Registro gratuito

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego
Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

HISTORIA AUTOMOTRIZ

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

Un auto que dejó huella no solo en Europa, sino en casi todos los países del continente americano,

ÁNGEL ARANGUREN - 27 ABRIL 2019 06:03

Dentro poco entramos en la década del 2020, es decir, pareciera que fue el año pasado cuando el mundo entero celebraba la llegada del nuevo siglo XXI, y si, estos 20 años han pasado extremadamente rápido, la vida se nos va sin darnos cuenta, además, muchas cosas han pasado en el mundo entero, eventos importantes. Todo esto me da a entender que a estas alturas los autos de la década de los 80 ya son unos clásicos, tal cual como es el protagonista de este nuestro articulo especial, me refiero al estupendo Renault Fuego, de tal manera que vamos a conocer de primera mano, su increíble historia.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

Su concepto

El Renault Fuego es un auto deportivo compacto producido por la marca francesa desde 1980 hasta 1992, y fue tan extraordinario que en más de una década supo marcar la historia en el mundo automotriz, tanto así, que fue el auto responsable en reemplazar a los cupés Renault 15 y 17 de los años 70. Este estupendo auto europeo pudo ser comercializado en los Estados Unidos por la American Motors Corporation, pero no conforme con eso, la marca decidió que el Fuego debía bajar desde el norte hacia algunos países de Suramérica, logrando venderse un total de 265,367 unidades, con producción en Francia desde febrero de 1980 hasta octubre de 1985, lo que representa 226,583 (85%) del total.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

Características del Renault Fuego

Para algunos países no representaba un icono de la belleza, sin embargo, para otros sí, todo depende del ojo con que se le vea, no obstante debemos recordar que la marca quiso diseñar una especie de auto deportivo de pocas medidas, de hecho el Renault Fuego medía 4.35 metros de largo, 1.69 de ancho, 1.31 de alto con una distancie entre ejes de 2.44 metros y un peso de 1165 kilogramos. Bajo esta premisa de sus medidas vamos ahora a su diseño exterior que como ya les dije antes, no a todos les gusto, y debo confesar que cuando lo vi por primera vez no me llamo la atención, de hecho no lo vi con buenos ojos, pero como los años no pasan en vano y me encantan los autos clásicos ahora lo veo con enamoramiento.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

Diseño exterior

El responsable del diseño exterior del Renault Fuego fue Michel Jardin quien a su vez trabajaba para el diseñador automotriz francés Robert Opron, con quien diseño también para su compatriota Citroën en los años 70, y aunque suene un tanto paradójico, el Renault Fuego coupé ha sido descrito como el mejor diseño que Opron produjo para la Renault pero obviamente a través del trabajo de Michel Jardin, de hecho el periodista automotriz LJK Setright declaro que el Renault Fuego fue bendecido con un cuerpo que no solo es espacioso y aerodinámicamente eficiente, sino que también es hermoso, y yo lo acompaño en su declaración.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

Su cuerpo deportivo y aerodinámico en la gran mayoría de sus espacios es liso y con líneas horizontales muy sobrias, típicas en los diseños de los autos en los 80, con faros delanteros y traseros de diseño rectangular y una muy singular y única en su estilo chapilla de plástico de color negro mate con varias celdas que lo rodeaba totalmente. Por otro lado debo destacar que por ser un auto deportivo este solo ofrecía una carrocería de dos puertas pero con enormes ventanas, sobre todo la trasera, tanto así, que esta tenía una cepillo limpiaparabrisas porque era más grande que el delantero.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

El interior

El habitáculo del Renault Fuego estuvo a cargo de Francois Lampreia, quien por cierto también trabajo bajo la mirada de Robert Opron en la misma época que Michel Jardin, lo que desde el punto de vista de una compañía, el honor de lo lleva Robert Opron, pero a su vez el diseñador responsable de tal obra maestra es Francois Lampreia, por lo tanto esa es su gloria y de nadie más. El diseño interior fue tan acertado, que Francois Lampreia logro hacer que el Renault Fuego fuese el primer auto deportivo en poseer cuatro asientos, pero medidas que le permitían a los viajeros no solo estar cómodos en sus butacas tapizados en algunos casos en tela y en otros en cuero sino que también disponían de suficiente espacio como para no ir con las piernas tan recogidas.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

Otro de los éxitos de Francois Lampreia con respecto al diseño del interior del Renault Fuego fue el salpicadero y el tablero, los cuales eran muy funcionales, puesto que poseían divisiones demarcadas que le indicaban tanto al conductor como a el copiloto lo que podían o no hacer, ya que del lado del conductor obviamente estaba el cuadro de instrumento en forma rectangular con todo los indicadores, en la parte central estaba el radio, los controles del aire acondicionado y demás funciones más la palanca de cambio, y del aldo del copiloto el salpicadero ofrecía como especie de una pequeña superficie de almacenaje. El resto del interior visualmente ofrecía las mismas líneas horizontales que respaldaban las del exterior, menos el volante claro está.

Les presentamos la historia del ya clásico Renault Fuego

La mecánica

Debajo del capo se encontraban unas variantes porque debemos recordar que se produjo por más de una década, por lo que era obvio el aumento y mejora de su tren motriz. Bajo esta aclaratoria podemos decir que se registran varios motores como por ejemplo uno de 1.4 litros para los modelos TL, GTL y LHD. También hubo otro de 1.6 litros para los modelos TS y GTS, y otro de 2.0 litros para las variantes TX y GTX, sin embargo, no puedo dejar de mencionar que los últimos modelos en fabricarse a principio de los 90 tenían motores de 2.2 litros, todos ellos estuvieron asociados lógicamente a transmisiones manuales y automáticas. Ya para finalizar quiere darle honor a una versión convertible con un interior de cuero revelada por el técnico francés Heuliez en 1982, la cual estaba dirigida al mercado estadounidense, más nunca llegó a la producción por las bajas ventas de ese momento, de tal manera que solo fueron construidos unidades.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33