Registro gratuito

La secreta historia del Lotus submarino de 007
La secreta historia del Lotus submarino de 007

INCREÍBLE PERO CIERTO

La secreta historia del Lotus submarino de 007

La historia del Lotus Esprit de James Bond en "La espía que me amó" parece más propia de una obra de misterio o ficción.

La secreta historia del Lotus submarino de 007

Cuando conocimos que salía a subasta el Lotus Esprit submarino de la película "La espía que me amó", no intuimos el verdadero alcance de la noticia. El mero hecho de la puesta a la venta del deportivo de 007 de por sí ya resulta una curiosidad, sobre todo teniendo en cuenta que se trata realmente de un vehículo submarino, o al menos era cuando fue construido para el rodaje de la película, sin embargo, esto y el hecho de haber conseguido un elevado precio en dicha subasta, 727 mil euros pagados por un misterioso coleccionista, solo forma parte de la superficie de la verdadera historia.

Origen

La propia crónica del vehículo ya es una gran historia en sí misma, desde la elección del modelo para la película hasta su sorprendente descubrimiento, tras permanecer desaparecido durante años, todos los elementos que la conforman parecen formar parte más de una novela de misterio que de la vida real.

La secreta historia del Lotus submarino de 007

La elección del Esprit como coche Bond no fue ni mucho menos casual, el propio Albert R. Broccoli encontró "casualmente" una unidad de pre-producción del Esprit, aparcada frente a su oficina sin emblemas identificativos. Esta unidad fue convenientemente dejada por gente de la propia Lotus, conscientes de que habían comenzado los preparativos para el rodaje de una nueva entrega de la saga 007, y conocedores de los beneficios del "product placement" pretendían convertir su nuevo modelo estrella en protagonista de las películas del agente secreto.

Para la película "La espía que me amó" Lotus fabricó dos unidades completas del Esprit, que contaban con protección especial bajo el radiador, para proteger la mecánica en las escenas de la persecución rodadas en el norte de Cerdeña y además 7 carrocerías, una de las cuales se terminó convirtiendo en el vehículo submarino que nos ocupa.

El vehículo submarino fue construido por la compañía Perry Oceanographics con sede en Riviera Beach, Florida. Contaba con 4 hélices movidas por motores eléctricos como sistema motriz y podía ser guiado por un piloto situado en el propio habitáculo, que desprovisto de los elementos del Esprit original, contaba con un solo asiento para el piloto y los distintos artilugios mecánicos necesarios para impulsarlo y gobernarlo. Una vez en el agua tenía un diámetro de giro de tan solo 6 metros, lo que nos indica la manejabilidad del aparato, aunque para facilitar muchas escenas, el equipo de rodaje contaba con unos raíles sobre los que se movía el Lotus.

La secreta historia del Lotus submarino de 007

Una vez finalizada la película, la unidad submarina, apodada "Wet Nellie" por el equipo de rodaje fue destinada como vehículo de exposición y fue presentada en diversas exhibiciones y salones del automóvil en los Estados Unidos.

Descubrimiento

El Lotus submarino terminó sus días en una unidad de almacenaje en Long Island, con un contrato pagado por anticipado para 10 años, en el que se quedó olvidada hasta que dicho contrato expiró y ante la falta de pago dicha unidad salió a subasta pública, en la que fue adjudicada por la sorprendente cifra de 100 dólares, por una pareja del lugar que desconocían el contenido de lo que estaban comprando.

Una vez que accedieron al interior y destaparon el vehículo, no reconocieron el Lotus pensando se trataba de un vehículo estropeado para el desguace, que a pesar de contar con desperfectos en el techo se encontraba en buen estado general. Y ya durante su transporte, al llevarlo remolcado, se percataron por la emisora del camión como otros camioneros reconocían el vehículo al verlo pasar, por lo que procedieron a autentificarlo y a restaurarlo convenientemente para ser exhibido en contadas ocasiones, manteniéndolo generalmente a resguardo.

Misterioso Comprador

A principios de este verano, la casa canadiense de subastas, RM Auctions, anunció la venta pública de la única unidad submarina funcional existente del Lotus para un evento en Londres a principios de septiembre. Puesta a la venta por vez primera en su historia, "Wet Nellie" paró el martillo en las 616.000 Libras Esterlinas, unos 727.568 euros al cambio actual, pagados por un misterioso coleccionista del que no trascendió dato alguno, hasta el día de hoy.

Final de ciencia ficción

Esta semana, conocíamos la impactante noticia de que el secreto comprador del Lotus submarino era ni más ni menos que el mismísimo Elon Musk, el millonario cabeza visible de Tesla y señalado por la prensa de su país como el "estereotípico villano" de las películas de Bond por sus arriesgados, altamente tecnológicos y megalómanos proyectos empresariales.

La secreta historia del Lotus submarino de 007

Sin embargo, esta sorprendente y dramática historia queda reducida a mera curiosidad cuando descubrimos su último elemento, las intenciones de Elon Musk para su nuevo juguete. Porque el millonario cofundador de PayPal, Tesla y SpaceX, lejos de ser un simple coleccionista aficionado a la famosa saga de las películas del agente secreto, tiene la intención de construir el autentico Lotus Esprit submarino. Convirtiendo lo que realmente no es más que un vehículo sumergible construido con el cascarón de un Lotus Esprit, en un vehículo totalmente funcional en tierra y agua, utilizando para ello la tecnología y elementos presentes en los modelos de Tesla.

La secreta historia del Lotus submarino de 007

Desconocemos aún los datos del desarrollo de los planes de Musk para el Lotus, pero si atendemos la trayectoria del sudafricano en todo lo que emprende es casi seguro que esta no será la última vez que "Wet Nellie" sea noticia.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS