Registro gratuito

Kris Meeke, "en manos de los dioses" y con su primera victoria de 2017
Kris Meeke, "en manos de los dioses" y con su primera victoria de 2017

RALLY DE MÉXICO 2017

Kris Meeke, "en manos de los dioses" y con su primera victoria de 2017

El piloto británico alude al sufrimiento que tuvo que pasar para ganar el Rally de México: No tenía ni idea de que había ganado", asintió.

ADRIáN GONZáLEZ - 14 MARCH 2017 00:45

Pese a dominar de cabo a rabo el Rally de México, pese a no dejar que ningún otro piloto pudiera asomarse al liderato, pese a todo ello, Kris Meeke acabó sufriendo y vaya si sufrió, para lograr su primera victoria en 2017. Parece que el piloto británico está abonado al sufrimiento, tras un inicio de temporada desafortunado, con accidentes en rallys y test. Por todo ello, la marca francesa aún no había conseguido brillar en lo que llevamos de campeonato. Pero, al fin, y con mucho sufrimiento, lo hizo.

Kris Meeke llegaba a México con mucha ilusión y se veía con opciones de victoria. El británico era uno de los participantes con mejor posición de salida y supo aprovecharlo. Se puso líder en el primer tramo 'real' -superespeciales a parte- del viernes. Ya no lo soltó más. Amplió los veinte segundos que tenía de margen sobre Ogier tras la segunda etapa gracias a un gran tramo en Lajas de Oro 2. Tiempazo, 18 segundos al actual campeón y rally medio sentenciado. Solo quedaba cumplir el trámite del domingo, con dos tramos cronometrados. Si no había sorpresas, Meeke sería el ganador.

Sufriendo cuando nadie lo esperaba

Pese a todo, el de Citroën no soltó el acelerador. Para muestra, un botón. Su posición de salida y su punto de velocidad le permitió marcar un scratch el domingo en La Calera. Se lució, por así decirlo. Como ese futbolista que con 3-0 a su favor decide tirarle un caño a su rival o como ese jugador de baloncesto que se juega el triple imposible desde su campo con el resultado encarrilado. Tanto fue el cántaro a la fuente que...

Kris Meeke, "en manos de los dioses" y con su primera victoria de 2017

"Cometí un error, un gran error. Frené y el coche se me cruzó en una curva rápida a derechas, cuando llegué a la compresión nos salimos de la trazado y fuimos a un campo. En ese momento estuvimos en manos de los dioses. Comencé a pasar algunos coches y cada vez estaba más estrechó. Pensé que iba a llegar a un callejón sin salida, así que frené con las manos alrededor de un camión para volver por el camino que llegué, sin saber que había una salida hasta que vi una brecha en el seto y fui a por ella". Así explicaba Kris Meeke el ya conocidísimo episodio de su excursión por el parking de Derramadero. Quié mejor que él para contarlo. Salida de pista, eslalon entre coches y vuelta a la carretera. Al final, de tenerlo ganado, a sufrir hasta el final.

"Yves Matton me enseñará el puño", bromeaba tras su 'excursión"

Eso sí, venció con trece segundos de margen sufriendo, "en manos de los dioses" como él mismo asintió en unas declaraciones a WRC.com. De los 37 segundos de renta con los que partía a poco más de diez. Respiró aliviado, como relata, cuando vio a la gente festejando a su alrededor. "No tenía ni idea de que había ganado hasta que crucé la línea, pero rápidamente la gente empezó a sacudir los puños y entonces supe que lo habíamos logrado. Estoy seguro de que Yves Matton (director del equipo) me enseñará el puño por una razón diferente", bromeaba. Para el recuerdo quedará esta peculiar salida de pista, la manera en la que Meeke logró su victoria en México y las caras en la carpa de Citroën...

"No estoy particularmente contento conmigo mismo, pero hemos ganado el rallye, así que estoy feliz", admitía el tipo que le ha dado a Citroën Racing sus dos últimas victorias. La anterior fue también en América, en concreto en el Rally de Argentina 2015. Meeke se impuso a Mads Ostberg (Citroën) y Elfyn Evans (Ford). Ahora, el mismo tipo, divertido a la par que rápido, le da a Yves Matton y todo su equipo, la primera alegría del año.

Kris Meeke, "en manos de los dioses" y con su primera victoria de 2017

Y es que tras las dudas, tras los rumores, tras los problemas y los accidentes, Meeke pudo demotrar "el potencial del C3 WRC": "Las frustraciones de Monte Carlo y Suecia nos agobiaban, todos en el equipo estábamos viviendo eso. Perdemos juntos y ganamos juntos". Así pues, el británico y todo su equipo afrontan la siguiente cita, el Tour de Corse, con mucho más optimismo. Encima llega la superficie que mejor se le da al piloto natural de Dungannon (Irlanda del Norte) y en casa de Citroën. Pero cuidado, Ogier y también los Hyundai están al acecho... y Toyota y Tanak... ¡Esto está qué arde!

Fuente de las fotos: Citroën Racing media.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS