Registro gratuito

Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón
Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón

DAKAR 2016 | MOTOS

Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón

El más listo, el más fiable, el más estratega... el piloto australiano ha sido el más completo se ha llevado la victoria en la edición 2016 del Dakar

ADRIáN GONZáLEZ - 17 ENERO 2016 10:15

Toby Price ha hecho historia. No solo por ser el primer australiano en ganar el Dakar, dato prácticamente anecdótico, sino por ser el primer ganador de la época post Marc Coma y Cyril Despres. La retirada de los dos grandes dominadores de los últimos tiempos dejaba vacío el nicho de invencibles y se habría la veda. Barreda, Gonçalves, Walkner, Viladoms, Pain, Quintanilla... y Price.

Inteligente, rápido, técnico, fiable, eficaz... en solo dos años Toby Price ha demostrado que es un piloto muy completo, con capcidades, actitudes y aptitudes propicias para ser un potencial vencedor el Dakar. También le ha acompañado la suerte y los problemas de sus principales rivales. Pero es que esto es el Dakar y no se rige por la ley del más fuerte, sino del más completo.

Tras ganar la segunda etapa, en la tercera sufrió. Acabó en el puesto 36 y parecía que las Honda, con Barreda, Benavides y Gonçalves a gran nivel, iban a dominar la carrera. Pero Price no se puso nervioso. Sabía que el Dakar era largo y que debía mantener la calma. Su estrategia era la de los campeones. Sobrevivir al inicio, atacar en el momento adecuado y mantener la mecánica.

Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón

Uyuni, clave

La incursión en Bolivia fue clave. Y no solo por el abandono de su principal rival, el gran favorito Joan Barreda, sino porque dio un golpe encima de la mesa. Dos de dos en tierras bolivianas y opositaba al Dakar. Había pasado al ataque. Cuidó la mecánica en la primera etapa maratón y en la segunda etapa pegó el hachazo que le hizo engancharse a la parte delantera de la clasificación.

Volvió a guardar en la bajada de Bolivia, sin ponerse nervioso por tener delante a Gonçalves. Solo eran un puñado de segundos. Y, tras la jornada de descanso, de nuevo al ataque. Price dominó las dunas, la arena, el fesh-fesh... fue el gran piloto en la parte verdaderamente dakariana. Y eso que en la novena especial, la neutralización en el CP2 le impidió marcar el tiempo que había conseguido en meta. No obstante, con la pérdida de tiempo, afortunada eso sí, de Gonçalves, se quedaba solo al mando, con media hora sobre Svitko y el portugués.

En las tres últimas etapas, lejos de aflojar, atacó para ganar. La mejor defensa es un buen ataque se dice en el argot futbolístico, pero se puede aplicar a este caso. No ganó pero acabó delante, dejándose apenas tres minutos con Svitko. Nada más concedió en etapas ganadas por Meo o Rodrigues. Los demás, peleándose por el podio. Él a lo suyo, a hacer historia.

Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón

Valiente, astuto y fiable

Por habilidades, por aptitudes, por actitud... recuerda y mucho a Marc Coma y Cyril Despres. Ese hambre pero sin excesos, esa inteligencia pese a la falta de experiencia, esa velocidad limitada a las exigencias del guion. Como él mismo reconocía, ha atacado "cuando hacía falta, cuando era el momento, y he cuidado la moto en las etapas maratón". Ahí se demuestra esas actitudes. La velocidad y la ambición a la hora de la ofensiva y esa inteligencia y fiabilidad a la hora de conservar la mecánica y el físico.

Unas habilidades que quizá le falten, aunque va ganando poco a poco, a Joan Barreda, rapidísimo, pero al que le falta templanza y estrategia. Es por ello que Toby Price se ha hecho con la victoria en la prueba más dura del mundo del motor. Unas habilidades que deberán ir adquiriendo los Antoine Meo, Ricky Brabec, Matthias Walkner o Iván Cervantes, menos experiementados. Eso sí, el también debutante Kevin Benavides también ha mostrado unas habilidades similares, pero las Honda, finalmente, han acabado por debajo de las KTM.

Niño prodigio con capacidad de superación

Detrás de todo gran campeón suele haber una gran historia. Superación, sacrificio, dramas... todo ello busando el éxito y mostrando pasión por el deporte, por su deporte. Toby Price nació en Singleton (Australia), el 18 de agosto de 1987. Se inició en el mundo del motocross en su país pero pronto descubrió que su veradera pasión eran las carreras off-road y de enduro.

Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón

En 2002 comenzó a aficionarse al Dakar. Se convirtió en un gran campeón de la disciplina Downunder. Ganó tres veces la prestigiosa Finke Desert Racing (2010, 2012 y 2014) y cuatro veces la Hattah Desert Race (2010, 2011, 2012 y 2014). Fue campeón de Australia de Cross Country, coronándose como uno de los pilotos más fuertes y rápidos de las Antípodas.

Solo tres años atrás, llegó el momento de superación, de drama, del que hablamos. Toby Price sufría un duro accidente que le dejaba inmóvil, con tres vértebras rotas y con una dura recuperación: operarse y arriesgarse a quedar parapléjico. El mundo se le venía encima. Había viajado a Estados Unidos para competir en el en el National Hare and Hound, un campeonato de dirt track. Un piloto le envió contra las protecciones, le envió contra el drama.

Fugaz éxito en el Dakar

Finalmente, decidió operarse y le salió bien. Su capacidad de superación le llevó, dos años después al Dakar. "Estaría feliz acabando en el top 15", decía al inicio de su primera participación. Y toma, tercero. Un debut idílico. KTM se fijó en él desde el primer momento. No quiso dejar de contar con un piloto rapidísimo, dominador de las pruebas off-road de Australia. El octavo puesto en el Rally de Marruecos 2014 acabó de convencer a la estructura austriaca, en plena regeneración tras el rumor de la marcha de Marc Coma, como finalmente se produjo.

Dakar 2016 | Toby Price, capacidades y actitudes de campeón

Pese a haber tenido muchos percances y caídas en el pasado, no obstante proviene de competiciones extremas, en las que los accidentes son muy habituales, Price apenas ha tenido caídas o problemas físicos en las dos ediciones del Dakar que ha disputado. Esa ha sido su principal arma, precisamente, la fiabilidad.

Así pues, un campeón no solo del presente, sino del futuro. Sus cualidades, sus habilidades, sus aptitudes... tiene todo para ser un dominador del Dakar 2016 aunque, eso sí, deberá confirmarse y no confiarse. Mejorar año a año porque sus rivales sin duda que también lo harán. Dos años, un podio y una victoria. ¿Quién da más?

Fotos: GettyImages, Dakar/DPPI y Hattah Desert Race.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS