Registro gratuito

Chris Ingram se sube al Peugeot 205 T16
Chris Ingram se sube al Peugeot 205 T16

TEST HISTÓRICO

Chris Ingram se sube al Peugeot 205 T16

El británico, piloto de Peugeot UK, ha podido probar uno de los vehículos con más éxitos de la marca francesa.

FERNANDO SANCHO - 25 FEBRERO 2015 17:58

Chris Ingram se sube al Peugeot 205 T16

El pasado sábado se celebró el 30 aniversario de la inolvidable victoria del Peugeot 206 T15 en el Campeonato del Mundo de Rallies. Con motivo de este ocasión tan importante para el fabricante, Peugeot UK organizó una jornada de test con este vehículo. El piloto como no podía ser de otra forma fue Chris Ingram, el niño mimado de la delegación británica de la marca. Además, el joven piloto tuvo la oportunidad de tener una charla de lo más instructiva con Ari Vatanen, el piloto que hizo posible esta celebración. Luego se puso a los mandos de este histórico vehículo.

Como es lógico, Chris Ingram se mostraba entusiasmado con esta jornada organizada por Peugeot UK. En palabras del propio piloto fue como un sueño para cualquier piloto de rallies. A pesar de que esta victoria llegó 10 años antes del nacimiento de Chris Ingram, el piloto se mostraba muy concienciado de lo que representa el 206 T15 en la historia de la marca, así como en una de las generaciones más doradas del World Rally Car con la presencia de los Grupo B. Además, fue más especial puesto que Chris Ingram debutaba sobre un vehículo 4WD. No está mal debutar en un vehículo así.

Sensaciones mágicas

Con respecto a su conversación, Chris Ingram contaba: "Tanto Ari como Kevin Furber me alertaron de la potencia de este vehículo. Ari Vatanen se acercó y abrió la puerta para mí. Le pedí algunos consejos y él no me dijo nada técnico. Sólo me dijo que disfrutase del coche, ya que iba a ser una experiencia simplemente fantástica. La multitud fue enorme alrededor del pequeño Peugeot. Seguro que para todos esos aficionados fue especial y les trajo un montón de recuerdos ver reunirse a Ari Vatanen con este vehículo".

Preguntando por las sensaciones a los mandos del Peugeot 205 T16, Chris Ingram era muy claro: "Sonaba brutal y sin dirección asistida pensaba que sería una lucha para conseguir girar. Sin embargo, era muy cómodo en carretera. Estaba deseando encontrarme con un tramo recto de carretera para poder sentir el impulso del turbo. Era salvaje. Nunca me sentí de esta forma y nunca he estado pilotando un coche tan brutal como este. Fue una experiencia de pilotaje que no voy a olvidar en la vida".

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS