Registro gratuito

Análisis del Honda NSX 1ª generación (1990-2005)
Análisis del Honda NSX 1ª generación (1990-2005)

SPOTTED INTO THE WILD

Análisis del Honda NSX 1ª generación (1990-2005)

La sombra del primer Honda NSX es demasiado larga como para que el nuevo modelo escape a ella.

SERGIO J. CABRERA - 30 MAYO 2015 11:47

Análisis del Honda NSX 1ª generación (1990-2005)

La llegada del nuevo Honda NSX, presentado en su forma definitiva hace escasos meses y aun no comercializado, ha rescatado de los archivos de la marca una de las denominaciones de más solera no solo de la firma japonesa, sino del mundo de los superdeportivos en general, gracias al fabuloso éxito que supuso la primera generación del modelo.

Nacido ahora hace 25 años, el espectacular modelo que Honda presentó en el Salón de Chicago de 1989 no solo suponía una revolución para la gama japonesa al entrar por vez primera en el ámbito de los deportivos de altas prestaciones, sino que el nuevo modelo establecería nuevos parámetros en el segmento, hasta entonces dominado férreamente por las marcas europeas.

A pesar de que la historia básica del Honda NSX es bien conocida por el acerbo popular, sobre todo la parte de la implicación de Ayrton Senna en el desarrollo del chasis y la ergonomía interior, los verdaderos inicios del modelo se remontan mucho más allá de 1989, ya que su desarrollo comenzó con el del concept car HP-X, siglas de Honda Pininfarina Experimental, encargado a Pininfarina y presentado en 1984.

Análisis del Honda NSX 1ª generación (1990-2005)

Desde sus inicios, el pliego de condiciones que tuvieron que solventar los ingenieros de la marca fue harto complicado, ya que no solo tenía que ser mejor y más rápido que los deportivos italianos y alemanes, tenía en su punto de mira aventajar a nada menos que el Ferrari 328, que más tarde transmutó en el 348, sino que además debía ser fiable y poder ser usado a diario con comodidad.

Aunque parezca mentira, esto último era lo más complejo de conseguir, ya que en la década de los ochenta los deportivos no disponían del confort y suavidad que disfrutan hoy día. Eran piezas rígidas y duras, en algunos casos sin concesión alguna al confort.

Y en eso el NSX se convirtió en el rey, ya que no solo resultó ser uno de los mejores chasis del mercado, sino que era realmente fiable y cómodo de usar en el día a día, sentando con ello nuevas bases en el segmento.

Análisis del Honda NSX 1ª generación (1990-2005)

Técnica

El NSX de producción estaba construido sobre un rígido y ligero chasis de aluminio, contaba con un motor central V6 de tres litros que erogaba 274 caballos en su primera generación y disponía de aspectos de diseño que si bien le hicieron ganarse el apodo de 'Ferrari barato' con el paso de los años se han mostrado muy bien ejecutados, como se aprecia al ver sus imágenes dos décadas y media después.

Incluso hoy sigue resultando moderno, la cabina en forma de carlinga de caza, separada visualmente de la carrocería por su color y sus líneas suaves y afiladas, rematadas en el exquisito alerón trasero integrado han logrado que el NSX resista muy bien el paso del tiempo, además de la propia robustez de su construcción, que ha permitido sean muy bien mantenidos durante todos estos años.

Con retoques menores duró en el mercado hasta el año 2005, el mayor restyling fue estrenado en 2002, nada menos que doce años después de su presentación, en el que el único cambio que se apreciaba a simple vista era la sustitución de los faros retráctiles por unos de tipo fijo, estrenando además al última evolución de su motor, con 290 caballos.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS