entrenamientos Libres 1 por apenas 0,105 y 0,210 segundos. En los segundos Alain Menu pulverizó el crono y dejó al primer perseguidor a 0,487 segundos en una sesión en la que él fue el único en salir a pista de su equipo.

La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR

Prometían guerra, vaya si la prometían. En Clasificación fueron inalcanzables y solo la normativa les impidió estar en Q2. Al tener una homolagación temporal, los mejores lugares de salida posibles para ellos eran el 13º y 14º puesto. Lugares desde los que partieron al acabar la Q1 muy por encima de los demás pilotos, que en el mejor de los casos acabó a medio segundo del peor de los Hyundai. ¿Remontarían en carrera? Nadie lo dudaba.

Ese sábado no sólo se demostró el nivel a una vuelta de los i30 N TCR, también su constancia pues prácticamente todas las vueltas que daban mejoraban el resto de tiempos de la parrilla, manteniendo una velocidad giro tras giro casi imposible de igualar. Un excelente paso por curva, una velocidad punta un par de kilómetros hora superior al de los demás coches y una aceleración de escándalo se sumaban a unos pilotos muy experimentados. Combinación letal.

No tardamos en ver la primera victoria de estos compactos. Gabriele Tarquini partía 14º en la Carrera 1 y no tardó en ir escalando puestos, dejando atrás a todo aquel que osaba hacerle frente. Nadie podía aguantar su velocidad y hasta los pilotos de Leopard Racing, Jean Karl Vernay y Robert Huff, vieron como les arrancaba las pegatinas un avión vestido de gris y naranja butano. Por detrás se veía afectado por un Drive Through Alain Menu y se veía relegado al 12º puesto siendo algo más lento que su compañero per más veloz por bastante que el resto de conductores presentes en la cita.

Hasta con 40 kg de más

El momento clave y el que demostró que de verdad estamos ante serios candidatos a ganar títulos fue cuando la organización decidió cargar, entre la Carrera 1 y la 2, a los Hyundai i30 N TCR con 40 kilogramos más en cada coche. Este lastre resultaba una auténtica barbaridad, tanto como la diferencia entre coches antes de esta decisión que fue sorprendente para absolutamente todos, por lo que apenas tuvieron tiempo los muchachos de BRC Racing y Hyundai Motorsport de configurar los coches para este extra de peso tan brusco.

La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR

Buscaban dar igualdad y que de ninguna manera el podio lo ocupasen los dos conductores que más habían dado que hablar durante el fin de semana. ¿Lo lograron? Sí. Pero siguieron sorprendiendo. Si bien no ganaron la segunda carrera, ocuparon los puestos 4 y 6 con el suizo por delante del italiano tras salir nuevamente 13º y 14º. El nivel de los tres pilotos que ocuparon el podio, Robert Huff, Gianni Morbidelli y James Nash, fue bastante alto y el no tener presionando de primeras a los coches asiáticos les ayudó a crear un buen hueco de tiempo. El resultado fue excelente, teniendo en cuenta el debut y ese lastre inesperado.

Trofeo TCR Europa

La única cita de la que constaba el Trofeo TCR Europa 2017 tendría en la lista de inscritos a una unidad de estos monstruos del asfalto. El veterano Gabriele Tarquini sería el elegido para competir y acabaría siendo el mejor. Nuevamente la homologación temporal le impediría el puntuar, siendo esta vez más grave pues sumó más puntos que nadie y habría ganado el título en lugar de Aurélien Comte.

Se repitió la historia, esta vez con la variante de que sí pudimos verle en Q2, siendo finalmente el poleman de la Carrera 1 y el 10º de la Carrera 2. Curiosamente, en la primera de ellas no logró la victoria, pues Josh Files, el favorito al título, le adelantó en la salida y mantuvo con mucho sufrimiento ese primer lugar. Gabriele Tarquini lo intentó por todos lados pero solo logró el tope de velocidad punta (el único en pasar de 190 km/h) y la vuelta más veloz de la sesión.

La magia de Hyundai y los espectaculares i30 N TCR

Llevaban ese lastre de 40 kg durante todo el fin de semana, y hasta nuevo aviso lo seguirán llevando, y parece que solo los pilotos más experimentados pueden plantarles cara. En la segunda sesión en el Adria International Raceway vimos la cara más peligrosa de este coche. Partió 10º y fue arrasando con todos hasta no dejar a nadie por delante. Curiosamente se quedaron a 0,007 de la vuelta rápida que hizo un excelente piloto como lo es Giacomo Altoè.

Nadie pudo aguantar el ritmo de este coche que sigue en desarrollo y se presenta como uno de los más destacables para el 2018 junto al nuevo Honda Civic Type R y los siempre peligrosos Volkswagen Golf GTI. La cantidad de equipos interesados habrá aumentado con estos resultados y no extrañaría que viésemos a alguna escudería cambiar a la marca surocoreana en busca de dar la sorpresa en el siguiente curso. De momento, nadie ha hecho oficial la compra aunque el interés es más que obvio. El 2018 tendrá otro gran coche en las TCR Series.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33