Registro gratuito

Porsche Carrera GT de Jerry Seinfeld, el prototipo que no se podía conducir
Porsche Carrera GT de Jerry Seinfeld, el prototipo que no se podía conducir

ClÁSICOS INDISPENSABLES

Porsche Carrera GT de Jerry Seinfeld, el prototipo que no se podía conducir

De los 18 modelos que Jerry Seinfeld subastaba solo uno no se llegó a vender, porque tiene una historia y características muy especiales.

SERGIO J. CABRERA - 13 MARZO 2016 18:27

Hace unos días Gooding and Company subastaba una buena parte de la colección personal del cómico estadounidense Jerry Seinfeld. Un gran conjunto formado por 16 Porsche clásicos y 2 Volkswagen no menos interesantes, entre los llamativos Porsche había piezas realmente raras, como el Porsche 911 Carrera RSR 3.0 IROC de 1974 o el raro Porsche 718 RSK de 1959 y el brutal Porsche 917/30 Can-Am Spyder de 1973, sin embargo, tras la subasta hubo un ejemplar que nos llamó poderosamente la atención, y que precisamente nos había pasado desapercibido cuando os informamos de la subasta de la colección, el único que precisamente no se logró vender de los 18 ejemplares.

En concreto, se trata de un Porsche Carrera GT, pero lejos de ser un ejemplar cualquiera de las cerca de 1.300 unidades que se fabricaron del modelo, este es precisamente uno de los dos únicos prototipos iniciales que la marca fabricaba para su presentación y que según la propia casa de subastas, es un ejemplar que no se puede conducir.

Y aunque es cierto que de los dos prototipos iniciales uno era un verdadero vehículo rodante, el otro simplemente era un show car destinado a permanecer estático en exposición, pero lo curioso es que el ejemplar de Jerry Seinfeld no se trata del modelo estático, sino del prototipo del Carrera GT completamente funcional y que incluso fue conducido por Walter Rorhl en París camino a su presentación en el salón francés y por los desiertos en los Estados Unidos para el vídeo de presentación del modelo, en el año 2000.

Porsche Carrera GT de Jerry Seinfeld, el prototipo que no se podía conducir

Y no se trata de que el vehículo estuviera estropeado o hubiera sufrido algún tipo de accidente antes de ser subastado, el porqué de que no pueda ser conducido es más simple. La propia Porsche no quiere.

Condiciones especiales

Una de las condiciones que la marca impuso a Jerry Seinfeld antes de venderle en 2007 el único prototipo rodante del modelo es que no podía ser conducido. Por lo que a pesar de que el modelo se encuentre al completo técnicamente, la marca retiraba la ECU para inutilizarlo, convirtiéndolo en, más que probablemente, uno de los modelos estáticos más caros del mundo.

Pero las condiciones de Porsche no acababan ahí, ya que la marca se reserva el derecho de tanteo sobre el ejemplar, es decir, su nuevo comprador se puede ver obligado a vendérselo a Porsche al precio ya pactado con Jerry Seinfeld de antemano en cualquier momento. Y habida cuenta de la importancia histórica del modelo, es lógico temer que ese día puede llegar más tarde o temprano. Por lo que a pesar de lo llamativo y raro del ejemplar, esto y la particularidad de que no pueda rodar lo convierte en un modelo poco deseable, y explica que no lograra encontrar comprador en la subasta de Gooding and Company.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS