Registro gratuito

Cuando políticos, jueces o policías cometen infracciones de tráfico
Cuando políticos, jueces o policías cometen infracciones de tráfico

REPORTAJE MOTORYRACING.COM

Cuando políticos, jueces o policías cometen infracciones de tráfico

Los que hacen las leyes, y los que guardan que se cumplan, también conducen a velocidad excesiva o bajo los efectos del alcohol.

Las leyes están para cumplirlas, y los jueces, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o los políticos están para hacerlas cumplir. La ley dice que no se puede poner al volante persona alguna bajo los efectos del alcohol, pero parece ser que muchos de estos respetables personajes no han cumplido del todo con su obligación como ciudadanos. Políticos, policías, guardias civiles y hasta jueces han sido noticia en los últimos tiempos por conducir ebrios. Muchos de ellos han recibido sanciones económicas o han pasado algún día en el calabozo, pero todos han pagado por sus errores.

Políticos que no entendieron bien el código vial...

Uno de los casos más sonados fue el de Ángel Espadas, que iba a ser número tres en la candidatura a la alcaldía de Santiago de Compostela del Partido Popular y que fue pillado en la madrugada del 12 de marzo ebrio y dormido al volante. El coche de Espadas estaba en medio de la calle, frente a un semáforo. Pasó la noche en el calabozo, dimitió de su cargo de concejal y pidió perdón en Twitter: "Disculparme especialmente con mi ciudad, a la que me debía y a la que le he fallado", así como con su "famila" que lo está "pasando mal".

Cuando políticos, jueces o policías cometen infracciones de tráfico

Tanto Guillermo Fernández Vara como Josep Lluís Carod-Rovira también fueron cazados hace algunos meses, pero en este caso sus coches oficiales sobrepasaban -a veces en mucho- los límites de velocidad establecidos. La Guardia Civil interceptó a Fernandez Vara a 170km/h, y lo achacó a la prisa a la que su agende le obliga, pero aceptó la responsabilidad. Carod-Rovira, o su chofer más bien, viajaba a 175km/h. Ambos cóferes fueron multados, los políticos, no.

El caso de José Carlos Mauricio fue especialmente sonado. El ex diputado nacional de Coalición Canaria fue interceptado por la Guardia Civil conduciendo a excesiva velocidad y sin carné de conducir, que, a pesar de asegurar a los agentes que marcharía a por él, nunca obtuvo. Su condena: 3.600 euros.

Ignacio Uriarte, diputado y líder de Nuevas Generaciones tampoco cumplió con su cometido de dar ejemplo. El presidente de las Nuevas Generaciones conducía con más del doble de la tasa permitida al volante cuando tuvo un accidente el pasado año. Dimitió como integrante de la Comisión de Seguridad Vial y se le retiró el carné.

Cuando políticos, jueces o policías cometen infracciones de tráfico

Cazadores... cazados

Aquellos que velan para que el resto cumplamos las leyes también cometen errores e ignoran aquello que se esfuerzan en hacer cumplir. Es el caso de Pere Navarro, Director General de Tráfico, fue descubierto por casualidad, y grabado en vídeo por Antena 3 conduciendo a 130 Km/h cuando el límite de velocidad en la carretera por la que circulaba era de 90 km/h. No hubo sanción, pero en caso de haberla habido, habrían sido más de 1000 euros y cuatro puntos del carné.

Un mando de los Mossos d'Escuadra fue cazado cuando circulaba por la Autovía dirección Barcelona a 191 Kilómetros por hora. El agente se identificó como policá autonómico cuando una patrulla le dio el aviso de alto. Un radar emitió la alerta tras descubrirlo a 191 km/h. El último caso de cazador cazado ocurrió en Soria. Como ya informamos aquí en MotoryRacing Claudio Argüello, capitán de la Guardia Civil y jefe del destacamento de Tráfico de Soria, conducía su vehículo a 207 km/h el pasado mes de enero cuando fue interceptado por colegas de profesión. A pesar de ello, la denuncia no fue interpuesta en el Juzgado de Instrucción número 2 de Soria y ante el Togado Militar hasta este mes de mayo.

Cuando políticos, jueces o policías cometen infracciones de tráfico

Su versión antes los agentes fue que perseguía a un fugado, a pesar de no ver coche alguno delante y de llevar las sirenas apagadas.

Incluso al juez del caso Mari Luz, Rafael Tirado, le fue retirado el permiso de conducción durante 6 meses, pagó una indemnización de 4.800 euros a un motorista al que arrolló, además de 30 euros por insultar a los policías que le practicaron la prueba. Todo ello ocurrió en 1995.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33