Registro gratuito

Pablo Quintanilla sueña con ganar el Dakar y lo ve posible
Pablo Quintanilla sueña con ganar el Dakar y lo ve posible

DAKAR 2016 | MOTOS

Pablo Quintanilla sueña con ganar el Dakar y lo ve posible

"Con esta moto se puede ganar el Dakar", confirma el chileno sobre su Husqvarna.

ADRIáN GONZáLEZ - 17 DICIEMBRE 2015 11:05

"Todos los días sueño con ganar el Dakar". Pablo Quintanilla fue uno de los pilotos revelación de la pasada edición del Rally Dakar y ya sueña con, en su cuarta participación, ganar la prueba. Con una fiable KTM sorprendió a grandes pilotos y se coló cuarto en la general, peleando por el podio con Toby Price. Ahora, con cambio de marca en su motocicleta, intentará asaltar el podio del Dakar 2016.

Eso sí, un cambio que no ha sido tan drástico. El propio piloto ha confirmado que no se lo pensó dos veces al cambiar la KTM por la Husqvarna. "Es un equipo nuevo pero pertenece al grupo KTM. El jefe de equipo es Alex Doninger, el mismo que tuve en KTM", lo cual le animó a realizar el cambio hacia una estructura satélite de la marca austriaca. "Es la misma moto que he utilizado todo el año, eso me ha generado tranquilidad y confianza", confesó en una entrevista al medio chileno La Tercera.

A Quintanilla no le preocupa que ya no corra con una KTM. "El material de la moto, en el diseño, se trabaja en conjunto con KTM, por lo tanto son idénticas, sólo cambian algunas piezas y algunos colores que definen a las dos marcas", explica sobre su Husqvarna 450 Rally. El jefe del equipo, Doninger, confirma que la intención es "potenciar Husqvarna para que vaya a pelear un podio en el Dakar", por lo que cualquier mejora en KTM también se aplicará a esta marca.

Pablo Quintanilla sueña con ganar el Dakar y lo ve posible

Piloto número 1 de Husqvarna

El chileno ha cuajado una gran temporada, ensombrecida por la caída en el Rally de Marruecos, que le impidió pelear con Walkner por el Mundial. Además de imponerse en la prueba de casa, el Rally de Chile, y acabó quinto el Mundial de Cross Country. "Fue como un sueño", reconoce y eso que se lo tomó como "aprendizaje" hasta verse peleando por el campeonato hasta el final. "Por el año que tuve, soy el piloto número uno", confirma Quintanilla. Dentro del equipo, será el jefe de filas único: "Tengo libre opción de hacer mi carrera, no tengo órdenes de equipo".

La operación, tras la caída en Marruecos, no parece haber afectado en exceso a su preparación para el Dakar. "Me siento cómodo, con el físico al ciento por ciento, sobre la moto tengo cada vez menos molestias. Estoy andando a mi ritmo, a mi nivel", confirma con optimismo tras haber cumplido al 100% los plazos de recuperación de la fractura en el pulgar izquierdo.

Sobre el recorrido de la presente edición, afirma que el desierto y las dunas incluídas este año, en Fiambalá o Belén, sobre todo, es muy diferente a Atacama. El hecho de que la carrera no pase por Chile será una desventaja no solo para Quintanilla, sino para todos los pilotos locales. "A mí también me acomoda más el terreno abierto, el fuera de pista roto me gusta", afirma pese a la ausencia de desierto en su más pura esencia.

Finalmente, reconoció, como suelen hacer todos, que Marc Coma estaba "un peldaño por encima del resto". Pero ahora, la carrera se abre más y Quintanilla ve a cinco o seis pilotos con opciones de ganar. "Va a ser más complicada, más difícil en la navegación. El que se va a quedar con el trofeo va a ser quien cometa menos errores", explicando sus claves. "Con esta moto se puede ganar el Dakar", admite sobre su Husqvarna. Optimista, al verse prácticamente con la misma arma que pilotos como Price, Viladoms, Laia Sanz o Walkner.

Fotos: Husqvarna Motorcycles.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS