Registro gratuito

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo
Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

VELOCIDAD

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

En una época donde los coches de carreras apenas se estaban levantando, el Fiat Mefistofeles saliò a la palestra para indicar cuál era el camino.

ÁNGEL ARANGUREN - 14 MARZO 2018 21:56

Conocer la historia del Fiat Mefistofeles es aprender de la velocidad automotriz, y es que lo logrado con este coche que además es único en el mundo, es toda una proeza considerando la época en que fue creado, porque estamos hablando de los años 20, específicamente el año 1923. Cuando decimos que este coche es un modelo único es porque no fue un vehículo de producción de la marca italiana Fiat sino una modificación de un expiloto de guerra y por ende piloto de carreras, del cual también vamos a estar hablando en este artículo como causa obvia ya que fue el quien desarrollo el Mefistofeles.

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

El creador

A quien le debemos la existencia del Fiat Mefistofeles es al londinense Ernest Eldridge, que a pesar de haber nacido en el seno de una familia adinerada sintió la necesidad patriota de unirse al ejército y luchar en la primera guerra mundial. En su servicio como soldado estuvo conduciendo una ambulancia de la cruz roja, y también se convirtió en piloto de caza que por cierto sobrevivió a una caída. Todas estas experiencias vividas lo convirtieron en el hombre que fue, amante de la mecánica, de los aviones, de los motores y de los autos de carreras.

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

En aquellos años recientes y posteriores a la primera guerra mundial los pilotos de carreras debían adquirir sus propios autos, coches que además eran normales, en el sentido que eran para las ciudades, para la familia, para gente común y no para pilotos, y que además debían modificarlos y personalizarlos para elevarlos al nivel de un auto de carrera. Eso lo hizo Ernest Eldridge con un Isotta Fraschini que había comprado, lo personalizado y en el 1922 le monto un motor de avión Maybach de 20 litros, cosa que le genero al auto 240 caballos de fuerza. No estando conforme y un años después de este primer éxito Ernest Eldridge compra un descontinuado desde 1908 Fiat SB4.

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

Fiat SB4 y su metamorfosis

De entrada quiero destacar que en aquellos años muchas marcas automotrices como por ejemplo Scania, Alfa Romeo, Rolls Royce e incluso BMW, construían motores de avión, y por supuesto que Fiat no se podía quedar atrás a lo que también fabricó muchos motores de avión. Gracias a esto Ernest Eldridge adquirió de la Fiat un motor de avión A.12 de 22 litros, motor que además el conocía muy bien debido a que fueron utilizados en los aviones de la primera guerra mundial. Luego de comprar este poderoso motor se vio en la obligación de ampliar la distancia entre los ejes, y así poder montarlo sobre el chasis del Fiat SB4, por supuesto que después de esta proeza tuvo luego que modificar y personalizar el cuerpo del vehículo. Cuando termino esta metamorfosis en el Fiat SB4 ya había nacido lo que hoy conocemos como el Fiat Mefistofeles, el cual producía una potencia titánica de 320 caballos de fuerza con caja manual.

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

Diseño del Fiat Mefistofeles

Si hablamos de que el motor que se le adaptó a este Fiat es de avión y de que por ende se tuvo modificar tanto el chasis como el cuerpo del coche, entonces es obvio que la parte delantera era sumamente larga, de hecho la cabina que por causas lógicas solo albergaba asientos para dos personas, estaba tan atrás que su ubicación era exacta encima de la rueda trasera, todo lo demás era espacio para el motor. Este auto específicamente media de largo 5 metros 09 centímetros, de ancho 1 metro 85 centímetros, de alto tenía 1 metro 40 más una distancia modificada entre ejes de 3 metros 45 centímetros y un peso 1780 kilogramos, lo que nos da a entender que era todo un monstro. La cabina era muy rudimentaria típica de los autos deportivos y a la vez personalizados de aquella época.

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

Novedades

Para terminar queremos destacar ciertas novedades que tenía este poderoso auto jamás construido. La caja era manual pero sin la marcha atrás. Cuando este vehículo está en la carretera para competir en alguna carrera la gente se quedaba atónita y sorda debido al rugir inexplicable de su motor, era algo sobrenatural que algunos decían este auto venía desde el mismo infierno. En 1924 rompió el record mundial de velocidad en Arpajon Francia alcanzando 234,97 km/h.

Fiat Mefistofeles 1923, uno de los autos más rápidos del mundo

El nombre del coche Mefistofeles pertenece a al folclore alemán, donde dicen que fue un demonio que se reveló contra satanás, el cual no tentaba a los hombres al pecado y a la desobediencia a Dios, sino que visitó a los humanos que ya estaban condenados por sus malas acciones. Por ultimo destacamos que en la actualidad este extraordinario auto se encuentra en exhibición permanente en el museo histórico de Fiat en Turín Italia, y en algunas exhibiciones se le ha visto correr en las carreteras ya que el coche aun funciona a la perfección.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33