Registro gratuito

El desconocido Lotus Elise más célebre de la historia
El desconocido Lotus Elise más célebre de la historia

ESPECIAL BUGATTI AUTOMOBILI

El desconocido Lotus Elise más célebre de la historia

Conoce el mismísimo Lotus Elise de Elisa Artioli, la persona que da nombre al célebre deportivo británico.

SERGIO J. CABRERA - 29 ABRIL 2016 10:23

La gama Elise / Exige de Lotus es con toda probabilidad una de las más importantes de la historia de la marca. Si el Esprit es uno de los modelos más añorados por los aficionados y prensa, y con sus 28 años de producción el más longevo de la historia de la marca de Hethel, la gama derivada del Elise original tiene el honor de haber sido uno de esos modelos que han salvado a su marca, además de que a buen seguro superará los casi treinta años que el Esprit estuvo en el mercado.

Lo cual sucederá exactamente en diez años, ya que en 2016 el Elise cumplirá nada menos que 20 años.

Tras conocer la interesante historia de Elisa Artioli, una cita obligatoria era precisamente con su propio ejemplar del Lotus Elise, con toda probabilidad uno de los ejemplares más insignes de la primera serie del modelo. Ocasión que pudimos llevar a cabo aprovechando al cita en el Jarama de las 8000 Vueltas Experience, por lo que no pudo ser en un entorno y con un ambiente más propicio. Una soleada mañana de sábado rodeados de deportivos y su embriagador sonido en el circuito del Jarama.

El desconocido Lotus Elise más célebre de la historia

El ejemplar del Elise de nuestra protagonista pertenece a la primera generación o Series 1, el cual dispone de una poco habitual pintura de color plata. El modelo fue un regalo de su propio abuelo, Romano Artioli, siendo Elisa aún una niña, por lo que el valor de esta unidad es aún mayor si cabe.

Para cualquier curioso que desconozca la historia, el plateado Elise no es más que otro ejemplar más del minúsculo deportivo del modelo y de hecho, a simple vista es lo que parece, puesto que no encontraremos ningún distintivo o diferencia con respecto al resto de producción del modelos. Es más, este ejemplar de color gris es un perfecto ejemplo de originalidad del modelo, ya que no muestra ni un solo síntoma de cambio o modificación alguna. Lo cual añade más valor si cabe al vehículo.

Historia

Esta deliciosa historia la vimos con detenimiento cuando entrevistamos a nuestra protagonista. Elisa, siendo niña, crecía con la idea de tener el mismo nombre que un coche, por lo que durante un tiempo, ella pensaba que se llamaba Lotus Elise.

El desconocido Lotus Elise más célebre de la historia

Siendo la primera nieta de Romano Artioli, que acababa de adquirir Lotus, y por la feliz circunstancia de disponer de un nombre que comenzaba por la letra E, su nombre era el escogido para bautizar al modelo recién nacido. Por lo que las vidas de ambos corrían paralelamente desde mediados de los noventa.

En la misma presentación del Lotus Elise en la primavera de 1995, podemos encontrar imágenes de una pequeña Elisa a los mandos del que entonces era un inmenso volante. Veinte años después, Elisa Artioli es una chica que nos cuenta cariñosamente su historia, de la misma manera que nos presentaba su propio coche, que como decíamos antes muestra un cien por cien de originalidad.

Como todos los Elise sorprende al primer vistazo por su pequeño tamaño, es muy bajo, y dispone de unas formas típicamente orgánicas de los noventa que en imágenes impresas lo hace parecer mayor de lo que realmente es en persona. Si sus pequeñas formas llaman la atención su interior directamente impresiona, es rabiosamente deportivo.

El desconocido Lotus Elise más célebre de la historia

Los pocos mandos parecen huérfanos en un habitáculo exiguo, pero que como los modelos de carreras exhiben su piel y bastidor al desnudo. El aluminio visto está presente y el reposapiés perforado solo nos hace pensar que estamos en un verdadero deportivo.

La maniobra de subir es bastante compleja, algo que solo sabría apreciar un verdadero petrolhead, y una vez puestos a sus mandos nos sentimos a ras de suelo. Postura estirada y sintiéndonos encajonados en el bastidor de aluminio entendemos desde el primer momento porque veinte años después el Elise continúa siendo la referencia en lo que a sensaciones de conducir se refiere.

Nuestro encuentro con Elisa y su Elise fue fugaz, breve pero amistosa charla, una pequeña sesión de fotos y una inspección con más cariño y respeto que rigurosidad al Lotus. Ya que este no es otro ejemplar más, como los muchos e interesantes deportivos que nos encontramos ese día en el Jarama, aquí estamos ante una pequeña pieza de la historia de la marca, el auténtico Elise de la genuina Elisa.

Credit images: Pablo Cueva Junghanns

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33