Registro gratuito

Arreglemos... NASCAR
Arreglemos... NASCAR

ARREGLEMOS

Arreglemos... NASCAR

El capítulo #2 de "Arreglemos" es para NASCAR, la competición de motor #1 en USA.

DAN ARNETS - 07 JUNIO 2017 23:00

La National Association for Stock Car Auto Racing (Asociación nacional para carreras de coches de fábrica) lleva más de sesenta años en marcha y con el tiempo han conseguido ser el deporte de motor más visto en los Estados Unidos de América pero eso no la libra de haber cometido errores en el pasado e incluso ahora mismo. En Arreglemos queremos que NASCAR sea mejor que nunca y que de paso recupere esas audiencias de antaño que hacían que más de cincuenta coches se presentaran a casi cada ronda para intentar adjudicarse alguna de las 43 plazas en juego por aquel entonces. Que hoy día la parrilla normal sea de 40 coches y que rara vez se presenten más de esos dice muy poco a favor de la competición que transformaba pueblos en ciudades durante más de treinta fines de semana al año.

Empecemos por el coche, la base de la competición. Aunque en 2012 pasaron a la inyección electrónica es necesario modernizar más los actuales motores V8 pushrod de 16 válvulas y casi seis litros de cubicaje. Para representar mejor al público sería interesante pasar a 32 válvulas y reducir el cubicaje a cinco litros. Aunque el motor no esté basado en uno de calle siempre es positivo saber que tu marca preferida puede hacer un motor V8 32v de alto rendimiento capaz de funcionar al límite. Otra modificación que se podría dar al coche es la obligatoriedad de parecerse en dimensiones al modelo que representa. Dejando un margen proporcional de unos pocos centímetros porque no dejarían ser jaulas antivuelco carrozadas pero sería interesante ver si una marca estaría dispuesta a retocar la distancia entre ejes o la anchura de un turismo para llevarse el campeonato. Un último apunto sobre la mecánica es que debería haber un mínimo de altura libre al suelo para reducir el agarre y que los coches se parezcan más a los vehículos de calle.

Pasamos a la competición y desde hace años existe una queja alta y clara por parte de muchos fans: los pilotos de la máxima categoría deberían tener menos protagonismo en categorías inferiores, es imposible destacar cuando te enfrentas a un puñado de veteranos de élite a diario. En NASCAR existe la extraña costumbre de que algunos pilotos corren hasta tres categorías en un mismo fin de semana para maximizar el tiempo en pista o simplemente ganar más dinero. ¿Os imagináis a Andrea Dovizioso visitando Moto2 o a Kimi Raikkonen en F2? Eso en NASCAR es una constante salvo cuando las categorías corren en escenarios geográficamente separados. Una buena manera de reducir esa influencia podría ser el limitar el número de carreras por año que un piloto de máxima categoría podría hacer y diez podría ser un buen número. Algo más sobre las clases inferiores es que el pasar a un motor V6 o incluso V6 turbo podría ser bueno para el campeonato en general ya que daría mayor sensación de exclusividad a las Cup series, la clase reina.

Un problema que cada vez pasa más a menudo durante las carreras es que la competición se para en seco por cada percance, con algunos a veces dejándonos la vuelta final a medias. Aunque no sería igual de emocionante sería muy positivo que hubiera unas 2-3 metas por vuelta (parciales) claramente visibles para que los pilotos pudieran competir unos pocos metros más en vez de neutralizarse al segundo. Si los pilotos están en el segundo parcial y el accidente ha ocurrido en el primero la organización podría hacer que la carrera acabará en el tercer parcial en vez de parar ipso facto. Hace bastantes años los pilotos competían hasta completar la vuelta en la que estaban, lo cual era muy peligroso si el accidente había ocurrido pocos metros después, pero la creación de esos parciales-meta podría ser un genial punto intermedio entre la seguridad y el espectáculo.

En el siguiente punto seguro que algunos me diréis que peco de europeo pero sobran ciertos óvalos y no porque sean óvalos, es que hay algunos muy muy parecidos (Atlanta-Charlotte-Texas). Eliminar un puñado de rondas existentes y sustituirlas por circuitos tradicionales y algún óvalo distinto haría una temporada más dinámica sin romper completamente el espíritu del campeonato. Entiendo que parte del problema con la asignación de rondas es que NASCAR es propietaria de muchísimas pistas y les resulta mejor correr en sus propias sedes pero el público quiere variedad.

Lo último a solucionar es un aspecto doble relacionado con cómo se decide el título. Lo primero sería reducir el puntuar al top25 o incluso el top20. Es bueno que todos los pilotos reciban premio económico aún siendo últimos pero a nivel de competición carece de sentido que todos sumen puntos. ¿Carrera semi-aburrida delante? Hora de mirar posiciones intermedias o traseras para verles pelear por ese solitario punto. Mejor televisión es más dinero. ¿Cómo solucionar un campeonato de 36 carreras sin matar de aburrimiento al personal? Playoff de doce carreras para los quince primeros. Tras un minicampeonato de seis carreras el top8 accede al minicampeonato final. Sería una buena mezcla entre minicampeonato apretado en puntos pero sin ser estúpidamente corto.

Hasta aquí el segundo episodio de Arreglemos. NASCAR es emocionante tal y como es pero es más que obvio que necesita cambios si quiere mantenerse fresca. Me he dejado cosas en el tintero (la obligatoriedad de tener que ensamblar coches en USA) pero con estos detalles relativamente menores seguro quizá se podría revertir esta tendencia a la baja que lleva marcando el devenir de las categorías más influyentes de las carreras en óvalo. ¡Me encanta pero puede mejorar!

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33