Registro gratuito

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)
La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

CLÁSICO Y MÍTICO

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

En 2014 se celebra el 50º aniversario del considerado primer muscle-car. Repasamos en esta serie de artículos sus orígenes y trayectoria.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

El próximo 2014 se cumplirán 50 años del nacimiento de uno de los muscle-car más queridos por los aficionados y reconocibles para el gran público de los modelos de esa época dorada de la escena del motor estadounidense, el Pontiac GTO. Considerado por muchos especialistas como el primer muscle-car, en detrimento de otros modelos anteriores al GTO, cuyas características también se correspondían con la filosofía muscle-car.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

Inicios y síntesis

El GTO, que debe su nombre precisamente al 250 GTO de Ferrari aunque de ese hecho hablaremos más adelante, nació en 1964 como una versión opcional del Pontiac Tempest no como modelo propiamente dicho, al igual que el Chevrolet Malibu, que también cumplirá medio siglo en 2014. El Tempest, con sus más de 4.8 metros de largo era considerado un vehículo de tamaño medio dentro de la gama de General Motors en aquel momento, lo que entenderíamos hoy día los europeos por un compacto del segmento C.

Los ingenieros autores del proyecto fueron Bill Collins y Russ Gee, supervisados nada menos que por el mismísimo John Z. DeLorean, en aquel momento ingeniero jefe en Pontiac. Ante la prohibición de GM, a principios del 63, de participar en ninguna competición deportiva los ingenieros de Pontiac, con una imagen de marca asociada a las prestaciones y la competición, decidieron centrarse en las prestaciones de los vehículos comerciales.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

El equipo capitaneado por DeLorean decidió hacer una versión radical del Tempest, para lo que dispusieron de un V8 más grande y acoplándolo a un bastidor que hubo que modificar para alojar la nueva mecánica. El V8 de más de 6 litros, procedente del Pontiac Catalina, excedía el cubicaje máximo que por directrices de la marca correspondía a modelos del tamaño del Tempest, de ahí que solo se permitiera la comercialización del GTO como un pack prestacional opcional.

Su producción arrancó en una limitada tirada, desestimando claramente su viabilidad, la cual sobra decir que fue todo un éxito comercial.

Durante su primera etapa en el mercado estuvo disponible tanto como una versión opcional de alto rendimiento del Tempest y más tarde del Le Mans cuando fue eliminado el emblema Tempest, como fue ofrecido como modelo por separado, sin pertenecer a una línea concreta. Empleando diversas modificaciones e incluyendo opciones de motor más grandes y potentes que los empleados en los vehículos que empleaban la plataforma A de General Motors, que desde 1964 estaba destinada a los modelos de tamaño medio, como el Tempest o el Chevelle, del que derivaba el Malibú antes mencionado.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

A partir de 1972, a dos años de estrenarse la tercera generación del GTO, GM eliminó la denominación Tempest, renombrando el modelo como Le Mans, que hasta ese momento había sido la versión más alta y tope de gama de la línea Tempest. En ese momento el GTO se convirtió en una versión prestacional de la línea Le Mans, hasta que dos años después y tras la crisis del petróleo del 73, las bajas ventas provocaron que 1974 fuese su último año de producción.

Treinta años después, en 2004, Pontiac resucitó el emblema GTO para reeditar la que sería su cuarta y última generación, rebautizando el Holden Monaro australiano de 3ª generación.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

Primera generación 1964-1967

Desde su primera generación, el GTO respondía fielmente al concepto muscle-car, derivado de un vehículo asequible, equipado con un motor muy potente y generalmente de 2 puertas, aunque debiendo ser capaz de alojar más de dos pasajeros.

Disponible en carrocerías abierta y coupe, en las distintas versiones de la primera generación el GTO contó con un gran ocho cilindros como motorización única, similar al empleado en el Pontiac Catalina, a la que se le podían añadir opcionalmente diversas modificaciones para mejorar su rendimiento. Inicialmente contó con un V8 de 6.4 litros de 329 CV, llegando a los 6.6 litros y 367 CV del modelo de 1967. Las transmisiones disponibles fueron tanto 2 manuales de 3 y 4 velocidades como 2 automáticas de 2 y 3 relaciones.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

Como curiosidad, el GTO de primera generación fue el vehículo sobre el que se basó el Monkeemobile, empleado por el grupo de rock de los sesenta The Monkees en la serie de televisión que protagonizaron. Fueron construidas dos unidades en tan solo 4 semanas por el especialista en vehículos para el cine y la televisión Dean Jeffries, en principio una empleada para el rodaje propiamente dicho y la otra como vehículo de exhibición.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

Segunda generación 1968-1973

En su segunda generación, lanzada en 1968, el GTO seguía empleando la plataforma A de GM, que para ese año había renovado toda la línea de modelos basados en dicha plataforma. El Pontiac sufrió muchos cambios estéticos aunque a nivel técnico seguía empleando la base del modelo anterior.

La nueva generación adquiría una carrocería semi-fastback con líneas más suaves y curvadas, en detrimento de la rotunda y rectilínea carrocería de 3 volúmenes de la generación precedente. Perdiendo además los característicos faros alineados verticalmente estrenados en el modelo de 1965 que ahora estaban dispuestos en horizontal. Fue esta generación la que estrenó la inconfundible tapa que ocultaba los faros, opción muy popular entre los clientes y que sigue siendo uno de los rasgos distintivos del GTO.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

Otra opción curiosa fue la posibilidad de montar opcionalmente un cuentarrevoluciones sobre el capó, como muestra la imagen. Capó que además ocultaba los limpiaparabrisas, solución aerodinámica empleada por vez primera en un automóvil de serie norteamericano. Como en la generación precedente contó con carrocería abierta y coupe.

En cuanto a su motor, el estreno de esta generación continuó con la versión de 6.6 litros del V8 del modelo del 67, con distintas configuraciones disponibles durante los siguiente 6 años, hasta que en el modelo de 1970 se introdujo el V8 de 7.5 litros con los mismos caballos que el 6.6 pero con mayor par motor, ofrecía 678 Nm. Las transmisiones disponibles en esta segunda generación fueron de 3 velocidades tanto manual como automática y otra manual de una de 4 velocidades.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

En 1969 se estrenó como opción la versión más conocida del GTO, "The Judge" (El Juez), equipada con la versión de motor Ram Air III, de 6.6 litros que rendía 371 CV y diversas modificaciones estéticas, que lo han hecho tremendamente popular entre los aficionados. La expresión "The Judge" formaba parte de una coletilla popularizada por el cómico Sammy Davis Jr. en un show de televisión de aquellos años.

La historia de los 50 años del Pontiac GTO (I)

En el siguiente artículo estudiaremos las 2 últimas generaciones del modelo y diversos aspectos de la repercusión mediatica que ha disfrutado el GTO tanto en vida como años después de su desaparición de los concesionarios, ya que medio siglo después continúa acaparando titulares.

Fuente: StreetLegalTV

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS